LUGARES CON MISTERIO: LA ISLA DE OAK Y EL TESORO ESCONDIDO



Por Percy Taira


La Isla de Oak o Isla del Roble (llamado Oak Island) es una isla de 57 hectáreas ubicado en el condado de Lunenburg al sur de Nueva Escocia, Canadá, en la costa del Océano Atlántico. Pues bien,  existe la historia de un supuesto tesoro que se encontraría oculto bajo su suelo, en lo que hoy es conocido como el "Pozo del dinero", sin embargo, hasta la fecha, nadie ha podido encontrarlo.

La historia



Todo comenzó en 1795 cuando un joven llamado Daniel McGinnis, que en ese entonces tenía 16 años, aseguró haber visto unas extrañas luces en una zona de la isla. Él siguió el rastro de aquellas luces y descubrió que en ese terreno una depresión circular de unos 13 metros de diámetro. Alrededor de esta depresión, McGinnis, vio un árbol, que tenía marcas de una especie de polea en una de sus ramas.

Fue entonces que McGinnis se dirige con sus amigos John Smith (en otros relatos, Samuel Ball) y Anthony Vaughan, y deciden excavar en la hondonada y a unos 60 centímetros de profundidad encontraron una capa de losas que se extendían por toda la superficie. 

Los jóvenes se emocionaron al presentir que estaban cerca de algo importante. Sacaron todas las losas del lugar y luego, continuaron excavando. Fue entonces que descubrieron que en las paredes del pozo marcas de unos picos. Siguieron excavando y encontraron una capa de maderas o troncos a 3 metros de profundidad. Retiraron esos tablones y vieron una cámara vacía, pero lejos de desanimarse, continuaron excavando hasta llegar a los seis metros de profundidad, allí vieron otra capa de maderas. Retiraron nuevamente estos tablones y no encontraron nada. 

Se fueron algo decepcionados al no encontrar gran cosa pero luego, volvieron y decidieron seguir excavando. Llegaron a una profundidad de nueve metros, cuando se toparon con otra plataforma de madera. Con esto, decidieron desistir definitivamente de cavar. 

La Compañía Onslow

Ocho años después de la aventura de estos jóvenes, en 1803, llegó a la zona una compañía llamada Onslow Company, para continuar con las excavaciones, convencidos de que allí, en ese pozo, se encontraba un gran tesoro.

La compañía, ya con una gran maquinaria y equipo especializado, comenzó a excavar y para su sorpresa, se encontraron con más marcas de picos y capas de carbón, masilla y fibra de coco  y plataformas de maderas a los 12, 15 y 18 metros de profundidad. Llegaron hasta los 27 metros.

Fue a esa profundidad cuando se encontraron con una piedra plana con símbolos escritos, que fue difícil para aquellos hombres descifrar. También encontraron otra plataforma de madera. Un día, cuando volvieron a ingresar al pozo, vieron que el pozo se había inundado de agua. Sin embargo, logran llegar hasta los 30 metros de profundidad. Allí se toparon con unos toneles de madera, con algunos metales sin valor. Con esto, la compañía desistió de seguir cavando.

Con el tiempo, otras compañías siguieron cavando en la zona sin lograr mayores resultados. En 1861, las compañías Oak Island Association y el grupo Old Gold Salvage, siguieron excavando, hasta llegar a los 36 metros de profundidad, allí, encontraron una cadena de oro. Pero una serie de accidentes dentro del pozo obligó a que la compañía dejaran la excavación.

Otras compañías realizaron diversas excavaciones, llegando hasta los 70 metros. Se encontró una caja, maderas, arcillas, restos de algún tipo de actividad humana, pero nada relacionado con un tesoro o cosas por el estilo. 

Actualmente, todavía hay grupos e iniciativas privadas que buscan volver a este pozo para poder encontrar el supuesto tesoro aunque con los mismos resultados. Debido a las inundaciones que ocurren dentro del túnel y por la profundidad a la que se llega, la tarea se hace sumamente peligrosa para los trabajadores. Desde su descubrimiento en el siglo XVIII, siete hombres han fallecido durante las excavaciones. 

La tabla descifrada

Replica de la tabla encontrada en el Pozo del dinero

Tiempo después, en 1860, se logró traducir la piedra. En ella se decía: "40 metros más abajo, 2 millones de libras [esterlinas] (3 millones de dólares) están enterradas". No hay fotos de dicha piedra pues desapareció en 1912. Actualmente, solo se tiene una réplica de dicho mensaje. 

¿Qué tesoro hay?

Hasta la fecha no hay  ningún tipo de registro histórico o de otra índole que certifique la presencia de algún tesoro escondido en ese pozo. Sin embargo, la leyenda urbana dice que se trataría de un verdadero tesoro pirata, nada menos que del capitán William Kidd o Edward Teach, más conocido como Barbanegra. Otros sostienen que es el tesoro de un galeón español o de tropas británicas, otros sostienen que el tesoro son las joyas de María Antonieta.

Sea como fuere, al día de hoy, a pesar de la tecnología y los esfuerzos, el misterio del pozo de Oak continúa, incluso si no hubiera un tesoro escondido allí, las preguntas sobre este lugar continúa: ¿Quiénes construyeron este pozo? y sobre todo ¿para qué?


Lee GRATIS la nueva novela de fantasía: La Dama Roja de Percy Taira

LEE Y/O DESCARGA GRATIS MI NUEVA NOVELA

LA DAMA ROJA, RELATOS DEL IMPERIO DE QUDOR