MONJE MOMIFICADO HACE 200 AÑOS "NO ESTÁ MUERTO" SINO EN ESTADO DE MEDITACIÓN, SEGÚN MÉDICO DEL DALAI LAMA



La momia de un monje budista, y que tiene una antiguedad de 200 años, no estaría muerto, sino, estaría a un paso de transformarse en un Buda de la vida real, sostiene el médico especialistas y médico del Dalai Lama, Barry Kerzin.

La momia fue hallada en 27 de enero en la provincia de Songino Khairkhan (Mongolia). Se encuentra en la posición de loto (típica posición empleada por los monjes budistas para la meditación) y su cuerpo está cubierto con piel de cordero y se encuentra en un buen estado de conservación.

Si bien los exámenes forenses no han sido aún completados, el doctor Barry Kerzin, insiste en que el hombre momificado se encuentra en una "meditación muy profunda" y un estado espiritual raro y muy especial conocido como 'tukdam'.

"Si la persona es capaz de permanecer en este estado durante más de tres semanas -lo que rara vez sucede- el cuerpo se reduce poco a poco y, al final, todo lo que queda de la persona es el cabello, las uñas y la ropa. Por lo general, en estos casos, las personas que viven junto al monje pueden ver un arco iris que brilla en el cielo durante varios días. Esto significa que se encontró un 'cuerpo de arco iris'. Este es el estado más alto cerca de la Budeidad ", explica Kerzin, que asegura ha sido testigo del estado "tukdam" en varios meditadores.

El Centro Forense Nacional de Mongolia, donde se encuentran los restos, ha recibido en las últimas horas numerosas visitas de fieles budistas que acuden a rezar ante la posibilidad de que se trate de una figura divina.

Por el momento, el proceso de investigación se encuentra en marcha, para ello se realizará un examen completo de la momia, y se ha designado para este trabajo a  investigadores policiales, científicos y personal del Ministerio de Justicia y el Ministerio de Educación, Cultura y Ciencia de Mongolia.

¿Quién es la momia?

Las especulaciones ahora se centran también en conocer la identidad de la momia. Para algunos, los restos pertenecen a un mentor que inspiró al lama (maestro de la doctrina budista tibetana) Dashi-Dorzho Itigilov, momificado en Rusia en la década de 1920.

Se dice que De Itigilov, nacido a mediados del siglo XIX, pidió a sus discípulos en 1927 que lo enterraran en la posición del loto y que lo exhumaran 30 años después, algo que finalmente no sucedió hasta el 2002.

Sin embargo, actualmente un descendiente del monje mongol conocido como Geser Lama, que vivió hace unos 200 años, señaló en una entrevista publicada hoy por "The UB Times" que la momia tiene un gran parecido con su ascendiente, cuya tumba fue asaltado hace un año. 

Así informó la prensa sobre este hecho


No hay comentarios: