ÚLTIMO: BENEDICTO XVI ANUNCIÓ SU RENUNCIA AL PAPADO PARA ESTE 28 DE FEBRERO




El Sumo Pontífice Benedicto XVI anunció que dejará de ser Papa el 28 de febrero debido principalmente a su avanzada edad.

“Después de haber examinado ante Dios reiteradamente mi conciencia, he llegado a la certeza de que, por la edad avanzada, ya no tengo fuerzas para ejercer adecuadamente el ministerio petrino”, dijo el Papa en un sorpresivo anuncio durante el consistorio para fijar las fechas de canonización de tres causas.

Benedicto XVI, que cumplirá 86 años en abril afirmó que  “en el mundo de hoy (...), es necesario también el vigor tanto del cuerpo como del espíritu, vigor que, en los últimos meses, ha disminuido en mí de tal forma que he de reconocer mi incapacidad para ejercer bien el ministerio que me fue encomendado”.

Con esta decisión Benedicto XVI es el primer Papa en renunciar a su cargo, después de 600 años. Siendo el primer Papa en renunciar Clemente I (del 88 al 97) al ser arrestado y condenado al exilio, el último fue Gregorio XII (1406 a 1415) en una época sumamente complicada en occidente cuando gobernaban tres Papas, Gregorio XII en Roma; Benedicto XIII de Avignon y el llamado Antipapa, Juan XXIII. El emperador Segismundo obligó a dimitir a los tres pontífices pero sólo Gregorio XII obedeció.

Benedicto XVI comenzó su pontificado el 19 de abril de 2005.

CÓNCLAVE EN MARZO

Para elegir al sucesor de Benedicto XVI se realizará un cónclave entre quince y veinte días después del 28 de febrero, es decir, probablemente en marzo. En este cónclave participarán 120 cardenales del Colegio Cardenalicio Vaticano.

LAS RAZONES

Al parecer, la salud no sería la única razón o motivo de renuncia de Benedicto XVI, sino los diversos problemas que ha enfrentado la Iglesia Católica durante su mandato. No sólo las continuas denuncias por abusos sexuales cometidos por algunos sacerdotes a menores de edad; sino también por los escándalos de fugas de información conocidos como los "Vatileaks", en la que se vio envuelto el círculo más íntimo de Ratzinger como su propio mayordomo, Paolo Gabriele.

COMUNICADO PAPAL

Este es el comunicado de renuncia del Sumo Pontífice, fechado el 10 de febrero del 2013 y firmado por el propio Benedicto XVI.


Queridísimos hermanos,

Os he convocado a este Consistorio, no sólo para las tres causas de canonización, sino también para comunicaros una decisión de gran importancia para la vida de la Iglesia. Después de haber examinado ante Dios reiteradamente mi conciencia, he llegado a la certeza de que, por la edad avanzada, ya no tengo fuerzas para ejercer adecuadamente el ministerio petrino.

Soy muy consciente de que este ministerio, por su naturaleza espiritual, debe ser llevado a cabo no únicamente con obras y palabras, sino también y en no menor grado sufriendo y rezando. Sin embargo, en el mundo de hoy, sujeto a rápidas transformaciones y sacudido por cuestiones de gran relieve para la vida de la fe, para gobernar la barca de san Pedro y anunciar el Evangelio, es necesario también el vigor tanto del cuerpo como del espíritu, vigor que, en los últimos meses, ha disminuido en mí de tal forma que he de reconocer mi incapacidad para ejercer bien el ministerio que me fue encomendado.

Por esto, siendo muy consciente de la seriedad de este acto, con plena libertad, declaro que renuncio al ministerio de Obispo de Roma, Sucesor de San Pedro, que me fue confiado por medio de los Cardenales el 19 de abril de 2005, de forma que, desde el 28 de febrero de 2013, a las 20.00 horas, la sede de Roma, la sede de San Pedro, quedará vacante y deberá ser convocado, por medio de quien tiene competencias, el cónclave para la elección del nuevo Sumo Pontífice.

Queridísimos hermanos, os doy las gracias de corazón por todo el amor y el trabajo con que habéis llevado junto a mí el peso de mi ministerio, y pido perdón por todos mis defectos. Ahora, confiamos la Iglesia al cuidado de su Sumo Pastor, Nuestro Señor Jesucristo, y suplicamos a María, su Santa Madre, que asista con su materna bondad a los Padres Cardenales al elegir el nuevo Sumo Pontífice.

Por lo que a mi respecta, también en el futuro, quisiera servir de todo corazón a la Santa Iglesia de Dios con una vida dedicada a la plegaria.

Vaticano, 10 de febrero 2013.

BENEDICTUS PP XVI


No hay comentarios: