CARDENAL RENUNCIANTE PIDIÓ PERDÓN POR CONDUCTA SEXUAL INAPROPIADA



El cardenal escocés Keith O'Brien, quien renunció la semana pasada al ser acusado de tener un "comportamiento inapropiado" con otros religiosos en la década de los ochentas, admitió que su conducta sexual "cayó por debajo de los estándares que se esperan de mí como sacerdote, arzobispo y cardenal".

O'Brian renunció luego que tres sacerdotes y un ex eclesiásticos lo denunciaran por conducta inapropiada. Uno de los denunciantes señaló que el cardenal solía acercarse a él en las noches, luego de las oraciones nocturnas.

Curiosamente, O'Brian causó polémica en su país al oponerse radicalmente a la legalización de los matrimonios entre homosexuales calificándolas de "subversión grotestca de un derecho humano universalmente aceptado".

PIDE PERDÓN

El ex arzobispo de St. Andrews y Edimburgo, pidió además perdón a quienes "ofendió" y se disculpó con la Iglesia Católica y con el pueblo escocés por su conducta.

"Pasaré el resto de mi vida en retiro. No voy a desempeñar ningún papel en la vida pública de la Iglesia Católica de Escocia", apuntó el cardenal.

Keith O'Brien era uno de los cardenales que tenían derecho a voto en el cónclave.

No hay comentarios: