¿EN TU CASA PENAN? ACÁ TE EXPLICAMOS LOS POSIBLES ORÍGENES DE LAS CASAS ENCANTADAS


¿Cuando estas en tu casa, sientes un frío extraño que te pone la piel de gallina? ¿Las puertas o ventanas de tu habitación se abren y cierran solas? ¿Escuchas extraños ruidos de golpes en las paredes? Si has sentido algunos de estos fenómenos es muy probable que estés pensando que tu casa está encantada. Es decir, que hay espíritus que "habitan" dentro de ella. Sin embargo, el origen de las casas encantadas, pueden tener su origen en uno o más fenómenos, que en este post vamos a explicar.

Un tema de energías

El tema de las casas encantadas es muy conocida desde la antigüedad. En civilizaciones antiguas como en Grecia o China, ya se tenían registros de estas casas encantadas, pero en esos tiempos se hablaba más bien de energías que se expresaban dentro de aquel lugar. Había que tener por mucho cuidado en qué lugar construir las casas hasta en dónde se colocaban las puertas y ventanas. En el caso de los chinos, se creía que estas energías debían ser canalizadas de cierta forma. Algo de esto lo vemos con el Feng Shui, que significa "viento y agua" que no es más que la circulación de energía dentro de las casas.

Quizá el tema del dónde son construidas las casas sea la más conocida por la mayoría de las personas. Por ejemplo, es muy popular la creencia de que si construyes una casa encima de un antiguo cementerio, o en el caso de los peruanos, encima de una huaca, es muy probable que tu casa, esté infestada por estas malas energías y hayas vivido algunos de estos fenómenos paranormales o físicos.

En estos casos basta con reacomodar los muebles de las casas, reorientarlas, permitir que las energías fluyan de manera más libre, y si el fenómeno persiste, pues quizá no haya más remedio que mudarse de lugar.

¿Sabes cuál es el pasado de tu casa?

Otro de los puntos Para explicar el orgien de las casas encantadas también debemos tomar en cuenta los hechos antiguos que han ocurrido en ella. Esto tiene que ver mucho con la teoría de la "impregnación". Es decir, cada hecho humano que sucede en un lugar queda registrado en los elementos naturales o artificiales, como si un determinado espacio se convirtiera en una grabadora de energías o de emociones. Esta impregnación es más fuerte cuando los hechos resultan ser violentos o cargados con una energía negativa. Por ejemplo, si en la casa en la que habitas hubo un asesinato hace muchos años, es muy probable que las paredes de tu casa haya grabado las energías de ese hecho, tanto del hecho en sí mismo, como, la de los participantes de esa violencia.

Y este no es un hecho baladí. En muchos países, principalmente anglosajones, cada agente inmobiliario o persona que va a vender su casa, tiene la obligación de decirle al potencial comprador o inquilino, el pasado de esa casa, más aún, si en ella se ha desarrollado un hecho violento. Tal es la creencia en esto, que se han creado páginas web alrededor del mundo que te cuentan la historia del lugar en el que vives. Una de esas páginas es Oshimaland, sitio japonés que te muestra en un mapa interactivo las historias de violencia que han ocurrido en determinados lugares. Así uno puede saber si en su casa, ocurrió o no un hecho de esta naturales.


Los habitantes

Por otro lado, el origen de las casas encantadas también están relacionados con las propias personas que habitan en ella. Son personas que por alguna razón llevan consigo  fuertes energías o en su defecto, las atraen, y son capaces de expulsarlas o interactuar con ellas. Esto es muy conocido en el caso de los poltergeist, fenómeno que consiste en el movimiento de cosas dentro de las viviendas, alguna de ellas de manera muy violentas. Casos emblemáticos de este fenómenos son el de la familia Perrot, que inspiró la película El Conjuro (pueden leer esta historia en este post), o el caso de la casa Einfield (que pueden leerlo en este post).

Estas personas suelen ser muy sensibles y tienen algún tipo de don o habilidad extrasensorial como la telepatía, la adivinación, la habilidad de realizar viajes astrales, entre otros. Muchas de estas personas ni siquiera son conscientes del poder o las habilidades que tienen por ello, tampoco son conscientes de que ellos pueden ser el origen de ese tipo de energías. En estos casos, la mayoría de personas se dan cuenta de que algo andan mal cuando los fenómenos solo ocurren cuando la persona se encuentra en la habitación o cuando por ejemplo, los habitantes de la casa se mudan y aún así, los fenómenos continúan en la nueva vivienda. Como si los persiguieran.

Las presencias malditas

Por supuesto, por último pero no menos importante, está la explicación de los fantasmas, los espectros o incluso, seres demoníacos, casos que no pueden ser explicados enteramente con el asunto de las "energías", sino que en muchos casos resultan ser materializaciones aveces juguetonas (como los duendes por ejemplo) pero también hay casos de presencias peligrosas y violentas. Hay casos en que estas presencias parecen poseer la casa y se sienten propietarias de ellas tanto que parecieran echar de la vivienda a los que consideran intrusos. En este caso ya no hablamos no solo de casas encantadas, sino de las llamadas Casas malditas.

Por ello, estos casos resultan ser mucho más complejos y su "cura" está ligada a las distintas costumbres, creencias o la religión de las personas que habitan esa vivienda. Muchas personas recurren a los chamanes de su pueblo, videntes, mediums, espiritistas, sacerdotes y algunos otros rituales para "limpiar" estas viviendas de estos visitantes hostiles. No podemos decir en este blog cuál de estos métodos es el más adecuado pues como hemos dicho, depende mucho de las creencias de las personas, pero sí es visible que en estos casos es mucho más difícil de definir el origen del fenómeno.

En Expediente Oculto siempre nos interesa conocer sus experiencias, por eso, si has tenido alguna experiencia con casas encantadas, nos gustaría conocer tu experiencia, quizá hayan otras personas que también han vivido lo mismo que tú y hayan encontrado una solución para tratarlas.

No hay comentarios: