DATOS CURIOSOS DEL MUNDO DEL MISTERIO (PARTE 2)

Grabado de la época que da cuenta del caso de Mary Toft y sus conejos.
Por Percy Taira

Esta es la segunda parte en la que tratamos esos datos curiosos de la historia y del misterio que nunca lo creeríamos si es que no formaran parte de la verdadera historia de nuestra humanidad. Comenzamos con algunas muertes absurdas como son la muerte por ataque de risa o por una tortuga, luego tratamos sobre la guerra más breve de la historia y por último, el increíble caso de Mary Toft y la conmoción en la antigua sociedad inglesa al anunciar que había dado a luz a 17 conejos. Espero que les guste.

Un hombre que murió de risa

En el siglo III antes de Cristo, el filósofo griego Crisipo murió de risa. Al parecer, este filósofo decidió darle de beber a su burro vino, luego, la bestia, probablemente ebria, intentó alimentarse con unos higos, y cómo habrá sido el espectáculo, que el filósofo comenzó a reír, de tal manera, que simplemente murió en el acto.

El hombre que murió por una tortuga

Y hablando de muertes extrañas, es necesario recordar a Esquilo, escritor griego del 500 antes de Cristo, considerado como el padre de las tragedias griegas, pues bien, Esquilo murió cuando un águila dejó caer sobre su cabeza, nada menos que una tortuga. Según contaban en la antigua Grecia, es habitual que las águilas que capturan tortugas por lo general las dejan caer sobre una piedra para que están puedan abrirse y romper su caparazón. Pues muchos señalan que quizá el águila confundió la cabeza de Esquilo (pues era calvo) con una roca y le lanzó la tortuga.

La guerra más corta de la historia

El hecho ocurrió el 27 de agosto de 1896 y los protagonistas fueron Gran Bretaña y Zanzíbar. Todo comenzó cuando murió el sultán Hamad ibn Thuwaini, el 25 de agosto de ese año, este sultán estaba dispuesto a cooperar con Gran Bretaña, sin embargo, su primo, Khalid ibn Barghash, no estaba de acuerdo con eso, y decidió darle un golpe de Estado. Evidentemente, Gran Bretaña le exigió a Barghash abdicar, pero este se negó, y les declaró la guerra, y rápidamente logró formar un ejército de 2,800 hombres más un yate armado, ante esto, Gran Bretaña decidió atacar, reunió cinco naves de guerra en el puerto frente al palacio y ordenó el desembarcó de algunas compañías de Marines reales juntando unos 900 hombres, entre los que estaban incluidos los simpatizantes del anterior sultán.

En horas de la mañana, las naves británicas abrieron fuego contra el palacio, derrumbando por completo el edificio con todos los que estaban dentro, el sultán logró huir al consulado alemán, en donde se le dio asilo. La guerra duró 45 minutos y es considerada la guerra más corta de la historia.

La mujer que dio a luz a 17 conejos

Así como suena. En 1726, Inglaterra, se produjo uno de los mayores engaños de la historia. Se trata de Mary Toft, quien dijo y mostró a la sociedad de aquel tiempo, que había dado a luz a 17 conejos. Lo más curioso de esta noticia es que este hecho en su momento lo creyeron incluso científicos y médicos de la época. ¿Pero cómo lo logró convencer a tanto hombre de ciencia? Pues se dice que cuando estos fueron a visitarla para cerciorarse de que este insólito hecho era verdad, la mujer, antes, se introducía partes de conejo dentro de la vagina, con lo que los médicos solo se cercioraban de que los restos que “salían” de su vagina eran efectivamente de conejo, esto sumado a gritos, mareos, y supuestos síntomas mostradas por cualquier embarazada que va a dar a luz, convencieron a los médicos que vieron este parto. Al final Toft confesó que todo era un engaño y fue encarcelada.

No hay comentarios: