EXPERIMENTOS EXTRAÑOS: CHARLES DARWIN Y EL ESTUDIO DE LOS GESTOS HUMANOS

Charles Darwin, el padre de la Teoría de la Evolución, tuvo entre sus muchos experimentos una serie de experimentos extraños (y a la vez revolucionarios para su época) relacionados con el estudio de comprender las emociones y los gestos de los seres humanos.

En 1868, Charles Darwin emprendió un estudio para probar que los seres humanos, así como los animales, tienen un conjunto de expresiones emocionales innatas y universales, una especie de código que usamos para entender y para que nos entiendan los sentimientos.

Gestos y fotos
Para realizar este experimento, Darwin se valió de la fotografía, una tecnología que aún estaba en sus inicios para esa época. La idea, era fotografiar a una persona haciendo determinados gestos y luego enseñar esas fotografías a diversas personas para que dijeran qué creían ellas que sentía el hombre al realizar la sesión fotográfica.

Darwin usó las fotos de un hombre francés, tomadas por el anatomista Duchenne quien las tomó para examinar los músculos faciales de las personas. Según Duchenne, el sujeto en cuestión era "un hombre viejo y sin dientes, con una cara delgada, cuya apariencia, sin ser precisamente horrible, era más o menos anodina" y su "inteligencia era limitada".

Una de las mujeres que participó en este experimento y que tenía que describir las emociones que le resultaban estas fotografías, escribió luego a su hermana lo siguiente:

"El señor Darwin trajo unas fotografías que le tomaron a un francés, con ciertos músculos de la cara del viejo galvanizados, para ver si leíamos bien la expresión que producía el activar esos músculos", señaló.

¿Emoción o pose?
Según los expertos, el problema del experimento de Darwin fue que la fotografía, no sólo era una nueva tecnología en ese entonces sino también poco práctica. En ese tiempo era difícil captar el movimiento de las personas así que el sujeto debía realizar sus expresiones por varios minutos hasta que la cámara pudiera registrar la imagen, quitándole así espontaneidad a la expresión.

Otro de los problemas fue que Darwin no contaba con un grupo de control que pudiera evaluar a los participantes de los experimentos y su grupo de participantes fue muy reducido. Sin embargo, Darwin logró algunas respuestas debido a que varios de los encuestados coincidieron en calificar las emociones como temor, sorpresa, felicidad, tristeza y furia.

Pionero de la investigación del autismo
Pese a las dificultades del experimento que realizó Darwin en su época, en los sesentas, el psicólogo Paul Ekman, realizó el mismo experimento. Este psicólogo viajó por todo el mundo, mostrando fotografías de expresiones faciales a gente de varias culturas. La mayoría de esas personas interpretó las mismas cinco emociones básicas de la misma manera.

"Lo que (Darwin) descubrió no es sólo históricamente interesante sino que todavía guía la manera en la que desarrollamos medidas para estudiar enfermedades hoy en día", ha dicho Peter Snyder, profesor de neurología de la Universidad Brown, quien ha usado el trabajo de Darwin para crear una prueba para medicinas para tratar la esquizofrenia.

El estudio también fue la base de una investigación moderna sobre desórdenes como el autismo.

"Darwin era un verdadero genio e influyó en toda clase de campos, pero una de las áreas por la que no es conocido es por su influencia en la psicología humana", sostiene Snyder.

No hay comentarios: