LEONARDO DA VINCI: TRES LIBROS RECOMENDADOS PARA CONOCER AL HOMBRE DETRÁS DEL GENIO




El día de hoy quiero compartir en este post, los títulos de tres libros que considero básicos para conocer la figura siempre enigmática del artista florentino Leonardo da Vinci. Estos libros me gustan porque nos permiten tener una visión distinta del polímata que va más allá de la imagen divinizada del genio renacentista, sino que nos hablan de Leonardo da Vinci el hombre, el hijo ilegítimo, iletrado, bipolar, con déficit de atención, homosexual, casto desde los 24 años hasta su muerte, zurdo y vegetariano.

Estos libros son los propios Cuadernos de notas que Leonardo da Vinci escribió en vida;  Las vidas de los más excelentes pintores, escultores y arquitectos de Giorgio Vasari, escrito en 1550; y Leonardo da Vinci. La biografía del biógrafo estadounidense Walter Isaacson.

CUADERNOS DE NOTAS DE LEONARDO DA VINCI



El texto tiene diversos tratados, notas y dibujos desde los temas que más apasionaban a Da Vinci como el arte, arquitectura, ciencia, filosofía, así como su observación de los animales, algunos textos curiosos como refranes, adivinanzas, chistes o profecías.

El libro no fue elaborado como un volumen elaborado sino que fueron textos recopilados luego de la muerte de Da Vinci. Muchas de las páginas fueron escritas en 1508 en idioma italiano y escrito con la característica «escritura de espejo» que es ir de derecha a izquierda. La obra de Leonardo da Vinci es vasta y tiene más de siete mil páginas.


LAS VIDAS DE LOS MÁS EXCELENTES PINTORES DE GIORGIO VASARI



Giorgio Vasari (1511-1574) fue un arquitecto, pintor y escritor italiano, es considerado uno de los primeros historiadores del arte, es célebre por sus biografías de artistas italianos, colección de datos, anécdotas, leyendas y curiosidades recogidas en su libro Las vidas de los más excelentes pintores, escultores y arquitectos (1550). Entre los 26 artistas retratados se encuentran Giotto; Sandro Botticelli; Andrea Berrocchio; Rafael; Miguel Angel y por supuesto, Leonardo da Vinci.  Se le atribuye el haber acuñado el término Renacimiento.

Vasari admira a Leonardo da Vinci, hombre que no conoció (cuando Da Vinci murió él tenía ocho años) pero que supo de él por los testimonios de sus discípulos, mecenas y contratistas. Además, él mismo poseyó varios dibujos del genio. En su tiempo, la reputación de Leonardo traspasaba fronteras y él muestra esta condición de estrella divinizando al maestro.

En su libro Vasari describe a Leonardo como un hombre bello, atlético, y fuerte (dice que “podía doblar una herradura como si fuese plomo”), de buen vestir y muy afable y amable, con quien todos gustaban hablar. Sobre su talento nos dice:

“Los cielos suelen derramar sus más ricos dones sobre los seres humanos -muchas veces naturalmente, y acaso sobrenaturalmente-, pero, con pródiga abundancia, suelen otorgar a un solo individuo belleza, gracia e ingenio, de suerte que, haga lo que haga, toda acción suya es tan divina, que deja atrás a las de los demás hombres, lo cual demuestra claramente que obra por un don de Dios y no por adquisición de arte humano”.

Pero no todo era gracia y dones en Leonardo, Vasari admite que “Hubiera obtenido grandes beneficios de sus estudios de ciencias y letras si no hubiese sido caprichoso y voluble, pues comenzaba a estudiar muchas cosas y luego las abandonaba”.  También dice: “Obraba mucho más de palabra que de hecho” y el Papa León X, al contratarlo y ver cómo trabajaba, dijo una vez: “Este hombre jamás hará nada, pues comienza por pensar en el fin de la obra antes de comenzarla”. Como anécdota nos cuenta su amor por los animales, sobre todo por los caballos y las aves. Cuenta que a veces, cuando pasaba por el mercado, compraba aves a los comerciantes solo para liberarlos de su jaula y dejarlos volar. También nos cuenta las peripecias que pasó para pintar La última cena y cómo el rey de Francia al verla, quiso levantar la pared para llevársela a su país. Nos habla de cómo concibió la Mona Lisa y demás obras, muchas de ellas no terminadas o perdidas; de sus peleas con Miguel Ángel, entre otras historias.

LEONARDO DA VINCI. LA BIOGRAFÍA DE WALTER ISAACSON



Walter Isaacson (1952) es un periodista, escritor y biógrafo estadounidense. Ha escrito diversas obras biográficas como la dedicada a los políticos de los Estados Unidos, Henry Kissinger (1922) y Benjamin Franklin; al científico Albert Einstein; al innovador Steve Jobs y recientemente al genio Leonardo da Vinci.

Esta obra publicada en el 2017 nos da una visión distinta del Leonardo da Vinci, más que un genio, Da Vinci fue un hombre extremadamente curioso, gran observador y con una imaginación sin límites. Para el autor, el secreto de la genialidad de Da Vinci fue la intersección o combinación que hizo del arte y la ciencia, es decir, de las humanidades y la tecnología, esto, para Isaacson, “continúa siendo la regla de oro de la innovación”.

El autor nos hace un retrato mucho más humano sobre Da Vinc, es más, trata de quitarle ese halo de divinidad que le dio Vasari pero sin negar su genialidad. Isaacson nos dice:

“Aunque la mayoría de sus contemporáneos lo considerasen amistoso y afable, Leonardo se muestra a veces oscuro y angustiado. Sus cuadernos y dibujos ofrecen una ventana a su mente febril, imaginativa, maniaca y, en ocasiones, exaltada. Si hubiera sido un estudiante de principios del siglo XXI, podrían haberle recetado medicamentos para aliviar sus cambios de humor y su trastorno de déficit de atención”.

Y lo describe como un “bastardo, homosexual, vegetariano, zurdo, distraído y, a veces, herético”. Como escribió el crítico de arte neoyorquino Adam Gopnik, «Leonardo sigue siendo un bicho raro, rarísimo, y punto».

También nos narra anécdotas del artista, por ejemplo, extrañas rutinas como hacer cada día una lista de las cosas que quería hacer o aprender. En sus notas, él se pregunta por ejemplo ¿por qué el cielo es azul?, cómo es la lengua de un pájaro carpintero y cómo hacer para dibujarlo? O ¿Por qué bostezamos? Preguntas que incluso en pleno siglo XXI, con personas con educación superior, no conocen la respuesta.

PLUS: HOJA DE VIDA DE LEONARDO DA VINCI ESCRITO POR ÉL MISMO

Y como un extra, les recomiendo leer la carta que Leonardo da Vinci le escribió al duque de Milán, Ludovico Sforza, para conseguir trabajo. Esta carta fue escrita en 1482, cuando Leonardo tenía treinta años, era una especie de Hoja de vida del siglo XV, en la que vemos de primera mano, como el maestro se describe. Lo curioso es que de los once párrafos que tiene el texto, el artista se muestra como un ingeniero (capaz de cambiar el surco de los ríos o levantar puentes), como un ingeniero militar (capaz de fabricar bombas, cañones, vehículos) y arquitecto. Sólo en el último, Da Vinci se describe como un pintor y lo hace además, sin darle mayor importancia. Dice: “También puedo ejecutar esculturas en mármol, bronce y arcilla, y pinturas, en la cual mi trabajo aguanta la comparación con cualquier otro, quienquiera que sea”.


Los animo pues a leer estas obras y si alguno ya las leyó o quisiera recomendar otras obras pues sería genial que las dejen en los comentarios. Gracias por su lectura.