TORMENTA SOLAR: GRAN ERUPCIÓN SOLAR FUE CAPTADA POR LA NASA

Expertos de la Administración Nacional para la Aeronáutica y el Espacio (NASA) registraron el pasado lunes 16 de abril, una llamarada solar, clase M1.7 en la escala de Richter, muy poderosa, pero se ha precisado que esta no fue dirigida a la Tierra. El hecho fue captado desde el Observatorio de Dinámica Solar de la NASA donde se pudo determinar la potencia y trayectoria al espacio de la nube de plasma, que los investigadores consideran pudiera afectar algunos de los satélites de la agencia.

Por ello los especialistas están atentos a la evolución de la masa, y las posibilidades de impacto con el telescopio espacial Spitzer, la sonda Curiosityen, en ruta hacia Marte, y la misión Stereo-B, lanzada para el estudio del Sol.

La última gran oleada de erupciones solares ocurrió entre el 8 y el 10 de marzo, y expandió gran cantidad de energía a la atmósfera. El Sol se encuentra en un ciclo de actividad, que alcanzará su máximo a finales de 2013 o principios de 2014. Sin embargo, como han venido diciendo los científicos que estamos próximos a que ocurra una gran llamarada solar, parecida incluso a la del siglo XIX, que a pesar de la poca tecnología existente entonces provocó severos daños en la Tierra.

Recientemente, Pete Riley, de la Corporación Internacional de Aplicaciones Científicas (SAIC) en San Diego, Estados Unidos, consideró existe un 12 por ciento de probabilidad de que una tormenta solar perfecta alcance la superficie terrestre en los siguientes 10 años.

En un artículo divulgado en Space Weather, el experto señaló que el evento sería tan fuerte como el Carrington (1859), una llamarada de tal intensidad que colapsó las mayores redes mundiales de telégrafos, en Europa y América del Norte, y provocó auroras boreales visibles en los cielos del Caribe.
Riley reconoció que aunque estos sucesos son muy raros y difíciles de predecir, los análisis realizados - intensidad de la llamarada, velocidad de la eyección de la masa coronal, entre otros datos- apuntan a que vuelva a pasar.

No hay comentarios: