¿QUÉ HAY DETRÁS DE LA DESCLASIFICACIÓN DE ARCHIVOS OVNIS?


La reciente noticia de que el gobierno de Canadá ha decidido desclasificar cerca de 9,500 documentos relacionados con el fenómeno Ovni, tal y como lo han hecho países como Gran Bretaña, Francia, Grecia, Brasil o Ecuador, ha despertado la curiosidad entre los especialistas de este tema que ya se preguntan, a qué se debe esta sorpresiva posición de algunos gobiernos sobre este particular tema.

Y es que resulta extraño, que si antes el tema ovni era visto desde un punto de vista político y militar como un tema meramente anecdótico y casi folclórico, ahora muchos gobiernos estén entregando y facilitando a la población e investigadores, este tipo de información, que en muchos casos no hace más que incrementar la creencia en este tipo de fenómeno.

¿Pero qué significa exactamente estos nuevos gestos de apertura?

Una real preocupación sobre la seguridad de las naciones

Para muchos, esto demostraría un cambio sustancial en la percepción de los países sobre este fenómeno, que han comenzado a tomar el tema ovni con seriedad, ya sea por su efecto en la sociedad como en temas de seguridad nacional, debido a que una porción de estos casos no han podido ser resueltos.

En cuanto a la afectación social, cabe destacar el gran interés de diversas sociedades sobre este tema, pese a lo polémico que resulta su creencia. En Francia por ejemplo, el primer día que publicó en una página web sus archivos ovni recibió una avalancha de cerca de 220 mil visitantes, lo que provocó el colapso inmediato de su portal.

Así también este tema resulta importante en la sociedad, principalmente por los daños que los “Ovnis” ha podido ocasionar a ésta, como es el caso de los incidentes con vuelos comerciales que en algunas ocurrencias han visto, han estado cerca o no han podido aterrizar por culpa de estos objetos.

Tales hechos ocurrieron por ejemplo con los casos del Olympic Airways en Grecia, registrado en un documento desclasificado en febrero por la Fuerza Aérea griega, en el que el capitán del vuelo 226 vio a un objeto volador y al dar noticia de esto al aeropuerto de Atenas, motivó la acción de las fuerzas militares griegas con la movilización de dos aviones militares F-16 para que persiguieran el objeto, sin que lograran su objetivo.

Así también se recuerda el caso del avión de Alitalia, revelado por la desclasificación de archivos ovni por el gobierno británico, y en donde se relata que momentos antes que el avión iniciará su aterrizaje estuvo a punto de colisionar con uno de estos objetos no identificados.

Por otro lado, en el tema de Seguridad Nacional, cabe destacar que en la desclasificación británica se llegó a la conclusión que de los 450 archivos sobre el tema ovni por lo menos un 10% de ellos no pudieron ser resueltos ya sea por los militares o el servicio de inteligencia británicos.

Simplemente la posibilidad de que existan objetos voladores no identificados surcando los cielos y violando el espacio aéreo de determinado país, y peor aún, que no se conozca ni la procedencia ni peligrosidad de los mismos, resulta ser un tema sumamente preocupante para la seguridad nacional de los países.

Una cortina de humo durante la crisis

Sin embargo, hay otros que sostienen que este aparente interés por parte de los gobiernos por hacer público este tipo de temas, coincide justamente con el terrible momento económico en el que están atravesando muchos países del globo.

Para quienes creen esto, resulta curioso que en momentos en que la crisis económica está golpeando con mayor fuerza, los gobiernos hayan decidido hacer públicos este tipo de casos y archivos. Para ellos, esto no es más que una mera distracción para que la población se olvide por un momento con las noticias espectaculares que pueden ocasionar la publicación de temas y casos como los que contienen esos archivos, de los problemas económicos y laborales que puedan tener en casa.

Esto, evidentemente no es muy difícil de creer, pues sobre todo en países como el nuestro, es muy fácil para nuestros gobiernos recurrir a informaciones tipo ovnis, imágenes de cristo en las paredes, vírgenes que lloran, niños que curan con las manos, animales con malformaciones, brujería y demás, sólo para desviar la atención de gran parte de la sociedad ante alguna medida política o económica polémica.

Una preparación para el 2012

Pero estas no son las únicas teorías pues están también las más extremas. Aquellas que desde los foros de conspiraciones comienzan a comentar sobre la posibilidad de que estas desclasificaciones casi globales no serían más que una especie de preparación a cuentagotas para un hecho que demostraría la existencia de estos seres.

Los gobiernos, a sabiendas del desastre social que significaría anunciar de buenas a primeras la existencia de visitantes de otros mundos y de su posible incursión en la Tierra, habrían comenzado a una especie de educación paulatina que nos prepara para la gran verdad, que sería un contacto extraterrestre, posiblemente en el año 2012, fecha en que muchas profecías, anuncian como el Fin del Mundo, o del fin del mundo tal y como lo conocemos.

Pero como hemos dicho, esta es la teoría más extrema y conspirativa, lo que si no cabe duda es que el hecho de que las naciones hayan comenzado a desclasificar, casi de manera masiva, sus archivos ovnis, algo impensable años atrás, demuestra en primer lugar un gran cambio en el modo de pensar tanto de los gobiernos, los militares y de la sociedad, y segundo, que el fenómeno Ovni continúa siendo una gran interrogante en el mundo del misterio y que con esta nueva información y estos nuevos documentos, ahora oficiales, muchos investigadores y expertos en este tema conseguirán nuevas luces y acaso descubrimientos, en los próximos meses o años.

Veremos qué pasa.

No hay comentarios: