Director: Percy Taira / Equipo: Alex Albornoz - Yukio Namisato / e-mail: correoexpediente@gmail.com / 5to Año - Lima, Perú

¿QUIERES SER UN COLABORADOR DE EXPEDIENTE OCULTO?

Si quieres colaborar con un artículo, un comentario o una opinión en Expediente Oculto, y que sea publicada como un post. Ingresa aquí.

Traducir / Translate

lunes, 26 de marzo de 2012

CRISTÓBAL COLÓN CONOCÍA AMÉRICA Y NO FUE EL PRIMERO EN LLEGAR A ELLA




Por Percy Taira


Diversas son las teorías que discuten el hecho histórico de que el navegante genovés, Cristóbal Colón, sea el verdadero descubridor de Amércia. Algunos mencionan que este mérito debe ser concedido a los vikingos, otros señalan que a los fenicios, otros los chinos y otros, a alguna otra civilización aún no descubierta, sumamente desarrollada que llegó y se asentó en estas tierras.

Pues bien, acabo de descubrir el libro Bahriye o Libro de las Materias Marinas escrito en 1513 por el navegante turco Piri Reis; este libro contiene el famoso "Mapa de Piri Reis" en la que se registra información cartográfica sobre América que en ese tiempo era desconocida por los españoles, como por ejemplo, dibujos de llamas y pumas por ejemplo, en América del Sur.

En esta obra, en el capítulo llamado "Sobre el mar occidental" (que era el nombre que recibía en ese entonces el océano Atlántico), el navegante desecha algunas de las "verdades oficiales" de la historia que aún hoy se siguen impartiendo en las escuelas y que al parecer tienen poco fundamento, justamente, histórico: que Cristóbal Colón desconocía antes de su viaje la existencia de nuevas tierras, es decir, que llegó a América de casualidad, y que fue él, el primer descubridor de estas tierras.

Esto es lo que dice el texto explica sobre el primer punto:


"Un infiel llamado Colombo y que era genovés, fue quien arribó a estas tierras. Un libro llegó a las manos del susodicho Colombo, el cual vio que en el libro se decía que, al otro lado del mar occidental, precisamente hacia el oeste, había costas e islas, y toda clase de metales, así como piedras preciosas. El susodicho, después de estudiar largamente el libro, fue a suplicar, uno tras otro, a todos los notables de Portugal, diciéndoles: dadme dos barcos para ir allá y descubrir esas tierras. Ellos le respondieron: '¡Oh, hombre vano! ¿Cómo puede encontrarse un límite al mar occidental? Éste se pierde en la niebla y en la noche'".

El susodicho Colombo vio que nada sacaría de los portugueses y se apresuró a ir al encuentro de los Reyes de España, para contarles detalladamente su historia. Le respondieron lo mismo que en Portugal.

Pero suplicó tanto tiempo a los españoles y les mostró con mucho interés los mapas que utilizaría, que los Monarcas aceptaron su petición, le dieron los barcos muy bien pertrechados, y le dijeron '¡Oh Colombo!, si sucede lo que tú dices, te haremos Rapudán de aquel país'. Dicho lo cual, los Reyes enviaron a Colombo al mar occidental".


En este testimonio del navegante turco Piri Reis, se explica claramente que tuvo información privilegiada de navegantes que ya habían descubierto estas nuevas tierras. En el texto se lee claramente que "un libro" llegó a las manos del genovés. También el texto explica que no sólo conocía las tierras que quedaban al oeste sino que sabía de las riquezas que había en ellas.

En cuanto a la segunda "verdad histórica" que desecha el texto referido a que Cristóbal Colón fue el primero en llegar a tierras americanas, Piri Reis recoge el testimonio de uno de los marineros de Colón que fue capturado como prisionero y esclavo. Esto es lo que le indicó el marinero que acompañó a Colón en sus viajes a América.



"Los habitantes de esta isla vieron que ningún mal les venía de nuestro barco; por consiguiente, cogieron pescados y nos los trajeron, empleando sus canoas. Los españoles se alegraron no poco y les dieron baratijas, pues Colombo había leído en su libro que a aquellas gentes les gustaban mucho las baratijas".



Con esto dos datos importantes, en principio, se podría confirmar la hipótesis de que Colón tenía información privilegiada sobre estas nuevas tierras, información que no solo le daban conocimiento de nuevos territorios y de cómo llegar a ellos, sino que le dieron también testimonios de antiguos navegantes que ya habrían tenido contacto con los habitantes de estas tierras. Como cuenta Piri Reis, según el testimonio de este marinero "Colombo había leído en su libro que a aquellas gentes les gustaban mucho las baratijas".

Por cierto, y solo para dar un dato más sobre aquellas verdades sobre Colón que se siguen impartiendo en las escuelas sobre Cristóbal Colón, es que él no partió de Puerto de Palos (si en verdad partió de allí porque esto también está en duda, leer post) con tres carabelas: La Niña, La Pinta y la Santa María, en realidad fueron dos carabelas que fueron La Niña y La Pinta y una nave o nao, que era la Santa María. La diferencia es que las naves eran más grandes que las carabelas, tenían dos cubiertas y mayor capacidad de bodegaje.

Y por último, para los amantes de los misterios de Cristóbal Colón, les dejo dos post que publicamos hace mucho en Expediente Oculto: El diario secreto de Cristóbal Colón, que incluye las visiones de ovnis y otros misterios más que vio Colón durante su travesía a América y el verdadero origen de Cristóbal Colón, en el que intentamos buscar un poco más sobre la infancia e incluso la identidad de sus padres.


1 comentario:

Anónimo dijo...

Expediciones a América anteriores a Colón :

http://documentalium.blogspot.com/2010/10/expediciones-america-anteriores-colon.html

Quizá también le interese...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

EXPEDIENTE OCULTO #9 - EL PAPA FRANCISCO (18/03/2013)

Estamos en Google+