EL EXTRAÑO CASO OVNI DE LA FAMILIA KNOWLES OCURRIDO EN AUSTRALIA

La familia Knowles

El caso de la familia Knowles ocurrido en 1988 en Australia, es uno de los casos extraños y sin resolver relacionados con el fenómeno ovni. 

El hecho ocurrió el 20 de enero alrededor de las 5 de la mañana. En ese momento, Faye Knowles, sus tres hijos -Patrick (24), Sean (21) y Wayne (18)- y sus dos perros viajaban al sur de Australia a través de la conocida Llanura de Nullarbor, con destino a Melbourne, cuando vieron de pronto una luz brillante aparecer al frente de ellos. 

Sean iba conduciendo con Patrick como copiloto. Faye y su hijo menor, estaban en la parte trasera. La familia notó que la luz se hacía cada vez más grande mientras ellos se acercaban. Así que pensaron que se debía a una luz al lado del camino. 

Carretera en la Llanura de Nullarbor

En ese momento, Sean decidió acelerar para ver de qué trataba y cuando estaba cerca, pudo ver con claridad que la luz tenía forma de huevo. Sean continuó manejando hacia aquella luz cuando de pronto, esta emitió una luz blanca muy fuerte, tanto que Sean tuvo que "esquivar" esa luz. El coche estaba ahora viajando en el carril contrario e iba directamente en contra de una camioneta Station Wagon que se aproximaba. 

De acuerdo con los Knowles, el conductor de la camioneta logró esquivar también al auto conducido por Sean y éste, después del susto, pudo volver a su carril. Sin embargo, la familia vio como esa luz, comenzó a perseguir a la Station Wagon.

Preocupado o intrigado por lo que sería esa luz. Sean volvió a tomar el carril contrario y persiguió a la luz y al Station Wagon. Pero luego se arrepintieron y decidieron volver por donde vinieron y optaron por buscar una parada al lado del camino para llamar a las autoridades.

Pero entonces sintieron que algo muy pesado se posaba sobre el techo de su vehículo. Faye, en el asiento trasero, sacó su cabeza por la ventana para ver qué era lo que estaba encima de su vehículo. Sacó sus manos y tanteó la superficie y sintió lo que ella describió como algo esponjoso, elástico y caliente.



Cuando ella vio sus manos, las tenía cubiertas con un polvo oscuro. El carro de pronto se vio rodeado con una nube de este mismo polvo. La familia relató que carro se inundó con un olor putrefacto. Luego, apareció un sonido muy fuerte, que inquietó a lo perros de la familia, que comenzaron a ladrar fuertemente. Provocando el pánico y la confusión entre los integrantes de la familia.

Luego sintieron cómo sus gritos se hacían más bajos y cómo sus movimientos se hacían más lentos, como si estuvieran en una especie de cámara lenta. La familia perdió el sentido del tiempo y luego despertaron de ese estado cuando sintieron que uno de los neumáticos se reventó. Sean pudo controlar el vehículo hasta una parada al lado de la carretera.

Auto de los Knowles

La familia salió del coche y se ocultó en la maleza de la carretera procurando no ser notados por el extraño objeto, sin embargo, no vieron rastros de él. Volvieron a su vehículo, cambiaron la llanta y reanudaron su viaje hacia Melbourne, revisando constantemente que el Ovni no les persiguiera. En un momento de la carretera, Sean detuvo su vehículo para echar gasolina y allí se encontró con otros hombres quienes aseguraron que también vieron esa extraña luz en el camino.

Noticia de este caso publicada en diario australiano

Los investigadores en estos temas no encontraron ningún tipo de radioactividad sobre o dentro del vehículo. Al parecer, según algunos científicos, es que aquel objeto no fue más que una especie de meteorito desintegrado que cayó sobre el coche.

La familia tiempo después tuvo que vender su auto para poder pagar sus cuentas, y como sucede en muchos de estos casos, fueron ridiculizados por la sociedad. Sin embargo, la familia Knowles, mantuvo su historia y aseguró que todo ello era cierto. 


Fuentes:
Top secrets writers
Above Top secret



No hay comentarios:

ENCUESTA: ¿Cuál es tu tema de misterio favorito? Ovnis o fantasmas. Participa de nuestra encuesta.