CASOS DE ABDUCCIÓN #5: LA ABDUCCIÓN DEL POLICÍA HERB SCHIRMER


Por lo general, son muy escasos los casos de encuentros con ovnis que son reportados y que además, son dados a conocer a la opinión pública, por parte de la policía. Sin embargo, el caso del policía Herb Schrimer, es especial, no solo por su cargo y posición dentro de la sociedad, sino porque hizo público su caso a pesar de las terribles consecuencias que le trajo a su vida, hacerlo.

La historia

Herbert Schirmer (22)

El 3 de diciembre de 1967, el oficial de policía, Herbert Schirmer, de 22 años de edad, se encontraba en su patrullero en la carretera 6 de Ashland, Nebraska, en los Estados Unidos. Eran las 2 de la mañana, cuando en una intersección, vio delante de sí, algo que parecía ser un camión con luces rojas. 

El oficial, al ver el camión detenido en mitad de la carretera, se estacionó y, sin bajarse de la patrulla, le pidió al conductor que se indentificara, pero fue en ese momento, que pudo ver con mayor detalle a aquel vehículo, y se dio cuenta de que no era un camión.

El objeto tenía una forma ovalada, tenía aproximadamente 1,80 metros y no tenía ruedas, sino que flotaba a unos 2 metros de altura del asfalto. Las luces rojas que vio en un principio, parecían estar incrustados en una estructura metálica, con una superficie pulida, de aluminio. También tenía un tren de aterrizaje. 

Cuando intentaba acercarse más, el objeto se elevó suavemente, emitiendo un sonido como de sirena. La nave entonces expulsó una especie de fuego por debajo, se colocó sobre el patrullero de policía para luego huir hacia el cielo.

Luego de esto, el policía se bajó de su vehículo y revisó la superficie en donde se encontraba el objeto.

Tiempo perdido

Dibujo de los extraños seres dado por Schirmer bajo hipnosis

Luego de esto, Schirmer volvió a la comisaría y escribió en el libro de ocurrencias: "Vi un platillo volador en el cruce de las carreteras 6 y 36. '¡Lo creas o no!'".

Un dato interesante fue que el policía, ya en la comisaría, se dio cuenta de que había pasado una hora desde que había ocurrido el extraño hecho, lo que era curioso pues él sentía que solo habían pasado diez minutos. También presentó, como en otros muchos casos de abducciones, algunos síntomas como el dolor de cabeza, extraños ruidos como zumbidos, en los oídos, manchas en su cuerpo, en este caso, una mancha roja, de 5 cm de largo y 1,5 cm de ancho, debajo de uno de sus oídos.

Un hecho interesante fue que unas  horas más tarde, el superior de Schirmer, Bill Wlaskin, visitó el lugar del incidente y encontró restos metálicos sobre la carretera. La Universidad de Colorado realizó un análisis químico a estos restos y determinó que se trataba solo de residuos de óxido, muy comunes en el terreno.

Los seres y las evaluaciones

Un año después, en 1968, Schirmer, fue contactado por el psicólogo Leo Sprinkle de la Universidad de Wyoming, para hacerle una prueba de hipnosis y así investigar de manera más profunda su caso y ayudar al paciente a recordar lo que le había ocurrido.

Bajo hipnosis, Schirmer recordó que después de estacionar su coche cerca del objeto, tanto el motor como la radio, se apagaron. Luego, un objeto blanco salió de la nave que le impedía, de alguna forma, a sacar su arma de reglamento. 

Además, recordó, que seres humanoides de entre 1,20 m y 1,5 m, lo hicieron  bajar de su vehículo y introdujeron en la nave. Estos seres tenían ojos similares a los de un gato, su piel era de color blanco grisáceo, cabeza larga y delgada, con nariz chata y la boca hundida. Llevaban también un traje gris, guantes y cascos, y una especie de transmisor que llevaban al lado izquierdo cerca de la oreja. También tenían, una serpiente alada, sobre el pecho del traje.

Las conclusiones del doctor Sprinkle, fue que el oficial "creía en la veracidad de los hechos que había descrito". Dando así fe de que el sujeto no mentía o que por lo menos,no lo hacía a propósito.

Sin embargo, un grupo de investigadores de la Universidad de Colorado, que también quiso investigar el caso, concluyeron que "la evaluación de las pruebas psicológicas, la poca evidencia, y las entrevistas con el oficial de policía, dejan a este comité, sin confianza para considerar que la experiencia de UFO reportada, fuera físicamente real".

Luego de este evento, la vida del oficial de 22 años, se tornó negativa. Cuando regresó a la ciudad Ashland, Schirmer fue nombrado jefe de la policía, sin embargo, renunció dos meses después, incapaz de concentrarse a su trabajo por la experiencia que había vivido. A la par, el oficial fue ridiculizao por los habitantes de su pueblo, su coche fue dinamitado y su esposa, lo dejó. 

Esto hace pensar a muchos ¿por qué un hombre, con tanto qué perder, se atrevería a hacer tamañas confesiones de manera pública, si es que verdaderamente no lo ha vivido? Más aún, cuando representa a la autoridad de una determinada ciudad. 

Lee GRATIS la nueva novela de fantasía: La Dama Roja de Percy Taira

LEE Y/O DESCARGA GRATIS MI NUEVA NOVELA

LA DAMA ROJA, RELATOS DEL IMPERIO DE QUDOR