LA MEDITACIÓN O MINDFULNESS SÍ REDUCE EL ESTRÉS Y CAMBIA TU CEREBRO, SEGÚN ESTUDIO CIENTÍFICO

Sara Lazar, neurobióloga.


Sara Lazar, es una neurobióloga estadounidense de la Hospital General de Massachusetts y la Escuela de Medicina de Harvard, que decidió realizar junto con su equipo, una investigación para conocer los beneficios de la meditación, en el cerebro. La conclusión del estudio es que la meditación sí reduce los niveles de estrés y ansiedad, sino que además, nos ayuda a sermás compasivos y hasta es capaz de cambiar la forma de nuestro cerebro. 

En una entrevista realizada por el Washington Post, Lazar cuenta que se interesó en investigar los efectos de la meditación cuando entrenaba para participar en las tradicional maratón de Bostón, en los Estados Unidos. 

Cuenta que ella sufría de algunas lesiones por correr y un fisicoterapista le sugirió que dejara de correr y que solo hiciera ejercicios de estiramiento. Fue así como ella comenzó a practicar el yoga como una forma de fiscoterapia.

"El profesor de yoga me hizo una serie de afirmaciones como que el yoga podría incrementar tu compasión y abrir tu corazón. Y yo pensaba: 'Sí, sí, sí, yo solo estoy aquí para estirar'. Pero comencé a notar que estaba más calmada, y que estaba mejor dispuesta para manejar situaciones difíciles. Me sentía más compasiva y con el corazón abierto y era capaz de ver las cosas desde otros puntos de vista".

En un principio, la neurobióloga pensó que se trataba de un efecto placebo pero luego revisó estudios científicos realizados sobre este tipo de actividades y encontró evidencia de que la meditación puede estar asociado a la reducción del estrés, de la depresión, la ansiedad, el dolor y el insomnio e incrementa la calidad de vida.

La investigación y los resultados

Para su investigación Lazar tomó a un gruo de personas que no habían meditado antes y las colocó en un grupo para que lleven unas sesiones de ocho semanas de meditación basados en un programa de reducción de estrés.

Según Lazar, luego de este período se prueba se encontraron diferencias en el volumen hasta en cuatro regiones del cerebro de los participantes. Estos cambios fueron:

1.- Diferencias en la corteza cingulada posterior que está implicada en el mente errante (la falta de atención).

2.- El hipocampo izquierdo, que ayuda al aprendizaje, la cognición, la memoria y la regulación emocional.

3.- La unión temporal parietal vinculada con la toma de perspectiva, la empatía y la compasión.

4.- Un área de la base del cerebro llamado el Pons, donde se produce gran cantidad de neurotransmisores reguladores.

Pero además se encontró una reducción de la zona de la llamada Amigdala, que es la zona del cerebro que participa en la ansiedad y el estrés en general. El cambio en la amigdala se relacionó con una reducción en los niveles de estrés de las personas.

Hay que recalcar que estos logros se obtuvieron con una práctica en promedio de 30 minutos al día durante estas ocho semanas.

La meditación no lo cura todo

Para la científica, la meditación o el Mindfulness (la atención o conciencia plena) tiene ciertamente beneficios que ayudan a la salud de las personas, pero eso no quiere decir que sea la cura de todo.

"Es como un ejercicio. Esto es un ejercicio mental en realidad y así como un ejercicio aumenta la salud, nos ayuda a manejar el estrés mejor y promueve la longevidad, la meditación nos brinda también estos mismos beneficios".

Pero como un ejercicio no pude curarlo todo. Entonces, la idea es que es útil como una terapia adjunta. No es independiente. Se ha intentado con muchos, muchos otros trastornos y los resultados varían enormemente (impacta en algunos síntomas, pero no en todos). Los resultados son modestos y no funciona para todo el mundo", asegura la neurocientífica.

Lazar asegura que lleva 20 años practicando la meditación y ha encontrado grandes beneficios tanto en la reducción de estrés, en pensar con mayor claridad, en mejorar las interacciones interpersonales y ha tener más empatía y compasión por las demás personas.

La científica espera que en el futuro se hagan más pruebas científicas para confirmar los beneficios de esta práctica.

PUEDEN LEER LA NOTA ORIGINAL EN ESTE ENLACE




No hay comentarios: