OVNIS EN LAS PINTURAS ANTIGUAS


En este post queremos dejarles algunas imágenes impactantes de lo que parecen ser objetos voladores no identificados retratados en las pinturas del arte antiguo. La mayoría de estas pinturas pertenecen al siglo XV sin embargo, también existe registro de extraños objetos en los cielos hace 12 mil o 14 mil años de antiguedad. Para muchos, la existencia de estos registros dan un soporte al fenómeno ovni al que muchos consideran es una alucinación o histeria colectiva de los tiempos modernos. 
Esperamos que disfruten de esta galería poco ortodoxa. 





Manuscrito del siglo XII titulado “Annales Laurissenses” (libros  histórico de eventos religiosos) y se refiere a un ovni que se ve en el año 776, durante el sitio al castillo de Sigiburg, Francia. Los sajones rodearon y sitiaron a la población francesa y en plena lucha aparece derepente un grupo de discos aparecieron "estacionados" en el aire sobre una iglesia. Al ver esto, los sajones creyeron que los franceses estaban protegidos por estos objetos y se retiraron.


Esta imagen proviene del libro francés “Le Livre Des Bonnes Meurs” de Jacques Legrand fechado en 1338. En él puede verse a un objeto circular en el cielo, algunos sostienen que puede tratarse del sol, otros, de un globo, aunque esto último queda descartado porque los globos no existían en 1338.

 

Este quizá sea el cuadro más conocido en lo que a este tema se refiere. Se llama “La Crucifixión”, fue pintada en 1350 y en él puede verse claramente a dos objetos voladores tripulados por personas. ¿Error de interpretación? ¿Se trata solo de un cometa?... La pintura al fresco se localiza sobre el altar del Monasterio de Decani, en Kosovo, Yugoslavia.



Estos dos tapices fueron creados en el Siglo XV. Ambos representan la vida de la Virgen María. En los dos pueden observarse claramente los clásicos objetos voladores con forma de sombrero. El primero es conocido por el título de “The Magnificat”. Lo curioso de estos cuadros es que los objetos voladores no tienen nada que ver con la composición de la obra, parecen ser colocados allí por una necesidad del propio pintor. 

Otro cuadro conocido sobre objetos voladores no identificados en el arte. Este cuadro se llama “La Madonna de Saint Giovannino”, data del S. XV y fue pintada por Domenico Ghirlandaio. En ella puede observarse en la parte superior derecha un objeto volador extraño con destellos de luz, y más abajo un hombre observando el objeto. Nótese que este objeto no puede ser confundido con el sol, puesto que el sol se encuentra al lado superior izquierdo de la obra.

Este cuadro representa a Jesús y María montados en un extraño artefacto circular. La pintura se titula “El Milagro de la Nieve” y fue realizada en 1428 por Masolino Da Panicale (1383-1440). Este cuadro se encuentra en la iglesia de Santa María Maggiore, Florencia.



Pintura realizada por Carlo Crivelli (1430-1495), llamada “La Anunciación” (1486). Retrata el pasaje bíblico en la que María recibe el anunció que será la madre del hijo de Dios. Curiosamente, en esta cuadro no aparece ningún arcangel Gabriel, sino lo que pareciera ser un objeto de forma circular en el cielo. De él desprende un haz de luz que cae en la cabeza de María. 

Nuevamente aparecen los llamados sobreros ovnis. Este tapiz llamado “El triunfo del Verano”, se realizó en Bruges en 1538. En este cuadro se ve tres objetos con forma de disco en la parte superior del tapiz, tanto en el lado izquierdo con el el derecho. Nuevamente, los objetos parecen no tener una razón de ser dentro de la composición de la pintura.

Esta representación de la crucifixión de Cristo es un fresco del Siglo XVII y se puede observar a dos objetos con forma de nave en ambos lados de Cristo, a la altura de sus manos, que alzan vuelo hacia el cielo.

Esta imagen es obra del artista flamenco Aert De Gelder (discípulo de Rembrandt) y se titula “El Bautismo de Cristo”, pintado en 1710. Se observa claramente un objeto con forma de disco del que parten rayos brillantes de luz sobre San Juan Bautista y Jesús.



Estos dos ejemplos de arte rupestre son de Toro Muerto, Perú de entre 12 mil a 14 mil años antigüedad. Los seres tienen alguna clase de halo cubriendo sus cabezas (parecida a la de los santos).


Esta imagen procede de una traducción al tibetano del texto en Sánscrito “Prajnaparamita Sutra” del Siglo X. En la ampliación se pueden observar dos objetos nuevamente con la aparariencia de sombrero, característico de los típicos "platillos voladores".

 

Ésta es una moneda francesa acuñada en 1680, un moneda utilizada como herramienta educativa que normalmente se usó para ayudar a las personas a contar el dinero, o a veces usó como un suplente de dinero en juegos (ficha). Es del siglo XVI ó XVII. Algunos investigadores creen que representa la rueda que Ezequiel divisó. Claro, algunos señalan que Ezequiel justamente lo que vio fue un objeto volador no identificado. 

1 comentario:

TheImperial Inquisitor dijo...

Esa pintura del bautismo de cristo es muy peculiar porque el bautismo se representa anocheciendo o ya bien en entrada de noche cuando en casi todas las demas pinturas estan en el dia....quien sabe a lo mejor el autor quizo retratar algun fenómeno que de noche se vió muy "milagroso"