EL EXTRATERRESTRE CON COLMILLOS QUE SE PRESENTÓ A DOS NIÑOS EN JAPÓN


Dibujo profesional sobre el extraño ser que vieron los niños

El caso del "extraterrestre con colmillos" que se presentó a dos niños en la ciudad de Yamanashi, es uno de los casos más interesantes y conocidos del Japón. No es por supuesto, el primer caso en que niños son testigos de casos parecidos (pueden revisar el caso de los niños de Zimbabwe o el caso de los Gigantes de Voronezh), pero sí uno, en que uno ellos, asegura haber sido tocado por uno de estos seres.

La historia

Masato Kawano y Katsuhiro Yamahata, en el lugar de los hechos.

El  hecho ocurrió una tarde del 23 de febrero de 1975, en la ciudad de Kofu, en la prefectura de Yamanashi, Japón. Allí, dos niños de siete años de edad, Masato Kawano y Katsuhiro Yamahata, patinaban en el patio de una urbanización.

Cuando llegó el atardecer, alrededor de las 6:30 pm, los niños vieron hacia el este, dos objetos de color naranja. Uno de ellos voló rápidamente hacia el norte, pero el otro se acercó lentamente hacia el lugar en donde se encontraban los niños. 

Al estar a baja altitud, salió por debajo de la nave, un tubo negro que se aferró al suelo. Los dos niños se acercaron a un metro de distancia del Ovni.

Dibujo hecho por los niños: la nave extraterrestre, el alienígena y su fusl

El objeto tenía una forma de disco, un diámetro de 5 metros y una altura de 2 metros, y tres especies de trenes de aterrizaje, en el suelo. También tenía una cúpula y ventanas cuadradas y semitransparentes. La superficie era de color plateada, parecido al acero inoxidable, y brillaba  tenuemente. 

Después de unos minutos de haber aterrizado, se abrió al lado de la nave una puerta, y luego, salió de ella, una escalera que se posó de manera automática, sobre la tierra.

Luego, salieron de allí, un extraño ser humanoide, que medía entre un 1.20 y 1.30 mts. Tenía la piel de color marrón, poco cabello en la cabeza, la piel arrugada, orejas punteagudas, y unos tres colmillos alrededor de la boca. Tenía además, brazos largos, cuatro dedos en la mano con una especie de guantes marrones. Los chicos también afirmaron que el ser llevaba un objeto largo, que se parecía a un rifle.

El contacto

Dibujo del ser hecho por los niños

En un primer momento, el ser parecía no haberse percatado de la presencia de los niños, y más bien, parecía que se encontraba explorando el lugar en el que había aterrizado, sin embargo, después, volteó bruscamente y al ver a los niños, se acercó a uno de ellos, Yamahata, y le tocó en el hombro, dándoles palmaditas, y luego profirió una serie de sonidos que sonaban "como una cinta en la grabadora corriendo hacia atrás".

Luego de esto, Yamahata cayó al suelo paralizado, como si estuviera en una especie de "animación suspendida", muy común en los testimonios con este tipo de contacto. Una vez que Yamahata cayó, Kawano, tomó a su amigo y lo arrastró lejos de este ser.

Luego de esto los niños volvieron a sus casas y comentaron a sus padres lo que habían visto y vivido. Curiosamente, otras personas aseguraron haber visto una extraña luz, desde distintos puntos de la ciudad. 

La investigación

Al día siguiente, los niños fueron a la escuela y contaron a sus profesores lo que habían vivido. Las autoridades del centro de estudios, se interesaron por la historia de los estudiantes y decidieron ir al lugar de los hechos. Allí vieron que había dos postes de hormigón sólidos, que habían sido derribados, algo que los niños no pudieron  haber hecho, ni si quiera, un adulto. 

También descubrieron las huellas del tren de aterrizaje, y un maestro dijo incluso, haber descubierto cierta radioactividad en el lugar. 

Para calmar los ánimos y las especulaciones, las autoridades de la ciudad dijeron que aquellas luces que vieron varios testigos no eran más que luces de aviones de hélice llamados YS-II, que volaban ese día a muy baja distancia sobre la ciudad, aunque claro, no mencionaron cómo se pudo explicar la presencia de esos dos extraños seres.


De este caso resulta como siempre llamativo el aspecto de la nave, muy característico de los casos de la década de 1950 a 1970, sobre todo, al describir el "tren de aterrizaje" y escaleras, tal como si fueran aviones comerciales.  Otro hecho que llama la atención es el aspecto de la criatura, que resulta ser muy distinta de los testimonios dados en occidente, principalmente en los Estados Unidos, pues aquí no se habla de los típicos grises (pequeños, cabezones y ojos grandes) sino algo más parecido a un monstruo. Es por ello que algunos ven con curiosidad la similitud que tiene esta criatura con los populares monstruos que en ese entonces ya eran difundidos en la televisión japonesas, en series de ciencia ficción como Ultraman.


Lee GRATIS la nueva novela de fantasía: La Dama Roja de Percy Taira

LEE Y/O DESCARGA GRATIS MI NUEVA NOVELA

LA DAMA ROJA, RELATOS DEL IMPERIO DE QUDOR