EL HUAYNAPUTINA: EL GRAN VOLCÁN PERUANO QUE ERUPCIONÓ EN 1600 Y TUVO ALCANCE MUNDIAL

Dibujo de Guamán Poma de Ayala, explicando los efectos de la erupción del Huaynaputina

Por Percy Taira

Huaynaputina es una palabra quechua que quiere decir joven (wayna) y volcán (putina) y era el nombre que se le puso a un volcán ubicado en la cordillera de los Andes en el departamento de Moquegua (Perú),  a una altura de 4200 msnm, siendo su punto máximo a los 4.850 msnm.

Pues bien, este volcán, el 19 de febrero de 1600, erupcionó produciendo una gran catástrofe que se desperdigó por 13 kilómetros al este y suereste del país y causó severos daños a las ciudades peruanas de Arequipa y Moquegua, incluyendo grandes movimientos sísmicos y nubes de cenizas por varios días.

Según los historiadores, esta es la erupción volcánica más grave y violenta que se haya producido en el área andina desde el siglo XVI. 

Testimonios históricos

"Hechos que cambiaron el mundo". La erupción del Huaynaputina es considerada como un hecho histórico mundial 

Sobre este fenómeno se tienen diversos testimonios, estos son algunos que hemos podido obtener del blog Laicacota de Nicanor Domínguez (leer artículo completo aquí). Uno de los más importantes es que el escribió el propio virrey de ese tiempo, don Luis de Velasco y Castilla, quien escribió desde el Callao el lunes 8 de mayo, lo siguiente:

"A los 19, 20, 21 de Hebrero [= febrero] se oyeron disparar por la costa arriva [al Sur] donde estava la armada esperando los enemigos [corsarios holandeses] y todos afirmaron que heran [disparos] de artillería y que devían de estar peleando con ellos, que causó mucho contento, (...) y a los 5 de Marzo tuve aviso de cómo en las provincias de Camaná y sus valles havía caído y llovido tanta ceniza que casi cegava la gente y que no se v[e]ían unos a otros con la oscuridad grande que hacía y se oyeron tantos tiros en distancia de 90 y 100 leguas de costa arriva [al Sur] y abajo [al Norte] en mismo tiempo, que ha causado mucha admiración”.

Un sacerdote jesuita, que se encontraba en Arequipa, escribió este texto explicando la manera cómo estalló este volcán:

“La causa de tan grande tribulación a sido aver rebentado un bolcán del pueblo de Omate que dista de aquí diez y ocho leguas; sábese que a sido de grandíssimos fuegos y piedras con lo qual se an undido y asolado cinco o seis pueblos que están en su cirqüito. Ase dicho por cosa cierta que en doze días y más a sido siempre en aquel paraje noche obscuríssima (...); dízese que en el pueblo de Omate, que es junto al mismo bolcán quatro leguas distante, an caído piedras de cinco y siete libras y que an perecido asta sesenta personas del dicho pueblo, quedando las cassas dél sepultadas en la arena y ceniza. De los demás pueblos comarcanos al dicho bolcán no se sabe cosa cierta”.

El texto está fechado el viernes 3 de marzo de ese año, es decir, poco más de 10 días después del hecho natural.

Tiempo después, en 1615, el del cronista indio Guamán Poma de Ayala, recogió este acontecimiento y escribió lo siguiente:

“Le fue castigado por Dios cómo rreuentó el bolcán y sallió fuego y se asomó los malos espíritus y salió una llamarada y humo de senisa y arena y cubrió toda la ciudad [de Arequipa] y su comarca adonde se murieron mucha gente y se perdió todas las uiñas y agiales y sementeras. Escurició treynta días y treynta noches. Y ubo proceción y penitencia y salió la Uirgen María todo cubierto de luto y ancí estancó y fue seruido Dios y su madre la Uirgen María. Aplacó y [a]pareció el sol pero se perdió todas las haziendas de los ualles de Maxi [Majes]. Con la senisa y pistelencial de ella se murieron bestias y ganados”.


No hay comentarios: