LOS TÍTULOS HONORÍFICOS MÁS EXTRAÑOS DE LA HISTORIA


Por Percy Taira

Si ya algunos títulos honoríficos nos parecen algo exagerados y hasta ridículos, muchas personas y personajes, se enorgullecen de ellos. La vanidad de tener los supuestos talentos o cargos que puede tener una persona resulta ser muy tentadora para muchos. 

Títulos como "Su Excelencia" o "Su Eminencia" por ejemplo, o más comunes, como "Asesor del director ejecutivo de la Oficina de...", son términos con que nos encontramos todos los días ya sea en la prensa como en nuestras actividades diarias como el trabajo. Sin embargo, hay otros títulos honoríficos o nobiliarios, que resultan ser muchos más insólitos.

Acá les menciono algunos ejemplos de títulos extraños que he logrado sacar del libro Historia de la estupidez humana de Paul Tabori.

Los líderes de Birmania por ejemplo, se hacían llamar "Rey de Reyes, a quien todos los restantes príncipes acatan; regulador de las estaciones; todopoderoso director de mareas y torrentes; hermano menor del sol; propietario de los ventincuatro paraguas".

Los príncipes malayos de Sumatra se denominaban: "Amo del Universo, cuyo cuerpo brilla como el sol; a quien Dios ha creado tan perfecto como la Luna llena; cuyos ojos brillan como la estrella del norte; que al elevarse, arroja sombra sobre todo su domino; cuyos pies huelen dulcemente..." etcétera.

Un caso curioso ocurrió en Austria. En el siglo XV se les llamó a los condes Wohlgeborner, que significaba Bien nacidos; dos siglos después, se les llamaba Hochgeborner, que significa de Alta cuna, curiosamente, cuando se unía ambos para formar Hochwohlgeborner (de buena y elevada cuna) era un rango inferior, el de barón. Por otro lado el título de Reichsfreyhochwohlgeborner (de buena, libre, alta e imperial cuna), se refería a los barones imperiales.

En fin, estos son algunos ejemplos de los muchos que deben haber por allí en alguna región, en algún micro país, en alguna isla. Por supuesto, si usted amigo lector conoce alguna más o tan curiosas, pues compártela con nosotros.

No hay comentarios: