¿SABÍAS QUE LA CREACIÓN DE LA WEB CAM FUE GRACIAS A UNA CAFETERA?


Imagen de la famosa cafetera y una de las primera imágenes de una web cam.


Por Percy Taira

Acá les dejo otra de esas historias curiosas, relacionada en este caso, con el invento de uno de los artilugios de Internet que ha revolucionado no solo con la manera de contactarse y socializar de las personas, sino que ha influenciado en temas como la educación, los negocios, y demás. Hablamos de la cámara web y lo que motivó su creación: nada menos que una cafetera.

Cuenta la historia que en 1991 los científicos Quentin Stafford-Fraser y Paul Jardetzky, de la Universidad de Cambridge tenían la misma debilidad de sus colegas: el café. Según  Stafford-Fraser, el café es para los investigadores de ciencia computacional “muy importante” pues es necesario para lograr un buen trabajo un flujo constante de cafeína en sus cuerpos.

Pues bien, ambos investigadores así como todos los científicos computacionales de la universidad, necesitaban café a toda hora. El problema era que en ese departamento de la universidad solo existía una cafetera, que se encontraba en el principal laboratorio de computación de Cambridge, que además, se encontraba en el sótano del edificio. Por ello, todos los programadores debían bajar o subir los pisos correspondientes para tomarse una taza de café.

Lo terrible del asunto para estos científicos, es que muchas veces, luego de hacer ese recorrido, muchas veces encontraban la cafetera vacía, lo que hacía de su viaje, un viaje en vano.

Fue por ello que Quentin Stafford-Fraser y Paul Jardetzky se les ocurrió colocar una cámara cerca de la cafetera que tomara imágenes de ésta y diseñaron un programa que permitía a los investigadores del departamento ver las imágenes en su red de computadoras internas.

Esto permitía que los investigadores sin moverse de sus sillas podían ver si la cafetera estaba llena o vacía, es decir, podían evitar acercarse hasta el laboratorio y hacer todo ese recorrido en vano.

Ya el 22 de noviembre de 1993, la cámara de vigilar el café dio el salto a Internet. Fue el Dr. Martyn Johnson quien viendo las posibilidades de Internet vio que sería fácil replicar el sistema de vigilancia de la cafetera, pero en la red.

Y así lo hizo y de pronto la idea se volvió sumamente popular. Se llamó en un principio XCoffee y esto es lo que cuenta Stafford-Fraser sobre esos primeros momentos de la primera cámara web:

“Era una cafetera vacía o una llena, o en momentos más emocionantes quizás una cafetera medio llena y luego tenías que adivinar si el nivel de café subía o bajaba”.

Fue tanta la popularidad de este nuevo artilugio que gracias a la web no solo los científicos de la Universidad podían ver la dichosa cafetera, sino también personas de varias partes del mundo. Cuenta Stafford-Fraser que incluso recibió correos electrónicos de Japón preguntando si podían poner una luz durante la noche para ver la cafetera.

"Para ser honestos creo que estábamos todos un poco desconcertados", confiesa el Dr. Johnson, "a veces creo que nunca más en mi vida algo en lo que he estado involucrado logrará tener tanta cobertura como esta idea que tuve en una tarde".

Al final, diez años después la transmisión de la cafetera acabó, y la última imagen que se tiene es la de los científicos apagando la cámara. Sin embargo, no fue el fin de la cafetera, pues esta se vendió a través de Internet al precio de 5,345 dólares americanos. La compró la revista alemana Der Spiegel, que pronto devolvió a la cafetera a su actividad normal.

No hay comentarios: