EL EXTRAÑO CASO DE LA MUJER ADICTA A ESTAR EMBARAZADA


Su nombre es Tara Sawyer, tiene 37 años, y tiene una extraña adicción: quedar embarazada. "Cuando no espero un hijo me siento vacía", asegura esta mujer inglesa que ya es madre de siete niños.

Tal es su adicción que la mujer es conciente que no puede mantener tanta cantidad de hijos, así que ha decidido aprovechar su adicción para ayudar a parejas que no pueden tener hijos. Es decir, ser madre de alquiler.

"Soy adicta a la ilusión del embarazo y si puedo ayudar a parejas que no pueden tener hijos, sería una locura no hacerlo... es un sentimiento increíble dar un bebé a alguien que lo quiere desesperadamente", asegura Sawyer, quien dice no tener ningún tipo de conflicto emocional con el  bebé cuando lo entrega.

Si bien las leyes inglesas la hacen merecedora de 18.400 euros en concepto de gastos por este tipo de embarazos, Sawyer ha rechazado el dinero.

A la fecha ya ha dado a luz a gemelos para una pareja y ahora está en conversaciones para darle un hijo a  una pareja gay.

1 comentario:

Paula dijo...

no me quiero imaginar que hara cuando no pueda tener mas hijos