LA HISTORIA DE UN VIAJE EN EL TIEMPO HECHO POR UN MAGO



Mago Teller, esperó 34 años para realizar un acto de magia.


Por Percy Taira

Un día, Teller, el famoso mago del dúo Penn & Teller, cuando estaba en la secundaria, en 1963, escuchó una historia por parte de su maestro que le impresionó. Su profesor, el Sr. Rosenbaum, le contó la historia de “Enoch Soames”, escrita por el británico Max Beerbohm en 1916.

En este cuento, Beerbohm, narra la historia de Enoch Soames, un escritor mediocre pero sumamente vanidoso, que consideraba que su talento lo haría un hombre sumamente famoso en el futuro. Un día de 1890, cuando Soames se encontraba en la calle se le apareció el diablo, y este le propuso enviarlo al futuro para que pudiera ir a la biblioteca más famosa del mundo y constatar allí, las referencias históricas que se contarían sobre su vida. A cambio de esto, por supuesto, el diablo le pidió su alma. El escritor, convencido de que su nombre pasaría a la historia, aceptó el trato.

El diablo cumplió su parte del trato y envió a Soames a la Biblioteca del Museo Británico de Londres precisamente el 3 de junio de 1997 a las 2:10 de la tarde. Una vez finalizado el “viaje”, el escritor preguntó por su nombre y para su mala suerte, la única referencia que había de él en algún libro, era una historia que narró de él un escritor llamado, Max Beerbohm en 1916.

Tal fue el impacto que tuvo esta historia en Teller, que en su adolescencia se le ocurrió la idea de hacer realidad este viaje en el tiempo, aunque para ello tuviera que esperar 34 años para lograrlo.

Y así lo hizo, el 3 de junio de 1997, una media hora antes de las 2:10 de la tarde, Teller se presentó en la Biblioteca del Museo Británico. En un principio dudó que alguien se presentara en el museo esperando justamente la presencia de aquel escritor de la historia de Beerbohm, sin embargo, para su sorpresa había por lo menos una docena de personas que estaban esperando la aparición de Soames. Teller se unió a este grupo de curiosos.

Cuando dieron las 2:10 de la tarde, apareció en la biblioteca, un personaje misterioso, con trajes de finales del Siglo XIX, tal y como lo describió Beerbohm en su cuento. Este hombre se acercó al escritorio del bibliotecario y pidió ver los catálogos de libros. Revisó aquellos documentos y luego se dirigió al estante en donde estaba el libro de Beerbohm, tomó el libro, lo abrió y mostró un gesto de desilusión, cerró el libro y luego “desapareció” entre los estantes de la biblioteca.

Todo esto fue visto por las personas que estaban esperando este momento mágico. Evidentemente todos quedaron atónitos, todos menos Teller, por supuesto, que se encontraba entre el público y vio toda esa escena con una gran sonrisa en su rostro.

Y es que Teller era el único que sabía que todo aquello no era más que un truco de magia. Fue él contrató a aquel hombre para que se hiciera pasar por Soames, fue él quien buscó las ropas del siglo XIX que concidían con el relato de Beerbohm, y fue él quién buscó la manera de que su cómplice “desapareciera” entre los estantes de la biblioteca.

De esta manera, se realizó con gran éxito este truco de magia sobre un viaje en el tiempo, que curiosamente,  tardó 34 años en realizarse.



1 comentario:

GASPAR BÚFALO dijo...

¡¡SENSACIONAL LO REALIZADO POR ÉSTE MAGO!!

Y lo que hizo éste mago, es una historia digna para ser contada por alguno de los grandes exponentes de los cuentos satíricos de terror como son: ALFRED HITCHCOCK o AGATHA CHRISTIE...