EL DESCUBRIMIENTO DEL TIBURÓN O PEZ SIERRA




Para muchos ya no hay nada nuevo qué descubrir sobre la Tierra, sin embargo, es noticia diaria que de vez en cuando, nuevas especies son descubiertas intrigándonos cada vez más con sus extrañas formas, apariencias y modos de supervivencia.

Uno de los casos más emblemáticos fue el ocurrido en enero de 1933, cuando el navegante Mitchell Hedges, en el mar de Panamá logró la captura del llamado Tiburón Sierra o Pez Sierra una especie nunca antes conocida que debe su nombre a la curiosa forma aserrada de su nariz. El escualo medía al momento de su captura 9 metros y medio de longitud y pesaba más de 2,500 kilos.

Pero eso no fue lo más curioso de su captura, pues resulta que al parecer, este animal era ya conocio por diversas culturas de la antigüedad, entre ellas, la cultura Azteca, pues se han encontrado en el Templo Mayor, varias pinturas en donde muestran la figura de este extraño pez, al que denominaban Monstruo de la Tierra, y que era adorado para la protección de los hogares ante la presencia de cualquier mal espíritu. Actualmente, los marineros que logran capturar a una de estas especies conservan su “sierra” como amuleto de la buena fortuna y seguridad.

Se estima que en el mar, aún existen por lo menos cerca de 30 millones de especies aún no conocidas por la ciencia humana.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

No mezclemos churras con meninas, una cosa es un pez sierra y otra un tiburon sierra.

Anónimo dijo...

Con merinas.
El tiburón sierra tiene las branquias detrás de los ojos.