LAS ERUPCIONES VOLCÁNICAS MÁS CATASTRÓFICAS DE LA HISTORIA


Erupción del volcán Pinatubo, en 1991.



Por Percy Taira

Los volcanes son unos monstruos dormidos, su despertar produce no sólo temor sino, en algunos casos, catástrofes que pueden acabar con gran parte de la población que los rodea. 

El hombre, lamentablemente, a lo largo de su historia ha sido testigo de estos terribles acontecimientos, en los que estos monstruos dormidos despertaron y trajeron consecuencias terribles para el planeta y la humanidad. 

Acá les decimos las cuatro más graves erupciones volcánicas de la historia: Las erupciones de los volcanes Vesubio, Tambora, Krakatoa, y Pinatubo.


EL MONTE VESUBIO (Italia)

Esta es una de las erupciones volcánicas más conocidas de la historia, se trata de la erupción del monte Vesubio ocurrido en el año 79 a.C., en Italia. Esta erupción tiene su terrible fama debido a que la nube de ceniza que lanzó provocó el entierro de la ciudad romana de Pompeya. La ciudad quedó cubierta bajo una capa de 25 metros de ceniza volcánica y hasta la fecha, quedan los restos de las personas que sufrieron esta nube gris casi momificados en el tiempo.

Este suceso fue registrado por Plinio el Joven en una famosa carta remitida al historiador Tácito. Dice Plinio el Joven, según el testimonio de su tío que se encontraba a unos 35 kilómetros del volcán:

"Se encontraba en Miseno al mando de la flota. El 24 de agosto, como a la séptima hora, mi madre le hace notar que ha aparecido en el cielo una nube extraña por su aspecto y tamaño. Él había tomado su acostumbrado baño de sol, había tomado luego un baño de agua fría, había comido algo tumbado y en aquellos momentos estaba estudiando; pide el calzado, sube a un lugar desde el que podía contemplarse mejor aquel prodigio. La nube surgía sin que los que miraban desde lejos no pudieran averiguar con seguridad de qué monte (luego se supo que había sido el Vesubio), mostrando un aspecto y una forma que recordaba más a un pino que a ningún otro árbol. Pues tras alzarse a gran altura como si fuese el tronco de un árbol larguísimo, se abría como en ramas; yo imagino que esto era porque había sido lanzada hacia arriba por la primera erupción; luego, cuando la fuerza de ésta había decaído, debilitada o incluso vencida por su propio peso se disipaba a lo ancho, a veces de un color blanco, otras sucio y manchado a causa de la tierra o cenizas que transportaba. A mi tío, como hombre sabio que era, le pareció que se trataba de un fenómeno importante y que merecía ser contemplado desde más cerca".


EL MONTE TAMBORA (Indonesia)


Otra erupción volcánica de grandes consecuencias ocurrió en el monte Tambora en 1815 en Indonesia, la misma que acabó con las vidas de 10 mil personas. 

Pero no sólo eso, la erupción afectó a gran parte del mundo debido a que la corriente del viento esparció las partículas de polvo volcánico por todo el planeta estropenado de este modo las cosechas dejando a la gente sin alimentos y muerta de hambre. La pérdida de las cosechas afectó a otras 90.000 personas más.

Las cenizas llegaron por ejemplo a Francia, que tuvo 1 cm de capa de ceniza. Esta erupción también provocó cambios en el clima, un año más tarde, en 1916, la época de verano de los Estados Unidos y Europa fue fría y lluviosa, en Francia específicamente, el mes de julio presentó un descenso en la temperatura de 3 grados centígrados.



EL MONTE KRAKATOA (Indonesia)

Esta es otra erupción muy conocida en la historia al igual que trágica, según cálculos, la erupción de este volcán produjo la muerte de unas 37 mil personas. 

Este desastre natural ocurrió en la isla de Sumatra en Indonesia el 26 de agosto de 1883.

Se dice que la fuerza con que estalló este volcán fue de unos 200 megatones, es decir, 10 mil veces más poderosa que la bomba atómica de Hiroshima. Este estallido produjo un gran tsunami con olas de hasta 40 metros de altura que destruyó 295 ciudades a lo largo de las costas de Java y Sumatra, gran parte de las 37 mil personas fallecidas se produjo por este tsunami.



EL MONTE PINATUBO (Filipinas)

En 1991, el volcán Pinatubo, ubicado en Filipinas erupcionó trayendo, al igual que el monte Tambora, consecuencias globales. Los gases y el material piroclástico lanzado provocaron un descenso en la temperatura media de 0,5 grados centígrados y  la destrucción de la capa de ozono aumentó considerablemente.

Por fortuna y gracias al aviso de los servicios metereológicos, en este caso, la pérdida de vidas humanas fue de 500 personas, cifra que pudo ser mayor si es que no se hubiera advertido a la población con el tiempo necesario para la evacuación. También hubo muchas perdidas materiales.


No hay comentarios: