EN 5 AÑOS HABRÁ UN DINOSAURIO VIVO EN LA TIERRA, AFIRMA RESPETADO PALEONTÓLOGO



Jack Horner, reconocido paleontólogo y profesor de la Montana State University de los Estados Unidos, asegura que en cinco años como mínimo, se podrá devolver a la vida a un dinosaurio. 

En una entrevista dada al diario ABC de España, Horner, señala que su método consistirá en manipular un embrión de pollo y "mediante ingeniería genética, le haremos dar marcha atrás en el tiempo hasta sacar el dinosaurio que lleva dentro".

"Las aves son dinosaurios, llevan su mismo ADN, así que lo que hacemos es intentar que de un dinosaurio salga otro dinosaurio", agregó.

Horner aclara que esta primera "cría" no sería precisamente un dinosaurio como lo que tenemos en mente, pero será algo muy parecido y tendrá muchas de sus características.

"El resultado será un animal completamente nuevo, un 'pollosaurio' (o 'dinopollo' como prefiera), con muchas de las características físicas propias de los dinosaurios. Se trata de conseguir 'dar marcha atrás' a la evolución y resucitar en el pollo una gran cantidad de rasgos propios de los dinosaurios, desde el tamaño a los dientes o las garras".

"En sus primeros estadíos, un embrión de pollo desarrolla rasgos dinosaurianos como dientes o manos con tres dedos. Si podemos encontrar los genes que les obligaron a reducir su tamaño, o los que hacen que los dedos se hayan fundido para formar alas, y conseguimos apagarlos, entonces podremos hacer crecer un animal con características de dinosaurio", aseguró.

Hasta el momento de los tres genes que se buscan reactivar (el del tamaño, de los dientes y las garras), el equipo del profesor Horner ha logrado localizar al gen responsable de que la gallina tenga o no dientes. Asegura que probablemente tome dos años más para encontrar los otros dos.

¿Por qué las gallinas?

En cuanto a la pregunta del por qué elegir a las gallinas para este experimento, Horner, señaló que esto se debe a que los científicos conocen a la perfección el genoma de la gallina, y porque entre todas las aves, las gallinas son las más comunes. 

Asimismo comentó que la idea de experimentar con las gallinas se debe a la dificultad de experimentar con el ADN de los propios dinosaurios.

"Se ha demostrado que del ámbar es imposible extraer ADN (tal y como hacían en Parque Jurásico) y de los huesos fósiles, tampoco. Encontramos hace unos años algunos muy esperanzadores, de una hembra de Tiranosaurio, y logramos aislar tejidos blandos y vasos sanguíneos, pero no ADN. Por eso decidimos utilizar ADN moderno".

Por otro lado aclaró que no se trata de una modificación genética, sino simplemente se intenta "reactivar genes atávicos del ADN de las aves y hacer que vuelvan a expresarse".

Jack Horner asegura que esta nueva especie de pollo podría "nacer" en cinco años como mínimo o en siete años como máximo.



No hay comentarios: