¿CREER O NO CREER? LA PARADOJA DEL FENÓMENO OVNI


Por Percy Taira

Todos los amantes del fenómeno ovni, por supuesto, tiene como uno de sus más importantes ilusiones el de ver un objeto volador no identificado surcando los cielos. Quizá, el avistamiento de ovnis, si bien es el más común de los fenómenos en cuanto a la ufología, es también, el más escurridizo de todos. Muchos testimonios aseguran haber visto por ejemplo, un ovni, una luz como estrella moviéndose de manera irregular en el cielo, sin embargo, son pocos los que han logrado tener una cámara fotográfica al lado,  y mucho menos, una filmadora, para poder registrar este tipo de hechos.

Quizá por ello, cuando aparece un vídeo con el título “Ovni grabado en…” los amantes de este fenómeno solemos revisarlos porque, quien sabe, pueda ser la esperada prueba que nos demuestre de manera clara que el fenómeno ovni tiene un origen extraterrestre y no terrestre o climatológico. Sin embargo, muchos de estos vídeos o fotografías, suelen ser poco claros, muestran pocos detalles que los fácilmente explicables o por lo menos, cuestionables. Lo más común, como hemos mencionado, es el típico vídeo de luces en el cielo, que pueden ser Ovnis (entendido como naves extraterrestres), así como bolsas blancas en el aire, estrellas, cometas, fenómenos metereológicos, etcétera. Que si bien genera cierta suspicacia tanto en escépticos como también en los propios investigadores del fenómeno, muy pocos o ninguno, duda de su autenticidad.

Sin embargo, hay otros vídeos, grabaciones que muestran de manera clara y contundente de lo que podría ser una verdadera nave extraterrestre, en la que no sólo se pueden ver luces, sino, su forma, su tamaño, e incluso, en algunos, la estructura externa de estas naves. Curiosamente, este tipo de videos, lejos de emocionar a los expertos, generan en ellos una mayor desconfianza. Esto es lógico y se basa en la premisa de que el vídeo es “demasiado bueno para ser verdad”.

Y ciertamente que lo es.

Y es que ya no es necesario ser un experto en efectos especiales ni necesitar una gran máquina de un importante estudio de Hollywood, para que podamos crear verdaderas escenas de ciencia ficción en un vídeo de 1 ó 3 minutos. En tiempos en que la tecnología de la edición de vídeos ha “aterrizado” a los ordenadores caseros, los vídeos de grandes naves, del tipo Madre Nodriza, surcando los cielos, son cada vez más comunes y también, cada vez más “reales” y mejor hechos.

Entramos entonces en una especie de paradoja: por un lado, tenemos esos vídeos de ovnis comunes, en los que se ven luces extraordinarias “flotando” o moviéndose de manera irregular en el cielo, de los que nadie o pocos dudan de su autenticidad, y por otro lado, aquellos vídeos espectaculares, que cualquiera podría calificar como la prueba máxima de la existencia de naves extraterrestres pero que todos dudan de ellos. Pareciera ser un callejón sin salida: mientras menos espectacular el vídeo, es más verosímil pero menos claro, y mientras más espectacular, más claros pero menos creíble.

Ambas formas de pensar resulta ser perjudicial para el amante y creyente de este fenómeno, pues si en verdad son naves que surcan los cielos, por qué solo pueden ser grabados como estrellas o puntos luminosos. Y por otro lado, creer en los vídeos espectaculares como la prueba de la existencia de estas naves, no lleva al riesgo, por lo menos periodístico, de meter la pata o cometer una patinada al dar por cierto, algo que fue realizado en un ordenador.

Y en esa disyuntiva considero se encuentra actualmente en el fenómeno Ovni, en el creer o no creer. Quizá siempre fue así, pero ahora, mientras más avances tecnológicos tengamos, más difícil será ver aquella línea que divide lo real de lo ficticio, lo auténtico de lo fabricado. Y ahora me pregunto, qué pasará cuando esta “gran prueba” se produzca, es decir, cuando se pueda grabar una nave extraterrestre claramente, por ejemplo, en un campo de cultivo o aterrizando en un determinado lugar, y que de testigos sólo estén un hombre y su cámara filmadora ¿cuál será nuestra posición al ver este vídeo? ¿Credibilidad o de incredulidad? ¿Será acaso un hecho más de los tantos en que las hipótesis y las teorías envuelvan el hecho hasta desgastarlo y convertirlo en un nuevo Roswell? ¿Qué posición tomaría usted si le enseñaran mañana mismo este video?



Aquí algunos ejemplos de los últimos videos considerados fake que circulan en la web.

No hay comentarios: