OKUNOSHIMA: LA ISLA DE CONEJOS EN JAPÓN




Los conejos son criaturas que hace despertar gran simpatía en muchas personas, pues bien, si usted es de las personas que gustan de estos animales, imagínese vivir en un lugar en donde estos animales abundan. Se trata de Okunoshima, llamada también la Isla de los conejos, en Japón.




Okunoshima es una pequeña isla situada en el Mar interior de Seto, ciudad de Takehara, Prefectura de Hiroshima. Es conocida en el país oriental también como Usagui Jima (Isla Conejo), debido a la gran cantidad de conejos silvestres que la habitan, conejos que además han aprendido a convivir con los visitantes de este lugar y no temen acercarse a ellos.



En la Segunda Guerra Mundial, esta isla fue destinada al resguardo y fabricación de armas químicas, sin embargo, luego de la guerra, la isla fue abandona y poco a poco fue considerada como un atractivo turístico para los japoneses y turistas. 

Actualmente la isla cuenta con un hotel, campo de gol y un terreno para acampar y por supuesto, nadar. También cuenta con un Museo del Gas Venenoso que fue inaugurado en 1988 y que recuerda las consecuencias y peligros de esta arma química.

Los conejos

Se dice que en un principio los conejos fueron traídos a esta isla para ser objetos de los experimentos con las diversas armas químicas que se trabajan en el lugar.

Una vez finalizada la Segunda Guerra Mundial, los conejos sobrevivientes fueron liberados en la isla, y ahora son protegidos por las autoridades, no solo de los seres humanos (pues está prohibida su caza) sino también de otros animales, pues está prohibido por ejemplo, llevar perros, gatos o cualquier otro animal a la isla.

Los visitantes pueden dar de comer a los conejos y tener contacto directo con ellos.







No hay comentarios: