LA OLEADA OVNI EN AUSTRALIA DE 1909



Antes de que el piloto estadounidense Kenneth Arnold diera a conocer públicamente su encuentro con extraños “platillos voladores” en 1947 dando origen así a lo que hoy conocemos como el “fenómeno ovni”, muchos avistamientos de este tipo ocurrieron alrededor del mundo sin ser clasificados como parte de este fenómeno. Uno de los hechos más interesantes ocurrió en Australia en el año de 1909 en la que por más de una semana, diversos pobladores de distintas ciudades de este país, divisaron diversas luces surcando sus cielos.

La oleada de Australia

El primer hecho ocurrió en la ciudad de Dandenong un sábado por la noche. Uno de los testigos de este avistamiento fue el reverendo B. Cozens de la Misión de los Marinos del puerto de Melbourne. Así informó un diario The Barrier Miner el 9 de agosto de 1909:

“(El reverendo) Salió a la calle a las 10 horas, y vio a media milla en el aire, dos luces giratorias. Redujeron la velocidad, descendieron y luego se elevaron de nuevo, luego cambiaron de color de blanco a rojo y a azul. El Sr. Cozens llamó a su esposa y a tres vecinos. Todos observaron las luces hasta la medianoche”. El reverendo observó hasta dos veces más estas extrañas luces durante la madrugada.

Al día siguiente, se produjo otro avistamiento. Esta vez, el diario que hizo eco de esta noticia fue el The Sydney Morning Herald.

“Una gran excitación provocó anoche la aparición de misteriosas luces o un cuerpo iluminado en el sureste del pueblo de Moss Vale. Un buen número de personas se reunieron en la calle principal y comenzaron a especular sobre el significado de la extraña iluminación. Por encima de la gran luz era visible claramente, un cuerpo, ya que los rayos de luz se reflejan en su superficie".

Tres días después, el 12 de agosto, The Gippsland Times, publicó una historia similar relacionada con las extrañas luces.

“Poco después de las siete de anoche, unas misteriosas luces fueron vistas en el horizonte occidental. Parecía una luz eléctrica de especial brillo y los que la veían decían que había una luz más pequeña que la acompañaba. Parecían pertenecer a una nave pues ambas se movían a través del cielo manteniendo la misma distancia. Luego una nube densa la ocultó de la vista”.

Un día después, el diario The Sydney Morning Herald, reportó otro avistamiento.

“Una considerable excitación ocurrió en los suburbios costeros la última noche entre las 7 y 8, cuando los residentes tuvieron un misterioso avistamiento en el cielo. Las luces eran claramente visibles en el noroeste y después de varios movimientos bruscos en el este, éstas desaparecieron lentamente hacia el sur”.

El 19 de agosto, en la ciudad de New South Wales, se reportó un hecho similar aunque más espectacular al ser acompañado de una especie de fuegos artificiales. The Mercury cubrió estos hechos de la siguiente manera:

“Durante una semana, la ciudad de Goulburn ha tenido unos avistamientos de una luz que se movía ‘hacia arriba y hacia abajo y hacia los lados’ y luego ocurrió una exhibición de pirotecnia, con varias estrellas cayendo sobre ella”. Además cuenta que otros testigos calificaron el hecho como una “explosión como de un cohete”.

Mereció una editorial

Tal fue la aparición de estas extrañas luces en el cielo australiano que incluso mereció una editorial de un diario preguntándose qué era este particular fenómeno. El diario The Mercury, publicó una nota de este tipo el 23 de agosto.

“Gente de todos los lugares están teniendo visiones. Cada noche, en cualquier lugar, se ven luces cruzando el cielo como si fueran dioses griegos en una misión en la Tierra. Estas visiones han sido vistas en Inglaterra, Irlanda, América, Escocia, Sudáfrica, Nueva Zelandia, New South Wales y ahora en Tasmania.

Los informes de Nueva Zelanda y New South Wales, dicen que los que vieron las luces misteriosas describen el objeto como la de un carro de fuego que viaja rápido y que es capaz de cambiar su curso. En el noroeste de este estado, y en el distrito de Huon, se han visto ‘luces misteriosas’”.

En la editorial se desliza la posibilidad que estos avistamientos hayan sido producidos por la conjunción de Venus y Júpiter. Explicación dada por los científicos de la época. También presume que esto se deba a algunas naves experimentales luego que el Ministerio de Defensa de ese país ofreciera un importante premio para el primer australiano en ser capaz de volar una aeronave de guerra.

La editorial cree que este anuncio pudo motivar a muchos inventores a desarrollar y probar sus aeronaves en absoluto secreto y consideran factible que pudo haber una relación entre estas luces misteriosas y los experimentos.


Actualmente, muchos investigadores consideran que esta oleada de extraños fenómenos aéreos no se trató más que un dirigible o algo muy parecido a eso. Recordemos que el primer zepellin fue construido en 1895 por el alemán David Schwarz. Sin embargo, otros rechazan esta hipótesis pues consideran que este tipo de tecnología todavía estaba en sus inicios y es poco probable que una de estas máquinas  haya sido probada en Australia.

Lee GRATIS la nueva novela de fantasía: La Dama Roja de Percy Taira

LEE Y/O DESCARGA GRATIS MI NUEVA NOVELA

LA DAMA ROJA, RELATOS DEL IMPERIO DE QUDOR