CREENCIAS Y MITOS SOBRE EL BÚHO


Por Percy Taira

Debido a su actividad nocturna los búhos han estado ligados siempre a la noche y con ello, nació alrededor de estas aves, una serie de creencias que la vinculaban a la oscuridad, a lo oculto e incluso, a la muerte. La magia, la hechicería, los secretos y las artes adivinatorias, la salud y la muerte, son facultades que muchas y antiquísimas culturas le han dado a esta ave. En este post, vamos a revisar algunas de las más conocidas.

- En Inglaterra por ejemplo, se creía que si uno cocina un huevo de búho hasta que se convirtieran en ceniza, podía usarlo como una poción para mejorar la visión nocturna. Curiosamente, en India, se cree algo parecido, aunque en este caso, uno debe comerse los ojos del búho para mejorar la vista.

- Las brujas siempre han estado vinculadas a los búhos. En la antigua Grecia y Roma, se creía que las brujas se convertían en búhos para buscar bebés y una vez encontrados, alimentarse con su sangre, como una especie de vampiros antiguos.

- Otra creencia similar, y terrible para los bebés, decía que si uno tenía a un recién nacido y oía el ulular del búho en la noche, significaba o bien la muerte de un bebé, o que el niño tendría una vida infeliz o aquel niño se convertiría en el futuro en una bruja. 

- Otra curiosa creencia es que si el ulular del búho se escuchaba durante el invierno quería decir que una tormenta se aproximaba.

- Otra leyenda dice que los búhos gustan de la compañía de fantasmas y viceversa, por eso, si uno encuentra a un búho anidando en una casa abandonada, lo más probable es que esa casa esté encantada.

- Una de las creencias más populares con relación al búho es que si este se paraba en el techo de una casa o si escuchaba constantemente su ulular (como si lo tuviera cerca todo el rato) era un anuncio de muerte.

Lo positivo

Atenea y su búho

Pero no todo lo que rodea la imagen del búho es negativo. Como sucede en estas creencias supersticiosas contra algunos animales, hubo sociedades que en vez de rechazarlas las consideraban como un símbolo benéfico o de  buen augurio.

En Afganistán, una leyenda decía que era el búho quien le enseñó a los hombres a hacer el fuego. Los aborígenes de Australia, creían que los búhos son los espíritus de las mujeres y por lo tanto, son sagrados. Por otro lado, en Gran Bretaña, se cree que ver a un búho en los campos, cerca del tiempo de la cosecha, significaba que esta iba a ser buena. 

Así mismo, los inuit de Groenlandia, los veían como símbolo de orientación mientras que en Indonesia, los veían como seres sabios.

Por último, no hay que olvidar el búho como símbolo de sabiduría que acompañaba a la diosa Atenea, quien era considerada en la antigua Grecia y luego también por los romanos, como la diosa de la sabiduría, las artes y la guerra. Y en tiempos más recientes por supuesto, está al búho de los Illuminati o masones, que se refiere a la revelación de los secretos y el alcance de la sabiduría.

Estas son pues algunas de las creencias, supersticiones y mitos que giran en torno al búho. Como siempre indicamos en este tipo de artículos, no queremos decir con esto que los búhos sean animales malignos ni nada por el estilo, este post solo tiene un fin conocer un poco más sobre las creencias de los seres humanos sobre determinados animales.

1 comentario:

Any Hoffmeister de Carlos Arce dijo...

Que interesante su artículo sobre tan bella ave, vivimos en el campo y nos agradan mucho estas aves para nuestra buena fortuna hemos tenido la oportunidad de tener un par de ellos cerca, escuchar su ulular, recientemente nos regalaron una bella figura de un búho de piel, y recibimos el comentario de que era de mal augurio tenerlo dentro de la casa porque se provocan mucha desavenencias entre la pareja por creencias Indias, información entregada por nuestro yerno que es Indio ... espero aportar un granito a tan espléndido artículo . Any Hoffmeister; chile

Lee GRATIS la nueva novela de fantasía: La Dama Roja de Percy Taira

LEE Y/O DESCARGA GRATIS MI NUEVA NOVELA

LA DAMA ROJA, RELATOS DEL IMPERIO DE QUDOR