ROBERT MENSAH: EL ARQUERO QUE HACÍA VUDÚ A LOS RIVALES Y LEÍA EL PERIÓDICO EN LOS PARTIDOS



Por Percy Taira

Su nombre era Robert Mensah, y fue uno de los arqueros de los sesentas y setentas más extraños y atípicos, no solo de Ghana, su país natal, sino, tal vez, de toda la historia del fútbol.

Mensah, era un tipo alto y fuerte (típico biotipo de jugador africano) y siempre vestía completamente de negro, sin embargo, su característica más extraña y temida, era su gorro, un gorro de cuadrados blanco y negro y que según sus rivales, tenía “juju” o poderes mágicos.

Y esto no era poca cosa, pues fue acusado por muchos jugadores de practicarles vudú, esto porque existía la leyenda (negra o no) de que su abuelo era brujo, y que éste le regaló su gorra, al momento de su muerte.

Por ello, decían, que este portero la llevaba siempre a todos los partidos. Se tiene registrado que Mensah solo se quitó su gorra una vez, y esta vez fue en la final de la llamada Champions africana cuando el árbitro, antes de un penal en contra del equipo de Mensah, el Asante Kotoko, le obligó al arquero a quitarse la gorra (no se sabe por qué), a pesar del reclamo de sus compañeros de equipo ante el pedido del árbitro, Mensah accedió. Pero antes de dejarla a un lado, golpeó con la gorra los dos palos del arco y luego la lanzó a las tribunas.

El penal se ejecutó y el jugador del equipo rival falló el tiro. El equipo Asante Kotoko ganó 2 a 1, y se proclamó por primera vez campeón de África.

Por cierto, parte de los poderes de Mensah era su habilidad para atajar penales.

El que leía el periódico

Pero había cosas más curiosas de este jugador, por ejemplo, para provocar a los rivales, solía ingresar al campo con un periódico bajo el brazo y cuando el equipo rival no atacaba, solía abrir el diario en pleno partido y leerlo. Evidentemente, cuando alguno de los delanteros caía en la provocación y le hacía un disparo de larga distancia para "sorprenderlo", Mensah respondía bien el ataque, y luego se burlaba aún más de sus rivales.

Esta serie de hechos curiosos de este arquero se complementaban con su personalidad problemática (tenía fama de rebelde, mujeriego y bebedor), y justamente, quizá por esa vida llena de escándalos y odios, su vida tuvo un final trágicp.

A finales de octubre de 1971, en vez de estar concentrando con su selección, se encontraba en un bar en la localidad de Tema, en Ghana. En ese momento se vio envuelto en una discusión con un mecánico borracho llamado Issac Melfah (al parecer fue un problema de mujeres), quien atacó al arquero con una botella rota, cortándole y dejándole malherido. Mensah fue hospitalizado, pero falleció días después, el 2 de noviembre de 1971, a la edad de 32 años.


Tal era la devoción que se tenía en Ghana a este portero, que hoy en día, su primer equipo el Mysterious Dwarfs, lleva su nombre

No hay comentarios: