HUFU: EL TOFU CON SABOR A CARNE HUMANA




Por Percy Taira

¿Quiere tener una dieta libre de grasas y calorías sin evitar saborear el sabor de la carne humana? Pues para esas personas salió Hufu, acrónimo de Human Tofu, es decir, un alimento hecho de soja que tenía el sabor de la carne humnana.

Este producto se lanzó entre mayo del 2005 y junio del 2006 a través de una página web llamada www.eathufu.com.

El Hufu fue promocionado como una "alternativa saludable para caníbales que quieren dejar el canibalismo". 

El fundador y CEO de Hufu, fue el antropólogo aficionado, Mark Nuckols, quien se le ocurrió la idea cuando estudiaba en el Tuck School of Business, y se encontraba en un restaurante vegetariano comiendo un sandwinch de tofurkey, es decir, tofu con sabor a pavo, y mientras leía "Good To Eat: Riddles of Food and Culture", un libro sobre el canibalismo. 

Dice que en un inicio, el producto se pensó destinado a los antropólogos, es decir, para que estos vivieran la experiencia del sabor de la carne humana y así comprender mejor el canibalismo. 

Sin embargo, lo curioso o sorprendente del caso, es que hubo mucha gente que visitó la página web y comenzó a hacer pedidos de este producto llevados por la curiosidad de conocer el sabor de la carne humana. No solo lo hacían antropólogos, sino personas de distintas profesiones y oficios. Este producto fue un éxito en varios países como por ejemplo, Japón.

Evidentemente, el producto era un alimento falso, nunca existió, era una simple broma, un Hoax, aquellos que pidieron el producto y pagaron por él, nunca lo recibieron, algo que provocó que además de las protestas de grupos defensores de los derechos humanos, se le sumaran las protestas de los consumidores insatisfechos, lo que al final provocó el cierre de la página web en agosto del 2006.

La pregunta que quedó en el aire es, que si ese producto hubiera sido en verdad desarrollado, y en verdad se hubiera puesto a la venta, mucha gente lo hubiera comprado por la simple curiosidad de conocer a qué sabría la carne humana, y por supuesto, nuestro amigo Nuckols, sería sumamente millonario con una idea alocada: vender carne humana a las personas.

1 comentario:

JORSATAN dijo...

Si existiera, lo más probable es que uno terminara dándose aunque sea una "probadita" de carne de gente de verdad, no sólamente saborizada.
Me causaría curiosidad, cómo se haría para verificar que en verdad sabe a carne humana? Quienes serían los probadores? Y si la empresa fuera legal, los probadores no irían a la carcel?...