CIENTÍFICO ALEMÁN SE CONGELARÁ A SÍ MISMO PARA RESUCITAR EN 150 AÑOS


¿Locura o fe en la ciencia? El científico alemán Klaus Sames, a sus 75 años de edad, ha decidido congelarse a sí mismo con el fin de resucitar dentro de 150 años.

El experimento consiste en enfriar su cuerpo hasta los 196 grados bajos cero. Después de que los abogados constaten la muerte del cerebro, los asistentes del profesor, tendrán tan solo cinco minutos para poner su cuerpo en un baño con 60 kilogramos de hielo. Si los asistentes tardan en hacer todo esto, el experimentó fracasará y será imposible devolverle la vida. 

El cuerpo de Sames, será enviado a la ciudad de Clinton Township, en el estado estadounidense de Michigan, donde se encuentra la sede de la empresa Cryonic Institute, empresa que cuenta con los equipos necesarios para realizar este tipo de procesos. 

En este lugar, el cuerpo de Sames descansará en un refrigerador especial. También, la sangre del alemán será cambiada por una solución física especial.

Sames ya ha pagado la suma de 21 mil euros para que pueda ser descongelado en 150 años.

NO HAY PRUEBA DE QUE FUNCIONE

Hay que destacar que aún la ciencia no ha podido certificar que la criogenización, funcione. Sames espera que en 150 los científicos puedan encontrar la forma de conseguirlo esto. Debido a ello, muchos han calificado el plan de Sames como una locura, a lo que el hombre de ciencia ha respondido que está "cien por cien consciente de lo que estoy haciendo. Estoy bien de la cabeza".

Ojalá que el pronóstico de Sames sea cierto.

No hay comentarios: