UTSURO BUNE: EL OVNI QUE CAYÓ EN UNA PLAYA DE JAPÓN EN 1803




Por Percy Taira

Uno de los temas más intrigantes sobre los misterios que guarda Japón, es sin lugar a dudas, la historia de Utsuro Bune. Historia que es considerada por diversos investigadores ufológicos como uno de los primeros registros de la caída de un posible objeto volador no identificado (ovni) e incluso, uno de los primeros encuentros entre un ser extraterrestre con los seres humanos.


LA HISTORIA DE UTSURO BUNE

La historia de Utsuro Bune, que en español quiere decir “barco hueco”, es extraída del libro Hyoryu kishu o Diario e historias de los náufragos, que dataría del período Edo (1603 – 1868).

Dice la historia que el 22 de febrero de 1803, los pobladores de una aldea de una playa japonesa ubicada en la actual prefectura de Ibaraki, vieron acercarse por el mar a una extraña embarcación que estaba a la deriva. Los pescadores y habitantes del pueblo, al ver el navío, fueron inmediatamente a su encuentro, rodearon la nave, y lo empujaron hasta la orilla.

El extraño barco o navío, tenía 3,30 metros de altura, y 5,45 metros de ancho. Los testigos señalaron que les hacía recordar a una olla de arroz. La parte superior era de color rojo, aunque otros registros señalan que era negro, asimismo, estaba rodeado por ventanas de vidrio o cristal sumamente transparentes, cubiertos con barras de metal, por otro lado, la parte inferior estaba cubierta con placas de bronce.

Los pescadores, extrañados por lo que veían, se alzaron hasta las ventanas de este extraño objeto y miraron en su interior. Dicen que el interior estaba decorado con textos de un idioma desconocido, además, se veían dos materiales muy parecidos a sábanas, en el piso, una botella llena de agua, comida como carnes y demás alimentos y una copa con adornos que nadie pudo entender.


LA PRINCESA DE OTRO MUNDO


Sin embargo, eso no fue lo más extraño o impactante que vieron allí, pues lo más resaltante fue cuando se percataron que en el interior estaba el cuerpo de una mujer de unos 18 ó 20 años de edad, de una altura aproximada de un metro y medio. Los testigos la describen con una mujer sumamente hermosa, de piel rosa muy pálida y de cabellos de color rojo con extensiones blancas.

Esta mujer además estaba vestida con ropas muy elegantes, largas y suaves, hechas de un material que los pobladores desconocían. Asimismo, hablaba en una lengua que ellos desconocían. Al final los pobladores llegaron a la conclusión que la mujer no era de esas tierras y por su extrema belleza y por el lujo de sus ropas, era muy probable que se tratara de una princesa de un pueblo lejano.

Al final, los pobladores lograron sacar a la mujer del navío. Dicen que se comportaba con suma amabilidad y cordialidad, sin embargo, hubo un detalle que causó extrañeza entre los habitantes de la playa, y es que la referida mujer llevaba en sus manos una caja alargada, la misma que no permitía que nadie la tocara o que nadie la abriese.

Quizá por esto, los pobladores de esta playa comenzaron a sospechar de lo que podría contener esta caja. Algunos pensaron que llevaba en ella la cabeza de su esposo fallecido. No obstante, el escándalo ocurrió cuando esta mujer tuvo un romance con un hombre del pueblo, esto provocó la ira de los pobladores que la desterraron de la ciudad, la mujer intentó a explicar lo sucedido sin embargo, su lenguaje no era comprensible por los pescadores. Al final, los habitantes de la playa decidieron que la joven debía irse del pueblo, junto con su navío. Y así se hizo. La mujer se fue de la ciudad y se perdió en el mar.


¿UN ENCUENTRO OVNI?

Por la descripción del objeto narrado en la historia, y por los dibujos que han quedado sobre esta leyenda, muchos afirman que aquel navío hueco bien podría tratarse de un objeto volador extraterrestre y que su ocupante, podría tratarse de un ser alienígena.  Quizá por esta interrogante, diversos investigadores, científicos e historiadores japoneses han mostrado su interés por desentrañar el misterio del Utsuro Bune.

Los defensores de que la historia de Utsuro Bune es realmente un caso ovni, se basan entre otros detalles a los propios dibujos hechos en aquella época sobre el caso. Por lo menos se han encontrado hasta cinco dibujos contando y retratando la misma historia. También destacan el hecho de que en aquella época no hay registros de historias con ese tipo de bote o barcos (forma circular y con ventanas de vidrio) por más extranjeros que estos navíos sean, y por último, están los textos registrados por los pobladores en los dibujos, que no se parecen en nada a alguna escritura occidental y más bien, parecen ser una especie de jeroglíficos incomprensibles.

No obstante, para otros investigadores, la historia de Utsuro Bune no tendría nada que ver con los temas ufológicos y sería simplemente una leyenda o tradición propia de los pueblos antiguos del Japón, que al ser una isla, eran muy comunes las historias de extrañas visitas de princesas o reyes venidos de otras partes.

En cuanto a los elementos principales del relato como el navío y la bella mujer, señalan que si bien el barco no se parecía a nada visto en aquellos tiempos, tampoco se dan pruebas en la historia que se tratase de alguna nave desarrollada o tecnológicamente superior (ni si quiera se le ve volar, sino simplemente navegando en el mar). En cuanto a la mujer, consideran que más que un ser alienígena, la mujer es vista como un ser humano común y corriente, que no tuvo por lo menos físicamente, nada que impactara a los pobladores, salvo su piel rosa pálida y su cabellos rojos. Algunos consideran que aquella mujer pudo haber sido una náufraga europea, quizá del norte de Europa.

Esto tiene relevancia y hacen sospechar a muchos que la historia tiene mucho que ver con la forma de vivir de los japoneses del período Edo, que si bien fue un período muy próspero para Japón también eran tiempos en que este país vivía prácticamente aislado del resto del mundo, sobre todo de occidente, así que historias como la llegada de una extraña visitante de piel blanca, que causó problemas en la aldea, pudo haber sido creada para transmitir a los pobladores el miedo hacia lo extranjero.


3 comentarios:

danigenji dijo...

Esta historia no tiene por que ser de un ovni ni de una extraterrestre. La realidad supera a la ficción en muchos casos. En 1803 ya se habían inventado numerosas máquinas hechas de metal, y el crital era ya muy utilizado en múltiples formas. No es improbable el invento de una embarcación de metal y cristal en ese año. Ya en el siglo XVIII se habian inventado la máquina de vapor, el submarino tortuga y la campana de inmersión. La mujer era normal, posiblemente occidental, comía comida normal. Seguramente sufrió algún tipo de castigo y el destierro en esta embarcación que impedía su gobierno. Los textos no describen ningún tipo de propulsión. La corriente de Kuroshio se inicia al sur de Taiwan y pasa por la costa China desviándose luego hacia la costa oriental del Japón. Esta mujer pudo ser encerrada en esta embarcación en algún lugar de este recorrido. La caja que llevaba seguramente contenía sus objetos personales. Salvo la originalidad de la embarcación y las desconocidas circustancias de su castigo, todo lo demás es perfectamente normal.

Anónimo dijo...

Por que le quita la emoción ala leyenda weon

Anónimo dijo...

This seems to be an older version of the Apollo Command Module. Compare the two crafts' features, you'll see the resemblances.

A few of the 'foreign symbols' looked like an Artificial Horizon instrument. While one looked like an upside down VOC logo (VOC had a base at Dejima). The upside down VOC logo was also used for the logo of the Apollo Missions.

As for the woman. Princess Kaguya from the Moon had more success integrating with the society. One, she was hidden by a couple. Two, she was teached Japanese. Three, she had 'cash'. Four, she's a NEET. :)

The presence of the woman is strange. Because "Utsuro Bune" means an "Empty Ship", but it's NOT EMPTY! Was she added later on in later versions of the story? It seems that the default crew of the craft is two, despite its size is closer to Orion than to Apollo.

One of the few odd things odd about this legend is… the lack of an anime version of it. We got LOTS of Kaguya stuff, but not much of a red headed foreign woman afloat at sea in a strange craft, unless maybe stuff like Ellie from Xenogears. But no escape pod for her, she just showed up at the forest, pointing a gun and talking in a strange language. Of course a green thing called Ranka later on grabbed her.