LA TEORÍA CREACIONISTA VS. LA TEORÍA DE LA EVOLUCIÓN



Por Percy Taira

Cuando el naturalista inglés Charles Darwin presentó su Origen de las Especies muchos de sus colegas científicos y demás académicos no lo aceptaron e incluso lo rechazaron. Es más, hasta esos días del siglo XIX, la religión, la palabra de la Iglesia Católica, por ejemplo, o de la Biblia, eran todavía consideradas como la verdad (científica) absoluta. El hecho que alguien dijera que el hombre provenía de los monos, no iba de acorde a esas enseñanzas. El hombre era creado a imagen y semejanza de Dios, y Dios no es un mono.

Sin embargo, la Teoría de la Evolución de Darwin, logró captar adeptos, y logró ubicarse como la Verdad entre sus colegas, en cuanto a los orígenes del hombre. Con esto, la ciencia, en muchos otros campos deribados de eso como la arqueología, la antropología, la geología, la biología, la zoología, y demás, comenzó su máxima división con la religión. Hoy sería una locura pensar que Darwin se equivocó y que el hombre efectivamente, tal como lo dice la Teoría Creacionista, fue creado del barro por Dios, tal como es difícil creer hoy en día, que la Tierra es plana y no redonda.

No obstante, en la actualidad, como recordando aquellos tiempos pasados, aún existen personas que defienden la llamada Teoría Creacionista. Es más, en algunas escuelas de los Estados Unidos, esta teoría se enseña a la par con la Teoría darwiniana. Pero en qué se basan ¿Cómo puede ser posible que en la actualidad, haya gente que niegue la evolución?

Los creacionistas

Como hemos dicho líneas arriba, la mayoría de los creacionistas toman como verdaderas lo contado por la Biblia, incluso, o principalmente, la parte temporal de ella. Es decir, la historia, es contada por los relatos y sucesos que suceden en la Biblia, tales como Adán y Eva, el Diluvio, el Arca de Noé, etcétera. Por ello consideran, según cálculos e interpretaciones hechos por sus estudiosos, que nuestro planeta Tierra tiene 6 mil años de antigüedad y no 4,470 millones de años, como actualmente se estima.

Fue entonces que el hombre fue creado junto con todo ser viviente que hoy habita en el planeta. Tal y como lo conocemos ahora, tal y como ingresaron, podríamos decir, en el Arca de Noé. El hombre es hombre desde siempre, no hubo un Homo Sapiens Sapiens, detrás de él o un Australopithecus africanus  tras él, y la lagartija es lagartija desde siempre, y el ave es ave, ninguno de ellos vino de un dinosaurio, y ningunos de todos estos animales humanos o no humanos, vino de una célula o renacuajo del mar.

Pero ¿y los dinosaurios? ¿Qué hay de los fósiles? Pues bien, hay algunos creacionistas que creen que estos restos fósiles encontrados en todo el mundo, son falsos. Que fueron plantados allí por el demonio para confundir a las personas, incluso, son tan perfectos que engañan en la edad y antigüedad que tienen. Por otro lado, hay quienes creen que sí son ciertos, pero que no tienen la antigüedad que tienen, si no que se trata de dinosaurios reales, animales que aún conviven entre nosotros (algunos se basan en las criaturas de la criptozoología para apoyar su creencia).

Por otro lado ¿si no hay evolución, hay extinción? Esto es distinto, no existe evolución pues todo fue creado tal cual por Dios, pero sí existe la extinción, pero esta es divina, no por una cuestión de vida y muerte de una especie específica, luego de llegar al culmen de su evolución, sino porque Dios así lo quiere.

La posición de los creacionistas

Como se sabe, el método científico está basado en la colección de datos a través de la observación y la experimentación. Además, debe ser comprobable y repetible. 

Pues bien, los creacionistas se preguntan, qué pruebas hay de que la Tierra tenga 4 mil millones de años o que por ejemplo, que los seres humanos, provengamos de una raza distinta de simios de hace 4 millones de años (Recordemos que aún se debate el tema del llamado "Eslabón perdido", es decir, ese resto fósil que nos une con los simios y que aún no ha sido encontrado).

Es decir, para los creacionistas, no se les puede criticar a ellos de creer en algo que no se puede ver, si tampoco se han dado pruebas físicas suficientes para decir que la Tierra tiene tal edad o que el hombre desciende efectivamente del mono. ¿Por qué del mono?, se preguntan, ¿por qué no de otro mamífero, como un koala o un ratón? Por supuesto, es menos aceptable que todos estos tengan como base común, los peces.

También señalan que si la Teoría de la Evolución es cierta, por qué no se ha repetido esto con otras especies. Es decir, por qué en todos estos años de evolución, siguiendo la línea temporal de los evolucionistas ¿por qué no hay otros "seres humanos" que hayan evolucionado de un tigre, un lagarto o un pez? ¿Por qué solo evolucionó el mono? Curiosamente, los científicos creyentes en la Teoría de la Evolución tampoco tienen una respuesta para esto, y dan como argumento la llamada "selección natural", que para muchos no es más que "suerte". Por supuesto, para los creacionistas, la suerte no existe, sino que todo fue hecho basándose en lo que ellos llaman Diseño inteligente, es decir, que hubo "alguien" inteligente detrás de toda creación.

Para los creacionistas, lo que se puede probar es la adaptación de las especies, es decir, de que un ave por el clima o por la región, se adapte a ella (tiene el pico más pequeño o tiene las alas más grandes) pero no se puede probar, una evolución, propiamente dicha, es decir, un cambio de género, es decir, que un perro con el tiempo, se vuelva gato. Según ellos, cómo es posible que un mono se convierta en otra especie, en un ser humano.


Tú Verdad, Mi Verdad

Para los críticos de los creacionistas consideran que sus preguntas no hacen más que intentar tomar una creencia imposible para hacerla que encaje con su visión de verdad. 

Es decir, su primera Verdad es que Dios creó la Tierra y la vida, por ello, todo lo demás, debe encajar con eso, incluso, teorías como la Evolución. Como hemos dicho, esto no es nuevo, Darwin tuvo que enfrentarse al mismo tipo de creyentes para que su teoría fuera aprobada y aceptada, y lo fue, pero pasados los siglos, esto se olvidó y como una rueda, hemos vuelto a lo mismo.

Curiosamente, los creacionistas, que sostienen que nada de lo que dicen los evolucionistas puede ser probado (porque son cosas que han pasado millones de años atrás) y no puede verse actualmente en ninguna especie animal, basan todas sus creencias en la palabra escrita de un texto como la Biblia y en la intervención de un ser superior como Dios. Por supuesto, muchos religiosos y estudiosos de este texto religioso, han dicho en más de una ocasión que sobre todo, el Antiguo Testamento, no puede ser considerado como una verdad absoluta o histórica, sino que debe ser interpretado. Y el hecho de decir que Dios creó todo lo existente forma parte de la mitología de nuestro tiempo, es algo igualmente imposible de probar (¿por qué Dios y no Zeus?).

Si bien la posición de los creacionistas resulta ser muy polémica para muchos, tiene una gran cantidad de seguidores sobre todo en los Estados Unidos. Según Wikipedia, un 47% de estadounidenses comparten esta teoría, y casi el 10% de universidades cristianas dictan esta creencia entre sus aulas. Como vemos, no es poca cosa, hablamos de ciudadanos de una de las potencias más importantes e influyentes de nuestro planeta.  

Ahora bien, los creacionistas no son los únicos que creen en una visión alternativa a la Teoría de la Evolución, existen también aquellos que han reemplazado la intervención divina, por la intervención de seres extraterrestres, pero eso deberá ser tratado en otro post.


Acá les dejo un video para aquellos lectores que quizá, les pueda parecer muy complejo este tema. Una forma más relax de ver este asunto. Es del canal de YouTube SoyDanielaBos.







Lee GRATIS la nueva novela de fantasía: La Dama Roja de Percy Taira

LEE Y/O DESCARGA GRATIS MI NUEVA NOVELA

LA DAMA ROJA, RELATOS DEL IMPERIO DE QUDOR