LOS CASOS OVNI DE APURÍMAC Y CAJAMARCA EN LA DÉCADA DEL 50 (PROYECTO LIBRO AZUL)




Por Percy Taira

En este post publicamos dos casos extraños relacionados al fenómeno ovni, obtenidos del Proyecto Libro Azul de los Estados Unidos y que recientemente han sido desclasificados y puestos a disposición del público en Internet.

Estos documentos son sumamente interesantes pues muestran dos hechos ocurridos en nuestro país en la década de los cincuentas, uno en Apurímac y el otro en Cajamarca; y también, quizá, la manera cómo el gobierno de los Estados Unidos, intentó darle explicación a cada uno de estos hechos.

El caso de Apurímac


El primer caso ocurrió el 28 de octubre de 1957 en Andahuaylas (Apurímac). Y fue firmado por el capitán Harry W. Deffebach, bajo el título de "Avistamientos de objetos no identificados en Perú".

"El primer caso es cubierto en la siguiente cita de un telegrama del inspector de los asuntos de los Indios de Andahuaylas (Departamento de Apurímac), Perú, fechado el 29 de octubre de 1957 'A el ministro del Trabajo y asuntos de Indios - Lima: Ayer 28 aproximadamente a las 6:05 pm, fue visto un objeto luminoso, esférico, de color agua, de unos 60 centímetros, ligeramente largo y que emitía chispas antes de caer a tierra. El objeto cayó aparentemente en la zona del distrito Talavera. Buscamos hasta este minuto sin éxito".

Lamentablemente, en este informe no hay suficientes datos como para sacar algún tipo de conclusión que vaya más allá de algún tipo de hecho inexplicable. El Proyecto Libro Azul, consideró que el hecho pudo tratarse de la caída de un meteorito.


El caso de Cajamarca


El segundo caso fueron varios avistamientos ocurridos en los días 16, 28 y 29 de octubre y 8 de noviembre de 1957. Los hechos ocurrieron en Cajamarca. El documento fue firmado por el Teniente Coronel Vergil N. Nestor y tiene por título "Objeto volador sin identificar".

Esto es lo que dice el informe:

"El reporte contiene avistamientos de un objeto volador no identificado  realizado por un calificado observador del clima, quien notó el tiempo en GMT e hizo sus observaciones usando el automático "Zeiss-Recording-Theodolite" y notó el ángulo Azimuth y el ángulo de elevación como siguió al objeto volador. La observación se hizo el 26, 28, 29 de octubre y 8 de noviembre de 1957".

Este es el testimonio del referido trabajador de la "Compañía Peruana de Servicios Meteorológicos" de ese entonces.

"Primero vi un objeto blanco, metálico y brillante el 26 de octubre en la tarde. Me lo fue mostrado por xxxxx, administrador de la Hacienda Sunchubamba, junto con el Sr. xxxxx y Sra. xxxxx, durante nuestra estadía en el lago Sunchubamba. Fue visible por más de 15 minutos y lo pude observar fácilmente sin binoculares. El 28 de octubre, vi la misma cosa a las 1239 hora de Lima, que significa 1839 GMT, trabajando con el globo piloto de observación en el observatorio Kanzel"

(...) el 29 de octubre a las 1251 tiempo de Lima (1751 GMT) vi el mismo objeto en la posición 119° ángulo Azimuth y 65,6° ángulo de elevación, con dirección no identificada exactamente. El mismo día a las 1339 hora de Lima (1839 GMT) vi de nuevo en la posición 118,5° ángulo Azimuth y 71° ángulo de elevación, moviéndose lento aproximadamente 300° -310°. En todos estos días la visibilidad ha sido mala. Nuevamente he visto el mismo objeto ayer 7/11/57, después de una llamada por teléfono de xxxxx sobre el mismo objeto luminoso visible desde la hacienda xxxxx y se me avisó la aproximada posición".

Extraño caso


El Proyecto Libro Azul cerró el caso como un simple avistamiento del planeta Venus. Es curioso sin embargo, que meteorólogos de la Compañía Peruana de Servicios Meteorológicos de ese entonces, con toda su experiencia y viendo el objeto a simple día con todos los instrumentos a su disposición no hayan podido darse cuenta que se trataba del planeta Venus.

Otro hecho curioso, y esto lo incluye en sus conclusiones el Teniente Coronel Vergil N. Nestor, es que es sumamente raro que el planeta Venus sea visto en las primeras horas de la mañana o la tarde, y que haya sido tan luminoso que incluso haya podido ser visto a simple vista, como dice el testigo "sin binoculares".

Un dato para tomar en consideración es que para muchos expertos e investigadores del fenómeno ovni, consideran el Proyecto Libro Azul como una estrategia del gobierno de los Estados Unidos, no tanto para explicar y descubrir los casos de fenómeno ovni sino para desprestigiarlo y en muchos casos, tratando de que cada caso sea explicado (a veces al a fuerza) con hechos conocidos como pueden ser los fenómenos atmosféricos, globos sonda, venus, etcétera.


Sin embargo, allí están los casos y el testimonio de las personas. Interesante caso que queda para el análisis.




No hay comentarios: