LOS “CÍRCULOS” DE NAMIBIA INTRIGA A LOS CIENTÍFICOS




En el desierto de Namibia, en la frontera entre Angola y Sudáfrica, hace muchos haces está ocurriendo un fenómeno que hasta el momento no tiene una explicación científica. Se trata de los llamados Círculos de Namibia, formaciones circulares de entre 2 y 12 metros de diámetro que aparecen y desaparecen de este territorio sin que haya hasta el momento una explicación de por qué se forman y por qué desaparecen.

Dentro de estos círculos, la hierba no crece, y un detalle curioso es que muchos de ellos están rodeados por un anillo de vegetación más alta que la de alrededor, la que marca claramente el perímetro de la zona seca.


Las “huellas de los dioses”

Si bien existen registros de casos similares en varias partes del mundo, como los llamados “anillos de hadas” de España, la diferencia con estos fenómenos es que en Europa, estos círculos eran ocasionales y se supo que eran provocados por la acción de varias clases de hongos que afectaban el crecimiento de la vegetación, sin embargo, en el caso de los círculos de Namibia, o “huellas de los dioses” como es conocido por la población de este desierto, aún no se sabe qué las origina.

Un detalle más,  y que quizá le aumenta el misterio a estas formaciones, es que según Walter Tschinkel, un biólogo de la Universidad Estatal de Florida, si bien no  ha develado el misterio del porqué de las formaciones de estos círculos, ha señalado que estos seguirían una especie de “ciclo vital” que los hace aparecer y desaparecer con regularidad.



Por ejemplo, Tschinkel revela que los círculos más pequeños tienen una duración media de 24 años, mientras que los más grandes pueden llegar hasta los 75. "La cuestión del por qué se forman es muy difícil de resolver -afirma el investigador-. Hay sobre la mesa un buen número de hipótesis, pero las pruebas no son convincentes para ninguna de ellas".

En un primer momento el Tschinkel pensó que los círculos marcaban los límites de colonias subterráneas de termitas, pero al excavar en alguno de ellos no encontró rastros de estos insectos.  También se han descartado la presencia de hongos, la emanación de vapores tóxicos desde el subsuelo, entre otros.

Continuaremos informando sobre los avances de estas investigaciones y por supuesto, sobre los avances de este fenómeno.

No hay comentarios: