EXPERIMENTOS EXTRAÑOS: FRANZ REICHELT EL HOMBRE QUE PROBÓ UN PARACAIDAS



Por Percy Taira

No sé si esto puede considerarse un experimento extraño, lo que sí es, con toda seguridad, es un experimento sumamente arriesgado. Alguna vez, a manera de broma, me pregunté cómo o quién habrá probado por primera vez el funcionamiento de un paracaídas. Esto lo decía por supuesto, como un absurdo pues evidentemente nadie en sus cabales podía llegar tan lejos, sin embargo, y para sorpresa mía, y tal vez de muchos, este hombre sí existió, y se llamó Franz Reichelt, y fue el primer hombre, empeñado como pocos, en demostrar que su invento, el paracaídas, podía funcionar.

Franz Reichelt no era un científico, ni mucho menos tenía algún conocimiento sobre el viento o sobre ingeniería que le permitiera intentar tal desafío, él era un simple sastre, pero un sastre de buen prestigio en Francia. Pues bien, se dice que este hombre en sus ratos libres se le ocurrió la idea de diseñar un traje que le permitiese al hombre volar o por lo menos planear. 

Con sus buenas artes en el cortado y cosido de la tela, diseñó este traje que se parecía mucho a las alas de un murciélago. Una vez terminado decidió probarlo pero evidentemente no era tan arriesgado como para probarlo él mismo, así que decidió hacer una primera prueba con un maniquí. Pidió permiso a las autoridades francesas y estas se lo concedieron, así todo estaba listo para que Reichelt hiciera su prueba.

La idea era: subir a la cima de la Torre Eiffel y desde allí lanzar el muñeco con el traje diseñado. Al llegar el momento, Reichelt subió a la torre, soltó el muñeco y el traje falló. El muñeco se fue contra el suelo destruyéndose por completo.

Pero esto no desanimó a Reichelt, él señaló que la falla de su prueba no se debió al traje, sino, que el muñeco no tuvo la capacidad para abrir los brazos y así, poder volar. Algo que ciertamente, un ser humano, sí podría hacer.

Es así que Franz Reichelt decidió ser él mismo quien pondría a prueba su traje volador. 

El sastre se acercó nuevamente a las autoridades francesas para pedir el permiso correspondiente, y en un primer momento, las autoridades se lo negaron, pero luego, accedieron, no sin antes hacerle firmar un documento en que dejaba constancia que las autoridades no tendrían la culpa de su muerte si es que el invento fallaba. Franz Reichelt, evidentemente, firmó aquel documento.

Todo había quedado listo la mañana de aquel 4 de febrero de 1912, unos cuantos espectadores y agentes de la policía, se hallaban en la base de la Torre Eiffel para ver los resultados del experimento de aquel hombre arriesgado. Es más, tal evento llamó la atención de filmadores que con, por lo menos, dos cámaras filmadoras, estaban listos ha registrar tan importante evento.(el vídeo de este experimento se encuentra en la parte inferior del post).

La idea esta vez fue la siguiente: Reichelt, subiría ya no a la cima, sino a la primera planta de la torre (unos 60 metros de altura) y desde allí se lanzaría. Así lo hizo, se subió a una mesa y a una silla para estar a una buena altura del lanzamiento y luego de pensarlo varias veces, decidió hacer el salto. Evidentemente, el traje no funcionó y el cuerpo de este pobre hombre se estrelló contra el pavimento lo que le provocó una muerte instantánea.Según los testigos, su caída produjo un agujero de 35 centímetros en el suelo de París.

Esta fue la historia de Franz Reichelt, un hombre, sin lugar a dudas que se atrevió a algo que nadie se hubiese atrevido hacer jamás, por lo menos, no un sastre.

Este es el vídeo de la prueba de Franz Reichelt.




3 comentarios:

Anónimo dijo...

JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA LE HUBIERA VENDIDO SU INVENTO A LOS OFICINISTAS DE LAS TORRES GEMELAS JAJA

Anónimo dijo...

no es de risas pequeno ignorante.gracias a estos valientes la humanidād ha podido consolidar y validar muchos experimentos en el tiempo.hoy las simulaciones y la informatica avanzada permite tomar menosriesgos.o como crees que el celular em quenmangenes pegado seinvento?????????????????????????????

Anónimo dijo...

Si es de risas porque ese animal de monte no era ingeniero ni físico, se puso a hacer algo que no sabía y tome pa los dulces.