LOS ILLUMINATI: LA VERDADERA HISTORIA


Retrato de Adam Wishaupt, fundador de los Illuminati de Baviera

Por Percy Taira

Fundado en 1776 por Adam Weishaupt, los Illuminati son la sociedad secreta más importante y conocida de los últimos tiempos. Una sociedad que desapareció para siempre en el siglo XIX aunque hay quienes todavía aseguran que existen y que están infiltradas en otras organizaciones secretas y diversas instituciones y organismos de poder con el único propósito de tomar el poder total del mundo e instaurar su Nuevo Orden Mundial.

La verdadera historia

Adam Weishaupt fue un profesor de derechos eclesiástico y filosofía práctica de la Universidad de Inglostadt en Baviera (Alemania). Este profesor, que quiso ser jesuita cuando joven, junto con otros hombres, todos ellos de la aristocracia y las clases altas de Alemania, fundaron el 1 de mayo de 1776 la sociedad secreta conocida con el nombre de los Illuminati de Baviera.

Lo que quería Wishaupt era fundar una organización que fuera capaz de llevar adelante seis puntos que él consideraba importantes para la sociedad:

1. Abolición de la monarquía y todo gobierno organizado bajo este antiguo régimen.

2. La supresión de la propiedad privada y cualquier medio de producción. Para buscar de esta manera eliminar las clases sociales.

3. Abolición de los derechos de herencia.

4. Destrucción del concepto de nacionalismo y patriotismo, y por ello, abolición de las naciones para la creación de un nuevo gobierno mundial.

5. Abolición del concepto de familia tradicional y clásico.

6. Prohibición de las religiones.


Lo interesante del asunto es que según los historiadores, esta plataforma de acción no era novedosa en esa época, pues ya existían en ese tiempo, muchos otros grupos y organizaciones que pensaban hacer algunas o varias de estas acciones de los Illuminati, por ejemplo, las logias masónicas. 

Lo interesante es que esta sociedad logró llamar en muy poco tiempo a una gran cantidad de gente importante dentro de la sociedad alemana, como duques, príncipes, políticos, empresarios e intelectuales como el escritor Goethe, lo que le dio rápidamente, gran relevancia dentro de la sociedad. 

Debido a su rápido crecimiento, Wishaupt, tuvo la idea de pedir a otras logias que se unieran a su plan para el cumplimiento de los seis puntos expuestos anteriormente. Fue así cuando el 16 de junio de 1782, se celebró en el Convento Masónico de Wilhelmsbad (Alemania) una una reunión de todas la organizaciones masónicas de Europa y decidió aprovechar este momento para hacer su pedido, sin embargo, estas logias rechazaron su plan y deciden no integrarse a los Illuminati.

Con esto, los Illuminati quedaron solos. Sin embargo, su presencia ya era difícil de ocultar en Baviera y sus ideas contra la monarquía y contra las religiones, entre ellas la Iglesia Católica, hicieron que se ganaran muchos y poderoso enemigos. Uno de ellos fue el propio príncipe Elector de Baviera, Carlos Teodoro del Palatinado y Baviera, quien  el 22 de julio de 1784, decidió mediante un decreto eliminar la legalidad de los Illuminati y de cualquier secta u orden masónica dentro de baviera. 

El fin de los Illuminati

Fue entonces que todo el grupo pasa a ser perseguido. El propio Wishaupt tuvo que dejar su cátedra en la Universidad. En 1785 un edicto del Elector de Baviera confirma la ilegalidad de los Illuminati y comienza una persecución, principalmente, en la zona católica de Alemania.

En la noche del 10 de julio de ese año, el abad Lanz, el mensajero y correo de Weishaupt, cayó fulminado por un rayo. Su cuerpo fue trasladado a la capilla de San Emmeran y la policía encontró en su ropa documentos relacionados con las planes de los Illuminati. Entre ellos, se descubre un complot de los Illuminati en contra de los marqueses de Francia. El gobierno Bávaro publicó estos documentos con lo que quedó clara la participación (aunque no tan importante como se cree) de los Illuminati en el nacimiento de la Revolución francesa. 

Esta persecución terminó con toda la orden, tan solo nueve años después de su fundación, en 1785, sin embargo, su sonada participación en la Revolución francesa y debido a sus ideas contra la monarquía, muchos creyeron que los Illuminati estaban detrás de todos los movimientos antimonárquicos que se estaban desarrollando en ese momento en toda Europa y en América, especialmente con los Estados Unidos.

Algunos creyeron que Weishaupt, una vez que su organización fue destruida, dividida, fundó una serie de sectas más, una de ellas se llamaba "Espartaquismo", tomando el nombre secreto de Weishaupt de Espartaco dentro de los Illuminati, sin embargo, esto es mentira. Weishaupt, acabó por refugiarse en Gotha (Alemania) y se sabe que después de 1787, renunció a toda conexión activa con órdenes iniciáticas y se acercó a la Iglesia.  Falleció un 18 de noviembre de 1830 a la edad de 82 años. 


Los Illuminati en Estados Unidos

Un tema aparte es la presencia de los Illuminati en América. Un año después que inciaran las persecuciones a los Illuminati en Baviera, en los Estados Unidos se fundó en 1785 una organización llamada Logia Colombina de la Orden de los Illuminati de Nueva York, en esa orden que era una logia masónica más, se unió gente sumamente importante en la política de la nueva nación norteamericana como un ancestro de Franklin Delano Roosevelt, Clinton Roosevelt; Horace Greeley, director del Tribune; y Thomas Jefferson. Esta organización también fue disuelta en el siglo XIX y de allí salieron las distintas organizaciones o fraternidades universitarias de los Estados Unidos como los Skull and Bones, The Shriners, Grand Lodge Rockefeller, entre otras.

Si bien los símbolos de los Illuminati se mantuvieron en el imaginario popular y en los grupos universitarios o logias masónicas, como en los billetes del dólar estadounidense por ejemplo, pero no tienen una relación con los Illuminati de Baviera. 

Lo interesante del mito de los Illuminati es cómo la imagen de esta agrupación ha variado radicalmente con lo que una vez proponían y buscaban. Si una vez los Illuminati eran el símbolo de la antimonarquía e incluso, buscaban una especie de socialismo, los Illuminati estadoundienses, por lo menos los que se hacen llamar así, son todo lo contrario, y según las teorías de la conspiraciones, la forman reyes, príncipes, y gente con gran poder y sumas importantes de dinero. Sin embargo, como hemos dicho, nada de esto es cierto, y si existen logias y organizaciones llamadas Illuminati con este tipo de personajes, no tienen ninguna relación con los Illuminati de Baviera ni con las ideas que este grupo defendía.


Lee GRATIS la nueva novela de fantasía: La Dama Roja de Percy Taira

LEE Y/O DESCARGA GRATIS MI NUEVA NOVELA

LA DAMA ROJA, RELATOS DEL IMPERIO DE QUDOR