EL ÚLTIMO VIAJE A LA LUNA ¿POR QUÉ EL HOMBRE NO REGRESÓ A LA LUNA?


Por Percy Taira

Fue en la noche del 7 de diciembre de 1972, la Agencia Espacial de los Estados Unidos (NASA) realizó lo que sería el último viaje que realizó el hombre a la Luna. Iban en el módulo lunar del Apolo 17, el comandante, el veterano, Eugene A. Cernan; el piloto del módulo lunar y geólogo Harrison H. Schmitt apodado "Jack"; y el piloto del módulo de mando Ronald E. Evans.

Eugene Cernan, tiene el título de ser el último hombre en pisar la Luna y con ello, el último, en pisar un territorio que no es la Tierra. En este viaje además se realizó una caminata lunar de 22 horas, la más larga de la historia de los viajes espaciales, y se recogieron 110 kilos de rocas lunares.

En total, en los tres años que duró el proyecto Apolo, solo fueron 12 hombres los que tuvieron la gran experiencia de caminar sobre la Luna, doce como los discípulos de Cristo.

El último viaje

Luego de este viaje estos hombres volvieron a salvo a la Tierra. Todos los ciudadanos esperaban que el programa continuara, es más, el proyecto Apolo tenía previsto las misiones 18, 19 e incluso 20, otros soñaban con que en la década de los ochentas se comenzaran a construir ciudadaes y el hombre, científicos o militares, viviría allí y crearía allí un nuevo mundo. Sin embargo, a pesar que la tecnología avanzó y que lo que el Apolo 11 hizo con gran esfuerzo, ahora podía hacerse con mayor facilidad, no se volvió jamás a la Luna.

¿Por qué el hombre no se regresó a la Luna?

En un post anterior publicamos un post extenso sobre las razones por las que el hombre no regresó a la Luna. Para los interesados pueden visitar este enlace (¿Por qué el hombre no ha vuelto a la Luna?) Sin embargo, acá les damos un resumen de las más principales.

Nunca llegamos a la Luna

Esta es la más increíble pero a la vez, la más defendida por los teóricos de la conspiración. Y si bien hay muchas pruebas que demustran que el hombre llegó a la Luna (como el espejo reflector que se dejó en la Luna y que actualmente sirve para medir la distancia con la Tierra) hay quienes niegan no sólo el logro del Apolo 11 sino también todos los demás apolos.

Entonces para ellos, no volvimos a la Luna, simplemente, porque nunca llegamos allá. Toda la historia del viaje a la Luna es una mentira.


Sí fuimos pero vimos lo que no debíamos

Esta teoría de la conspiración está mezclada con algunos creyentes del fenómeno ovni, que asegura que sí se llegó a nuestro satélite, pero que vieron allí cosas que no debían ver, como ciudadaes o presencia de naves extraterrestres, como por ejemplo, naves. Esta teoría fue muy promovida por muchos investigadores del tema ovni como por ejemplo J.J. Benítez y su mítico documental el Mirlo Rojo. También hubo extrabajadores de la NASA, como Alan Davis quienes también aseguraban la existencia de ruinas de ciudades en nuestro satélite.

Siguiendo esta línea, hay quienes dicen que el gobierno de los Estados Unidos, al tener este descubrimiento, hizo estallar bombas atómicas (llevadas al parecer por las misiones que siguieron al Apolo 11) en la Luna para acabar con todo vestigio o restos que hubiera allí.

Los que creen en esto sugieren que esa es una de las razones por las que el hombre no ha vuelto a la Luna, simplemente porque la radiactividad resulta ser demasiado peligrosa para el hombre.

No hay nada que ver

Por último está la teoría escéptica, defendida además por la academia científica y especializada en estos temas, que señalan que no se ha vuelto a la Luna primero porque no hay nada allí que pueda interesar o servir para la sociedad, es decir, es un territorio muerto, sin vida, y no hay ningún material o mineral que pueda ser explotado.

También se ha dicho que la única intención de los Estados Unidos para llegar a la Luna fue ganar la carrera espacial a la ex Unión Soviética en los tiempos de la Guerra Fría. Luego de lograr esto, y de enviar siete misiones allí para recoger rocas, simplemente, dejó de interesarle nuestro satélite. 

En este punto, hay quienes dicen que esto es mentira por la existencia en al Luna del helio 3, un elemento químico escaso en nuestro planeta pero abundante en nuestro satélite  y que podría ser usado como una importante fuente de energía que nos liberaría de la dependencia de los combustibles fósiles. Sin embargo,todavía o se ha desarrollado la tecnología para el uso de este elemento para ser utilizado como combustible.

Fuera de este punto, debido a la falta de interés político y militar y al ver que no podían sacarle provecho a nada que hubiera en la Luna, ni científica ni económicamente, el gobierno de los Estados Unidos tampoco quiso gastar más dinero en ello y canceló el proyecto. Hay que recordar que las misiones Apolo en la década de los setentas le costó al gobierno estadounidense unos 25 mil millones de dólares, que en costos actuales serían unos 170 mil millones de dólares.

Por otro lado, actualmente, el interés está más centrado en la  búsqueda de vida extraterrestre en otros planetas, y al comprobar que en la Luna no hay vida, pues quedó descartado por completo por lo menos para los Estados Unidos, tanto así que ni siquiera se envían robots exploradores como sí sucede con Marte.


Ahora bien, si los Estados Unidos no desea volver a la Luna, actualmente hay muchos países que sí desean llevar a sus astronautas a nuestro satélite. Países como China, Japón, India, Rusia y el bloque de la Unión Europea, desean llevar al hombre nuevamente a la Luna en los próximos años. Es más, hay iniciativas privadas que también desean hacer esto para un público civil.

1 comentario:

Jordi Martinez dijo...

Bueno, yo siempre he sido de los de la opinión de que no hemos vuelto porque aquello era una carrera y al llegar primero los americanos, pues fin de la historia, pero quién sabe.