COLABORACIÓN: ROSTRO DE JESÚS EN UNA VIVIENDA DE MÉXICO


NOTA DEL EDITOR: Agradecemos a Graciela Sotelo de México por contarnos esta maravillosa historia de la formación de un supuesto rostro de Cristo en su vivienda en México. Lo curioso del caso es que a diferencia de otros similares, Graciela ha pedido la opinión de diversas personas con quehaceres distintos y al parecer, todos le han dado una opinión similar. Como leerán en la nota, Graciela pide ayuda a nuestros amigos lectores, quizá conocedores de este tipo de fenómenos, para que también den su opinión sobre lo que consideren sea el origen de esta imagen o consejos sobre qué hacer con ella. Esperemos que puedan ayudarla.


Por Graciela Sotelo (México)
E-mail: gracielasotelo90@yahoo.com.mx

Estimados Directivos de Expediente Oculto

Por este conducto me permito enviarles mi más cordial felicitación por esta revista, me parece excelentes las investigaciones y artículos  que presentan.

Me dirijo a ustedes para enviarles una posible colaboración. Hace más de cinco años, en diciembre de 2008, me percaté que en una pared exterior de mi casa, ubicada en Toluca, Estado de México, México,  se perfilaba el costado de un rostro, sólo aparecía un ojo y el  lado izquierdo del rostro.

En ese entonces mi hijo adolescente sin comentarle yo nada, me dijo que él también se había percatado de este suceso, sólo que él me aseguró que era el rostro de Jesús, y me señaló un Cristo que se encuentra en la pared interna de la casa, a un costado de una ventana que se ubica enfrente del mencionado Rostro.

No le hice caso, y no queriendo darle importancia, olvidé este hecho. Un mes después, al pasar por enfrente de la ventana, volteé a ver la pared y para mi sorpresa encontré el rostro completo. Sin dejar de admirarme, avisé a mi familia, mi madre de inmediato al ir a verlo me comentó que era el rostro de Jesús, por lo que invité a algunos compañeros de trabajo, amigos y familiares, para que me dieran una opinión al respecto, todas la personas coincidían en lo mismo. De hecho, como trabajo en un Instituto de Cultura, me acompañó el director del Museo de Antropología e Historia, con un curador del Museo para ver y revisar la imagen. Pasamos a la casa contigua y revisaron la pared del edifico y viendo que estaba completamente seca, pues se percataron que esta imagen había surgido  tal vez de agua, sin ser período de lluvias, más bien apareció en invierno, en diciembre de 2008, como lo mencioné.

El director del museo me comentó que nunca había visto una imagen como está que se formara, más bien las que había visto siempre eran manchas de humedad, y me ofrecieron tratarla para que se conservara, sin embargo mi hijo adolescente me comentó que no, que si Dios quería estar ahí sería hasta que él quisiera.

Unos meses después fui a ver al párroco de la colonia, quien al ver una fotografía que llevaba me dijo yo no veo nada y en obediencia a la iglesia tienes que ir a borrarla y pintar y me avisas, voy y bendigo el lugar. Yo no me atreví a borrarla y más bien me fui a ver al  párroco coordinador de la zona, quien me dijo que regresara a ver al sacerdote y le dijera que él me había indicado que fuera personalmente a verla, a ver cuánto duraba esta imagen. 

Ante la imposición que quiso hacerme el sacerdote, no la borré y me dediqué a consultar a  especialistas en apariciones  como Bryan Moore, otros párrocos, filósofos, al canal EWTN,  escritores, etc., todos coincidieron que era el Divino Rostro, por las características, sin embargo me aconsejaron esperar, a priori, me comentaron que tal vez había aparecido por todo lo que estaba pasando en el mundo, abortos, asesinatos, secuestros, en fin... 

Un amigo líder otomí me ha dicho que es sorprendente, pues además surgió del agua, que significa vida, y me ha comentado que la suba a  la red, lo cual  aún no he hecho. 

Dos años después, las veladoras que le prendía se empezaron a formar en forma de corazón, no me había percatado de que era el mes  en que se adoraba al Sagrado Corazón de Jesús, se me hacía extraño este hecho. Un amigo sacerdote   integrante de la Asociación de sacerdotes paulinos de Roma, al verla me dijo que  él no  se atrevería a borrarla, por lo que me aconsejó que dejara de angustiarme por lo que hiciera con ella (darla a conocer o no), que mejorara como ser humano y como familia y que ya no le hiciera tanto caso, que conservara la imagen hasta que no se deteriorara. Ha seguido viniendo a verla en algunas ocasiones  y lo sorprendente es que después de cinco años aquí está, esperando no sé  qué,  y me pregunto si sería conveniente que alguna persona con recursos pudiera fundar tal vez aquí una misión, una congregación, una fundación, pues tal vez no estoy cumpliendo con el objetivo que tiene esta imagen.

Quisiera a través de su revista conocer opiniones, datos y tal  vez encontrar  a alguna persona interesada en hacer en este lugar una buena obra, ya que yo no tengo posibilidades y no me interesa el lucro, pues soy una persona ante todo creyente y fiel a Dios.


FOTOS ENVIADAS POR GRACIELA SOTELO







Cambio de la vela a forma de corazón.






No hay comentarios: