CURIOSIDADES DE LOS MUNDIALES DE FÚTBOL: LA CAMISETA TRADICIONAL BLANCA DE BRASIL

Tradicional camiseta blanca de Brasil. Foto de 1950 antes del Maracanazo.

Por Percy Taira

Cuando uno piensa en Brasil, piensa de inmediato en jugadores vestidos de color amarillo, levantando una Copa. Esto puede ser desde Pelé hasta Ronaldinho, la imagen de la camiseta amarilla brasileña (la canaria) nos parece ya una estampa histórica dentro del fútbol y de los mundiales, sin embargo, no siempre Brasil tuvo esta camiseta, antiguamente, su camiseta oficial, fue de color blanco y la cambio a amarillo por pura cábala.

Así es, la selección brasileña de fútbol jugo con la camiseta blanca desde 1914 hasta 1950, podríamos decir, que esta sería su camiseta histórica, sin embargo, ocurrió algo que "obligó" a los brasileños a dejar su tradicional camiseta blanca, por una amarilla. 

Brasil pierde la final contra Uruguay en el Maracaná

¿Qué pasó? Para los que sabemos algo de fúbol solo basta decir: "El Maracanzo". En 1950 se celebró el Mundial de Fútbol en Brasil y la final era entre el dueño de casa contra a Uruguay. Este partido lo perdió increíblemente Brasil por dos a uno, hecho que para los amantes de este deporte se convirtió en una de las más grandes sorpresas de los mundiales y que por supuesto, dejó una especie de herida imborrable en la selección brasileña, tanto que quiso olvidar cualquier huella o recuerdo de aquel día. 

APARECE LA CAMISETA AMARILLA

La actual camiseta "verdeamarela" de Brasil

Es así como se decidió nunca más volver a usar la camiseta blanca , porque según decían, estaba maldita y traía mala suerte, así que desde ese mundial y desde ese evento deportivo, la camiseta de Brasil fue amarilla que combinara los colores de la bandera de Brasil.

... Y SOBRE LA CAMISETA AZUL?

Camiseta azul de Brasil usada en el Mundial de Suecia 58

Pero hay más, tanta fue la decisión de no volver a vestir de blanco, que en el Mundial de Suecia de 1958, Brasil debía jugar en la final con Suecia, sin embargo, los suecos ya usaban el color amarillo como casaquilla oficial, Brasil tenía que cambiar de color. 

Por supuesto, nadie en Brasil propuso volver a la antigua camiseta. Dos días antes del partido,la delegación brasileña compró en Escolomo un juego de camisetas azules, el color de Nuestra Señora Aparecida, santa patrona de Brasil. Ese partido, Brasil lo ganó 5 a 2, con Pelé y Garrincha como máximas figuras. Fue el primer título mundial de Brasil y desde entonces, la camiseta B de Brasil, siempre fue azul.

No hay comentarios: