CUENTO ANTIGUO: EL ZORRO PROTEGIDO POR LOS DIOSES Y EL TIGRE



Un día, un zorro se encontró con un tigre. El tigre le dijo: "te voy a comer", y el zorro le respondió: "tú no me puedes comer porque yo estoy protegido por los dioses". El tigre le dijo que no le creía y el zorro le dijo: "Te lo demostraré". Entonces el zorro le pidió que lo siguiera, y juntos caminaron por el bosque, y allí, el tigre vio cómo los otros animales, incluso más grandes que el zorro, le temían y huían al verlo. Al ver esto, el tigre creyó que ciertamente el zorro estaba protegido por los dioses, así que también le tuvo miedo y no le hizo daño.

Por supuesto, los animales no temían al zorro, sino al tigre que lo acompañaba, pero ya ven, actuamos dependiendo de nuestras creencias, por eso, es bueno reflexionar sobre ellas

1 comentario:

Anónimo dijo...

Eficaz manera de enfrentar las situaciones difíciles, la seguridad del zorro de contar con la ayuda de los dioses, y la firme confianza en el mismo, logra sortear positivamente una angustiosa situación y saca partido de ella.

El Guardián. :-)