EL CASO DE LOS GENIOS POR ACCIDENTE



Por Percy Taira

En este post queremos compartir con ustedes una serie de casos de hombres, sumamente normales, que luego de sufrir un accidente, se convirtieron en genios del arte, la matemática, o de los idiomas. En este post vamos a conocer solo tres casos, los de Derek Amato, un genio musical; Jason Padgett, un genio matemático; y Ben McMahon, el joven que luego de un accidente habló fluidamente chino mandarín.

Derek Amato, genio musical

Su nombre es Derek Amato, y actualmente es un considerado un verdadero genio de la música, pero no siempre fue así. Amato era un padre de familia de Denver, Colorado, Estados Unidos y realizaba diversas labores como relacionista público, profesor de karate y béisbol, y hasta de comerciante.

En ese entonces, el único conocimiento que tenía sobre la música era tocar "algo" su guitarra, pero como el mismo lo admite, con una habilidad de 2.5 calificándolo del 1 al 10. ¿Pero cómo logró entonces ser considerado como un genio de la música?

La habilidad musical de Amato nació en octubre de 2006, luego de sufrir un accidente. Amato estaba con unos amigos en una fiesta en una casa con piscina. En un momento dado, Amato decidió lanzarse a ella pero al zambullirse, se dio un fuerte golpe en la cabeza con el suelo de la piscina.

Amato pudo salir de allí por sus propios medios pero los oídos comenzaron a sangrarle. Fue al hospital y le diagnosticaron una contusión grave que le provocaría una leve pérdida de memoria y un 35% de la audición.

Pero su sorpresa vino después, pues luego notó que debido al golpe había adquirido lo que se conoce como el síndrome savant o síndrome del sabio, lo que le permitió, obtener sorprendentes habilidades artísticas. Pero eso no todo, junto con ello, Amato sufrió también sinestesia, lo que le permite además "ver" sonidos, en su caso, notas musicales con las que compone su música.

Ahora Amato es un compositor reconocido y está por lanzar su segundo álbum. Acá les dejo un reportaje que la NBC Today Show, hizo sobre su caso.





Jason Padgett, el genio matemático




Jason Padgett era un vendedor de muebles de Tacoma, Washington (EE.UU.), llevaba una vida como cualquier otro, sin embargo, esto cambió cuando en el 2002, a la edad de 31 años, recibió una fuerte golpiza frente a un bar de karaoke. La golpiza le provocó una conmoción cerebral severa y un grave trastorno de estrés post-traumático.

Pero algo más sucedió en el cerebro de Padgett. Tiempo después, mientras se recuperaba de las lesiones y del trauma, se dio cuenta de que todo comenzó a verlo de manera diferente. Según cuenta el propio Padgett, veía la realidad de una manera distinta a la que nosotros vemos. La veía con una serie de líneas que conectaba cada punto de lo que observaba y todo ello con un aspecto pixeleado.

Es así como Padgett ve el mundo que le rodea

Los médicos indicaron que como el caso anterior, Padgett también había adquirido el síndrome de savant, lo que había dado habilidades imposibles para realizar dibujos de figuras geométricas complejas, fractales, usando solo sus manos, dibujos que son útiles para la física y las matemáticas.

Ahora Padgett estudia en la universidad para ser un teórico matemático.


Ben McMahon, el "chino"


Otro caso interesante es el del australiano Ben McMahon. Ben, a los 22 años de edad, sufrió un accidente automovilístico que lo dejó en estado de coma. En un principio sus padres pensaron que jamás se recuperaría, sin embargo, luego de una semana, Ben despertó de aquel estado, pero eso no fue todo, sino que despertó hablando en perfecto chino mandarín.

Según Ben, cuando despertó vio a una enfermera de rasgos orientales y pensó que estaba en China, entonces intentó hablar mandarín (idioma que había estudiado en la escuela aunque sin destacar) y lo habló de manera perfecta casi como si hubiera nacido en ese país.

Ahora Ben trabaja como guía de turistas chinos en Melbourne y conduce un exitoso programa de televisión dirigido a chinos residentes en su país llamado “Au My Ga". Aquí su programa.




Por ultimo, cabe destacar que el síndrome savant, es sumamente raro y extraño, en el mundo, solo se conocen alrededor de 30 casos documentados, es decir, que luego de un accidente se produjo en las personas habilidades extraordinarios que antes los sujetos afectados no tenían.

No hay comentarios: