CUANDO LOS HOMBRES VENDÍAN A SUS ESPOSAS EN GRAN BRETAÑA



Grabado de 1820, un hombre vende a su esposa debido a una infidelidad

Entre los años de 1780 y 1850, se instauró en Gran Bretaña una terrible costumbre: la venta de esposas. Cada esposo británico de aquella época, que no soportaba a su esposa, o que se había enterado que ésta le había sido infiel, o simplemente ya no la soportaba, podía venderla al mejor postor. 

La forma era sencilla, simplemente se llevaba a la esposa atada de manos a la plaza de la ciudad y se iniciaba la subasta. El precio podría ser desde un barril de cerveza, algún animal de ganado, o dinero. 

Se dice que entre los años mencionados, se vendieron en Gran Bretaña un total de 300 esposas.

No hay comentarios: