EXCLUSIVO: LOS AVISTAMIENTOS OVNI DE MADRE DE DIOS EN 1951 Y EL INTERÉS DE LOS EE.UU. SOBRE ESTOS CASOS



Por Percy Taira

En Expediente Oculto hemos encontrado un documento exclusivo que puede ser de mucho interés para los amantes del tema ovni en nuestro país. Se trata de una nota publicada por el diario El Comercio en su edición del 15 de agosto de 1951, y que narra los hechos de una serie de avistamientos ovnis ocurridas en el mes de julio de ese mismo año en la región de Madre Dios, ubicada en la selva del Perú. 

El artículo, titulado "Platillos voladores sobre la Selva Peruana", relata un caso sumamente interesante ocurrido el 19 de julio de ese año, en el que un objeto volador no identificado fue visto sobre la ciudad de Iberia y de Puerto Maldonado. El diario presenta en exclusiva una fotografía del hecho. En la misma nota, también se da cuenta sobre otro caso ocurrido el 20 de julio de ese mismo año del que además, se dice que fueron testigos unas trescientas personas. La nota del diario El Comercio, que pudo pasar como una nota más sobre este tipo en nuestro país, fue tomado con mucho interés por el servicio de Inteligencia de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, quienes informaron a sus superiores sobre la nota e hicieron una investigación al respecto que incluyó consultas al ministro de Educación de la época y a la Fuerza Aérea de nuestro país.


Nota de El Comercio - 15 de agosto de 1951



Transcribimos la nota publicada en ese diario:

Platillos voladores sobre la Selva Peruana

Junto con la foto que publicamos arriba, hemos recibido copia del siguiente despacho radiotelegráfico trasmitido desde la hacienda Iberia a Lima por el servicio interno de la Corporación Peruana del Amazonas.

"El día 19 de julio, a las 4 y 50 de la tarde cruzó el cielo de Iberia (departamento de Madre de Dios) un disco luminoso con núcleo o cabeza de color azul eléctrico intenso y estela luminosa con su comienzo amarillo, terminando en un color anaranjado intenso.

La dirección fue de Sur a Norte, visible de uno a dos minutos, dejando una estela vaporosa, espesa, que quedó flotante por más de quince minutos. La altura a que iba era más o menos de 2,500 a 3,000 pies; a plena luz solar. Durante su recorrido, la instalación a servicio de radio de la Corporación Peruana del Amazonas se paralizó, no funcionó ni para transmitir ni para recibir señal alguna".

Nuestro informante añade que dicho disco fue observado en Maldonado, capital de Madre de Dios, a las 4.55 de la tarde del mismo día. La distancia entre Iberia y Maldonado es de ochenta millas, lo que quiere decir que el recorrido lo hizo este disco en cinco minutos. Un avión de tipo corriente hace igual recorrido en 50 minutos.

En nuestra edición matinal del veinte de julio último, publicamos un despacho enviado por el corresponsal de "El Comercio" en Puerto Maldonado en el que se daba cuenta del paso del platillo volante con idénticos pormenores, agregándose que más de trescientas personas pudieron observarlo. Ahora nos llega, confirmando gráficamente la noticia y por primera vez en informaciones de esta índole, una foto del extraño artefacto cuyas características no es fácil apreciar, pero sí sus dimensiones y la extensión ---- que deja a su paso, como si se desplazara en el espacio por el sistema de propulsión a chorro".


Algunos detalles a tomar en cuenta



Sobre los datos expuestos sobre esta nota habría que separar claramente los dos casos. El primero de ellos ocurrido el 19 de julio y el segundo el del 20 de julio. Con respecto al caso del 19 de julio, lo interesante es que el objeto fue visto a plena luz solar, de allí que la descripción del mismo sea clara: "Un disco luminoso con núcleo o cabeza de color azul eléctrico intenso y estela luminosa con su comienzo amarillo, terminando en un color anaranjado intenso."

Lo que intriga en todo caso, es de la descripción de una estela en este avistamiento. Algo que es muy extraño en los avistamientos ovnis. Según el comunicado de la Corporación Peruana del Amazonas, aquel objeto dejó una estela vaporosa, espesa, que quedó flotante por más de quince minutos" en el cielo. También indica que el objeto fue visto tanto en Iberia como en Maldonado, ciudades separadas por una distancia de 80 millas.

El tema de la estela hace pensar más bien que se trataría de un fenómeno natural como puede ser el paso de un cometa o la caída de un meteorito, tal y como hemos visto muchas veces en videos de diversos testigos: cabeza luminosa y una vez extinguido o desintegrado el meteorito, su estela perdura (según las condiciones del clima) por varios minutos más.

Para confirmar podemos ver esta fotografía que acompaña la nota del diario, que si bien no es muy clara, puede verse la estela blanca que dejó aquel objeto a su paso por Iberia.

Lo curioso en este caso, sí es el hecho de que el servicio de radio de la zona haya dejado de funcionar, como si el fenómeno hubiera provocado algún tipo de interferencia.

Sobre el otro caso, ocurrido el 20 de julio en Puerto Maldonado, pudo suceder un hecho similar, según el diario este caso tuvo "idénticos pormenores" con la diferencia de que fue visto por más de trescientas personas. Lo curioso del caso es que también se menciona una estela "como si se desplazara en el espacio por el sistema de propulsión a chorro". Descartado que se trate de un avión de propulsión a chorro (imaginamos que lo visto no tenía estas características o simplemente no hubo el ruido característico de este tipo de naves), también podría fácilmente tratarse de un meteorito.


Interés de las FF.AA. de los EE.UU.



Lo que llamó nuestra atención del caso, es que hemos podido encontrar este documento de la Inteligencia Aérea de los Estados Unidos, desclasificado este año por el gobierno estadounidense, y que demostraría el gran interés que tuvo este país por los casos de la selva.

El informe numerado IR-46-51, lleva por título: "Reporte de inusual fenómeno atmosférico", está fechado el 24 de agosto de 1951, fue elaborado por el coronel de la Fuerza Aérea de los EE.UU. (USAF) Henry Hamilton, Jr. y da cuenta de la nota transcrita líneas arriba, publicada en el diario El Comercio.


Lo interesante del documento es el interés que tuvo el gobierno de los Estados Unidos por este incidente, tanto que investigó el asunto incluso consultando con el ministro de Educación del país (aunque el documento no lo especifica, pudo tratarse del Coronel Juan Mendoza Rodríguez). En el informe, se señala lo siguiente:

"El ministro peruano de Educación en discusión con oficiales de la Embajada luego de la publicación del artículo, explicó que la fotografía fue tomada por un profesor en Puerto Maldonado cerca de la frontera boliviana. De acuerdo con el ministro, el profesor estaba haciendo un picnic con un grupo de amigos y, como él quería tomar una foto del grupo, se dio cuenta de algo extraño volando a través del aire y levantó su cámara a tiempo para la foto".

Pero acá llega lo interesante, pues no solo la Fuerza Aérea de los EE.UU. investigó y miembros de su embajada conversaron con un ministro sobre el tema, sino que enviaron a analizar la fotografía mostrada en la nota del diario y publicada en este post a la Fuerza Aérea Peruana. El informe, clasificado como secreto hasta hace unos meses atrás, dice lo siguiente:

"El examen de tres fotografías diferentes supuestamente tomadas por tres individuos distintos revela un intento bastante inteligente en trucos de fotografía".

Es decir, según los análisis la fotografía en cuestión fue manipulada.

La USAF pidió la opinión de la Fuerza Aérea Peruana, sobre este caso y esto fue lo que consignó en el documento:

"Es de la opinión de la Fuerza Aérea Peruana, que tal falsificación fue por razones comerciales. El Comercio compró la fotografía y la historia. ----- ejemplares se han vendido para el público".

En conclusión, luego de toda esta investigación, para la inteligencia de la Fuerza Aérea de los EE.UU., el asunto no fue más que un hoax, es decir, un fraude. Para ellos, la fotografía fue alterada y la historia pudo ser también inventada, y el diario la publicó simplemente por cuestiones comerciales, es decir, para vender más ejemplares.

Sin embargo, lejos de que si lo ocurrido en Madre de Dios en julio de 1951 fueron unos meteoritos o algún otro fenómeno natural o atmosférico o simplemente un hoax, lo interesante es ver todo el trabajo que se tomó la Inteligencia de la Fuerza Aérea de los EE.UU., para saber y conocer la verdad sobre este caso.

Resulta interesante ver cómo se seguían noticias de este tipo como una noticia de interés para el gobierno estadounidense, o por lo menos, para sus fuerzas militares. Tal fue el interés que se consultó sobre el tema con un ministro de Estado así como a la Fuerza Aérea Peruana. Vale la pena preguntarse ¿Por qué todo ese interés por parte del gobierno de los Estados Unidos si, como afirma su gobierno desde hace mucho, los ovnis no existen?



Más casos de ovnis en Perú, en el siguiente enlace

No hay comentarios: