ANDREW DANZIGER: EL EX PILOTO DE BARACK OBAMA Y SU INCREÍBLE ENCUENTRO CON UN OVNI

Andrew Danziger junto con el presidente Barack Obama.


Por Percy Taira

Andrew Danziger, piloto del presidente Barack Obama en el 2008, escribió el 7 de abril de este año, en el New York Daily News, un artículo sobre un increíble avistamiento ovni que tuvo en 1989.

En el artículo titulado "Do pilots believe in UFOs? Many of them do and here is my close encounter story" (¿Creen los pilotos en Ovnis? Muchos de ellos sí y esta es mi historia de encuentro cercano), Danziger, cuenta su increíble experiencia con un Ovni.

Encuentro cercano

El hecho ocurrió el 10 de abril de 1989. Danziger era un primer oficial de una aerolínea a nivel regional. Eran las 8 de la noche cuando el piloto despegó de Kansas City para dirigirse a Waterloo, Iowa.

Según cuenta en su relato, aquella era una "noche bella, con una luna llena, y el cielo despejado, con temperatura primaveral. La previsión del tiempo para Waterloo era agradable con cielo despejado y visibilidad limitada".

Ya en pleno vuelo, cuando se encontraba a unos 15 mil pies de altura dirigiéndose a Waterloo, ocurrió lo extraño.

"Había tenues nubes finas alrededor de nosotros iluminados por la luz de la luna llena que brillaba a través de la ventana del capitán (Bruce), a nuestra izquierda. A pesar de la presencia de estas nubes tenues claramente visibles por todas partes, nosotros no estábamos volando a través de ellas. También había un disco blanco apenas visible a través de esas nubes, justo a nuestro lado derecho".

Danziger sostiene que le comentó sobre esta visión al capitán Bruce, y este le dijo que "había visto el mismo objeto desde que despegaron".

¿Qué era aquella luz?

El ex piloto de Barack Obama asegura que buscaron la fuente de aquella extraña luz, tanto en las luces propias del avión, o de algún otro objeto reconocible en el cielo como de alguna proyección que viniera de Tierra y no encontraron nada.

"El capitán y yo habíamos acumulado muchos años volando y estábamos acostumbrados a ver (de día y noche) todo tipo de avión, dirigible no rígido, globo de aire caliente, satélites y aves. Pero ninguno de nosotros tenía idea de lo que podría ser ese disco".

Luego del fallido reconocimiento, el avión se mantuvo 20 o 30 minutos en su altitud de crucero, y en todo ese tiempo, los pilotos observaron el disco blanco apenas visible a través de las nubes. Según Danziger, ambos perdieron de vista por un minuto el objeto pero cuando dirigieron la vista nuevamente al exterior del avión lo que vieron les dejó helados: en vez del disco, vieron una enorme y brillante bola roja.

"Yo le grité a Bruce '¡Mier...!'. Él inmediatamente miró por la ventana y por encima de las nubles, donde había estado el disco blanco, ahora estaba una gigante bola roja. Era grande y luminosa y se mantuvo allí por encima de las nubes. La luz no era lo suficientemente brillante para iluminarnos, pero esa luz roja era igual de brillante".

Danziger asegura que al ver ese objeto se quedaron en completo silencio, como aturdidos. Luego notaron que aquella esfera volaba junto con ellos, de manera paralela como si los estuviera siguiendo. Aseguran que el objeto no se encontraba en curso de colisión.

El objeto desaparece

Sin embargo, cuando el avión llegó al aeropuerto de Waterloo la aeronave comenzó con el descenso, y para su sorpresa, aquella bola gigante roja comenzó a descender junto con ellos.

"Perdimos altitud lentamente alrededor de los 13 mil pies, la esfera brillante comenzó también a descender de manera gradual. Pero poco a poco, comenzó a desaparecer detrás de las nubes tenues. En unos 30 segundos, como una puesta de sol, pero no tan brillante, desapareció detrás de las nubes. En el instante en que desapareció totalmente, cientos de luces comenzaron a parpadear desde dentro de las nubes".

Cuenta Danziger que continuaron viendo esa luz detrás de las nubes hasta que pareció como si se extendiera hasta partirse lentamente, en dos mitades dejando un hilo de luz más delgado en el medio (como cuando se estira un chicle por ambos lados). Luego, todo el "escenario" que los siguió durante esos 40 minutos de vuelo: las luces, las nubes finas, todo aquello desapareció de pronto. "No había ni una nube en el cielo. Sólo la luna llena se quedó afuera a nuestra izquierda".


Tráfico de Kansas no detectó el ovni

Una vez visto esto, los pilotos se quedaron sin palabras y luego, discutieron si debían informar o no a las autoridades competentes sobre lo que habían visto. Decidieron hacerlo.

"Después de unos minutos cogí la radio y pregunté al controlador de Kansas City si tenían algo en el radar. 'No, nada más que ustedes' fue la respuesta. 'No, no en este momento, pero hace un par de minutos, a nuestra una o dos horas', le contesté. 'No', repitió. 'Es una noche lenta. Tengo todo el sector entre Kansas City y Waterloo y usted es todo que ha estado en ella durante la última hora'. Bruce y yo apenas y nos miramos, estábamos atónitos. '¿Así que dice que en los últimos 40 minutos no tuvo ningún tráfico en absoluto en nuestra uno o dos?', pregunté. 'No señor, no a su uno o dos, no en cualquier lugar, usted es todo lo que hay', nos aseguró".


Llaman al "Centro nacional de reportes OVNI"

Un minuto después, el controlador de la radio se comunicó con la nave y preguntó si quisieran reportar un OVNI.Danziger y Bruce se vieron unos segundos y después tomaron la decisión de hacerlo. Luego el controlador les dio un número y les pidió que llamaran allí una vez que aterrizaran. El número era del "Centro nacional de reportes OVNI" (NUFORC por sus siglas en inglés).

Cuenta Danziger.

"En ese tiempo no sabía que existía tal lugar, pero ellos recogen llamadas de pilotos y controladores de tráfico. Bruce le dijo a la persona al otro lado de la línea que quería reportar un Ovni. Nosotros fuimos entrevistados de manera separada, primero el capitán y luego yo. Cuando mi entrevista terminó el hombre al otro lado de la línea nos dijo que nosotros nunca hemos escuchado sobre él y que nunca hemos recibido información adicional de parte de él. Este fue el primero y único contacto que tuvimos luego del avistamiento".

Sin embargo, Danziger, no se quedó con esta advertencia y se animó a preguntar a la persona que lo interrogaba, si estaba loco o si alguien más había reportado algo parecido a lo que ellos vieron. "Oh no, ustedes no están locos en absoluto", le respondió. "Es algo muy similar a lo que han reportado varios pilotos muchas veces".

Danziger asegura que luego oyó de otros pilotos y pudo vivir experiencias similares relacionados con el fenómeno ovni durante toda su carrera y asegura que muchos de ellos están convencidos de que el fenómeno es real y que sería de origen extraterrestre.

"No voy decir que practicamente todos los pilotos creen en los ovnis, en hombrecitos verdes, encuentros cercanos, secuestros alienígenas... no tanto, pero con miles de millones de estrellas y trillones de planetas allí afuera, lo tienes que creer, y casi todos nosotros, lo creen".

En una entrevista reciente, Danziger, señaló que no sabe si los pasajeros vieron también al disco blanco o a la gran esfera roja. Así mismo señaló que ha recibido diversos comentarios por parte de sus colegas, entre ellos, los que le dicen que esperan que con su artículo y su exposición mediática, el tema de los encuentros de los pilotos con los ovnis salga a la luz.


Andrew Danziger es un veterano piloto con 28 años de experiencia, voló aeronaves en turbohélices y aviones Boeing. Él era un capitán internacional 757/767 durante los últimos 14 años. Se ha desempeñado como instructor de una escuela de aeronaves y fue uno de los pilotos para volar Barack Obama durante su campaña presidencial de 2008 .


Acá una entrevista televisiva en la que cuenta su testimonio


No hay comentarios:

ENCUESTA: ¿Cuál es tu tema de misterio favorito? Ovnis o fantasmas. Participa de nuestra encuesta.