EL CABO VALDÉS NIEGA SU EXPERIENCIA EXTRATERRESTRE Y ABDUCCIÓN – ANALIZAMOS ESTE CAMBIO DE SU TESTIMONIO


Armando Valdés Garrido (Fotografía de Carmen Porter / Cuarto Milenio)


Por Percy Taira

Sin lugar a dudas uno de los casos más importantes en Sudamérica relacionado con el fenómeno Ovni es el llamado "Caso Valdés". Aquella historia que tuvo como protagonista principal al cabo Armando Valdés, quien junto a sus siete compañeros de una patrulla militar chilena, observaron en 1977 una luz potente e inexplicable sobre el desierto de Lluscuma en Arica.

Según el testimonio de los soldados, no sólo observaron esta luz sino que ocurrieron hechos aún más difíciles de explicar, por ejemplo, el hecho de que el cabo Valdés, cuando se acercó a esa luz, haya desaparecido de pronto de la vista de sus compañeros, para aparecer luego de 15 minutos, cayendo del cielo, frente a los soldados con una apariencia de que hubiera pasado cinco días.






Pues bien, resulta que ahora, que el cabo Valdés, luego de 35 años de esa experiencia, ahora la niega, y asegura poco menos, que todo no fue más que un invento de los periodistas ligados al misterio.

"Nunca fui abducido, no existe contacto de primer, ni de segundo, ni de tercer tipo", ha dicho recientemente Valdés a los medios de comunicación chilena.

Explica que si bien es cierto que vieron una extraña luz esa madrugada del 25 de abril, no es cierto que alguna vez haya pensado que aquello se trató de una nave extraterrestre sino que pensó que aquella luz podría tratarse de algún tesoro de oro escondido. "En ese momento quería partir a ver dónde había caído esa luz, para sacar un trocito de oro y hacerme millonario, pero no fue",ha dicho entre risas.

Por otro lado, negó que haya ocurrido uno de los puntos principales y que hacen sumamente interesante este caso: la supuesta abducción que sufrió y de la cual fueron testigos sus siete compañeros.

Ahora, el cabo Valdés explica de esta manera su experiencia:

"Estábamos con mis muchachos agazapados en las pesebreras que habíamos fabricado de piedra y barro para los caballos, cuando en eso la luz del OVNI se puso tan fuerte que decidí salir a ver desde un costado, y probablemente me pegué una orinada. Cuando regresé a la pesebrera mandé un salto desde la entrada hacia el interior desde una piedra, a lo que los muchachos interpretaron que me habían dejado caer desde una nave intergaláctica y que mi barba era más larga que de la mañana”.

Para él, toda esta historia se tejió producto del miedo de sus compañeros militares y por parte de ufólogos e investigadores que usaron su caso para su provecho personal.

"Los ufólogos chantas deberían de dejar de utilizar mi caso para hacer plata, yo no conocí Ganímedes ni tengo un chip implantado en el cuerpo, ni menos tengo poderes sanadores", asegura.


EL CURIOSO CAMBIO EN EL TESTIMONIO DEL CABO VALDÉS

Ciertamente, que el cambio del testimonio del cabo Valdés nos ha sorprendido. De ser un absoluto convencido de la historia que vivió a pasar a negarla absolutamente, nos resulta difícil de creer. Por ello consideramos que es bueno recordar y aclarar algunos puntos y afirmaciones que ha dicho Valdés sobre su propia historia y que poco o nada tiene que ver con la historia que él mismo contó, por ejemplo, en esta entrevista realizada el 18 de mayo de 1977, es decir, a pocos días de ocurrida la experiencia con aquella luz y en la que el cabo da detalles de la experiencia que vivió.




Las principales contradicciones que uno puede encontrar entre lo que dice ahora y lo que dijo el mismo año en que le ocurrió la experiencia, son estas:

Primero: el cabo Valdés coincide que la experiencia que vivió fue un hecho sobrenatural, es decir, algo inexplicable o para lo que no estaba preparado. Incluso es él quien menciona la palabra "extraterrestre", "platillo volador", entre otros términos, nunca dijo que pensó que se trataba de un tesoro enterrado.

Segundo: Confirma toda la experiencia vivida, sobre todo, la luz extraña que apareció ante ellos, es más la califica como un objeto. Específicamente dice: "una cosa luminosa que descendía", esta "cosa" le pareció que tenía un movimiento inteligente, pues se movía a distintas direcciones y al parecer, luego de recibir distintos estímulos. Como él dice, minutos después en la entrevista, estaba preparado para identificar cualquier nave hecho por el hombre y aquello era completamente distinto a lo que él antes había visto.

Por otro lado, también confirma que le pidió a esa luz que se identificase. ¿Tiene algo que ver esto con su último testimonio de que pensó que se trataba de un tesoro escondido en el desierto?

Tercero: Reconoce que en un momento dado, él pierde el conocimiento. También cuenta el extraño hecho que sus compañeros, a solo cuatro metros de distancia de él, lo buscaran, lo llamaran y no lo encontraran, hasta que él llegó, según el testimonio que dijo ese mismo año: "por arte de magia al lugar de los hechos". Ahora él dice que estaba cerca, que fue a orinar, que saltó de una piedra y que fueron los soldados quienes pensaron que él descendió del cielo.

Cuarto: Es más, según el testimonio que recogen los medios chilenos, ahora dice que fueron sus compañeros quienes interpretaron que cuando apareció su barba estaba más crecida como si hubiera pasado varios días, sin embargo, en esta entrevista de 1977, se escucha claramente, que el tema de la barba era un hecho que a él también le llamó la atención y confirma que no fue una interpretación de sus compañeros, sino que él mismo notó que cuando apareció su barba estaba incluso más crecida que su bigote y mucho más espesa y larga. También confirma el hecho que su reloj se adelantó 5 días y se detuvo 15 minutos.

Quinto: Esto es solo una muestra de las contradicciones que hemos podido encontrar en una de las tantas entrevistas que ha dado el Cabo Valdés (fáciles de encontrar además en YouTube) contando esta misma experiencia alrededor del mundo. Hemos usado esta entrevista, evidentemente, porque se realizó a pocos meses de ocurrido el hecho, es decir, hay menos posibilidades de que la historia se haya "contaminado" por teorías u opiniones de lo que él ahora llama investigadores "chantas" del fenómeno ovni.


¿POR QUÉ ESTE CAMBIO DEL CABO VALDÉS?

Ahora bien, a qué se debe este cambio evidente de creencias y del testimonio de Armando Valdés, un cambio además tan radical que incluso llega a negar lo que una vez afirmó.

Se puede pensar que Valdés ha recibido algún tipo de presiones políticas y militares, sin embargo, podemos descartar esto debido a que tanto el Cabo Valdés como los miembros de su patrulla fueron obligados a guardar silencio por el gobierno de Augusto Pinochet. Fue luego de la caída de Pinochet, cuando esta historia comenzó a salir a la luz pública. Que ahora, luego de 35 años se le quiera censurar de nuevo, parece poco probable.

La única explicación que podemos darles, es algo que muchos investigadores y periodistas del mundo del misterio ya sospechaban desde hace algunos años, y es que al parecer, el cabo Valdés habría cambiado su versión debido a una fuerte influencia religiosa.

Diversos investigadores del fenómeno ovni, señalan que Valdés en los últimos años ha recibido una fuerte influencia religiosa que le ha llevado a pensar que su experiencia, así como todo aquello relacionado con el fenómeno ovni es un tema demoníaco, una obra del demonio para confundir a los creyentes cristianos.

Visos de este cambio puede verse en la entrevista que dio al programa español Cuarto Milenio conducido por el periodista Iker Jiménez, en el 2009, en la que ya no es tan directo en decir que lo que vivió está relacionado con el fenómeno ovni. Si bien los puntos claves de su vivencia las mantiene en este testimonio, la confusión y las dudas, lo hacen matizar un poco su historia.

Acá pueden ver este detalle de su respuesta cuando Jiménez le pregunta qué cree que se esconde detrás de la experiencia que vivió. El testimonio aparece a partir del minuto 7’30” y ya habla de un tema espiritual.





Por último, no queremos que se nos malinterprete, nosotros creemos evidentemente que cada cuál puede tener la creencia que crea correcta, cada cuál puede cambiar, incluso, sus pensamientos, emociones y recuerdos, si es que así lo desea, lo que simplemente queremos notar en este post es el cambio de testimonio tan radical del cabo Valdés, reconocer cuáles son estos cambios y tratar de averiguar el por qué. Pero repetimos, somos respetuosos de las creencias que cualquier persona pueda tener, sobre Dios, sobre el mundo, sobre el fenómeno Ovni, sobre lo que sea. Al final, la historia de cada uno es la historia que cada uno cuenta, y la verdad del cabo Valdés, solo el cabo Valdés la sabe a ciencia cierta.




1 comentario:

Anónimo dijo...

Así es parece que su "nueva" religión lo obliga a rechazar la existencia de OVNIS e incluso a negar su propia experiencia. Ahora es un " PASTOR"