LA VEZ EN QUE EE.UU. QUISO DETONAR UNA BOMBA ATÓMICA EN LA LUNA


Por Percy Taira

Sobre los militares y sus locuras para demostrar su poder en el mundo se ha dicho mucho y se han hecho muchas locuras, pero quizá esta sea una de las principales, y es que una vez, los Estados Unidos tuvo la "genial" idea de hacer estallar una bomba atómica, nada menos que en la Luna.

En 1958, la Fuerza Aérea de los Estados Unidos preparó un plan que consistía en lanzar armas nucleares en la Luna. El proyecto se llamó "Estudio de los vuelos de investigación lunar", y su nombre clave fue "Proyecto A119". 

¿Para qué hacer algo así? Pues bien, recordemos que eran tiempos de la Guerra Fría, y tanto la Unión Soviética como EE.UU. puganaban por ser la potencia militar en el mundo, además, la URSS en ese entonces le estaba ganando a los EE.UU. la carrera espacial, carrera que tenía más tintes militares y armamentísticos que científicos.

En todo ese contexto, EE.UU. pensó que era buena idea hacer estallar un misil intercontinental con carga nuclear en la Luna, lo suficientemente potente (es decir superior a las estallas en Hiroshima o Nagasaki) como para que el hongo nuclear pueda verse desde la Tierra, o mejor dicho, para que pueda ser visto por los soviético. Es más, se buscaba que la bomba estallase en el plenilunio lunar así de esta forma el hongo nuclear estaría iluminado por el Sol, lo que lo haría más terrorífico.

Con esto los EE.UU. podrían demostrar dos cosas: 1) que podrían enviar un misil a la Luna y por ende, podrían hacerlo a cualquier parte del mundo, y 2) que son capaces de estallar hasta una bomba atómica en la Luna, algo que supongo asustaría a cualquiera.

Sin embargo, otros dicen que la intención de este proyecto de los Estados Unidos era ver los efectos que podría producir una detonación nuclear en la Luna. Tan simple como eso. Algo que igual resulta ser altamente estúpido.

Sea por el motivo que fuere, el plan de estallar una bomba nuclear, nunca se llevó a cabo.  Suerte para la Luna y por supuesto, suerte para toda la humanidad.


No hay comentarios: