EL ORNITORRINCO Y LAS SORPRESAS DE LA NATURALEZA


Por Percy Taira

El ornitorrinco es un animal que siempre ha causado mi sorpresa y admiración. Se dice que Charles Darwin quedó tan impresionado al conocer sobre la existencia de este animal que dijo: "¿Pero en qué demonios estaba pensando Dios cuando creó a esta criatura del averno?". Alguien incluso dijo que el ornitorrinco es la muestra clara de que Dios también tiene sentido del humor.

Y es que este animal es tan único como sorprendente. Es el único de los mamíferos actuales que se reproduce a través de huevos. Es venenoso, y su cuerpo, se puede decir que es una mezcla, un compendido de algunas otras criaturas de la naturaleza: tiene hocico en forma de pico de pato, una cola de castor y patas de nutria.

Tal era su forma extraña que cuando fue descubierto por primera vez en 1798 por el capitán John Hunter, segundo gobernador de Nueva Gales del Sur (Australia), envió un dibujo junto con la piel de este animal a Gran Bretaña para su estudio. Los científicos británicos de aquella época creyeron que se trataba de una broma pesada. 

Se dice, que en el círculo de científicos el ornitorrinco era llamado como "bloody creatures" o criaturas malditas, recordando la frase de Darwin, que decía que parecían provenir del infierno. 

Uno de estos científicos fue George Shaw, quien incrédulo, de que tales criaturas podrían existir, pensó que se trataba de una falsificación o la obra de un experto taxidermista chino de los que solían traficar en Europa cuerpos de dragones, aves fénix, sirenas, entre otras criaturas míticas. Se dice incluso, que Shaw, llegó a despedazar las partes del animal (pico, patas, cola) para encontrar algún pegamento, hilo, o cualquier otro detalle que revelara la broma. 

Sin embargo, luego de varios estudios, George Shaw, llegó a la conclusión de que aquel animal, no podía ser una broma y lo dio a conocer a la comunidad científica. Luego se le llamó Ornythorhunchus paradoxus (Con pico de ave y paradójico).

Repito que este ser siempre ha causado mi admiración porque es un claro ejemplo de cómo la naturaleza puede darnos estas sorpresas o estas "bromas" de vez en cuando, y cuál es la actitud, de algunos científicos cuando se encuentran con lo extraño, con lo aparentemente sobre natural.

El ornitorrinco existía y existe según los análisis posteriores desde hace por lo menos 100 mil años. Los lugareños, los nativos de Australia lo conocían, y solo se sabía de su existencia a través de leyendas y mitos, relatos que poco interesaban en ese entonces (y quizá hasta nuestros días) a la comunidad científica. 

Pero finalmente alguien tuvo la suerte de capturarlo y de enviar sus restos a los científicos para su estudio y entonces, a partir de allí, una nueva raza, un nuevo linaje de mamífero se abrió ante la ciencia, ante los zoólogos y naturalistas de todo el mundo.

Recordar al ornitorrinco, me lleva a pensar en todas estas criaturas que están por allí, en alguna selva inexpugnable, en alguna profundidad del océano, del que, los propios hombres de ciencia señalan, no conocemos casi nada, y me lleva a reflexionar si los científicos de hoy, habrán cambiado su forma de pensar ante lo extraño. Si tienen la mente abierta ante nuevos hallazgos, ante nuevos descubrimientos. 

Y me pregunto: ¿Habrá acaso en la actualidad algún resto inexplicable de algún animal escondido u olvidado en alguna universidad, en algún centro científico, que solo puede ser explicado a través de los mitos y leyendas?, ¿acaso toda leyenda o mito, de aquella línea de estudio llamada criptozoología, son las realidades futuras de una nueva especie de animal aún no encontrada?

Y para terminar ¿Qué otra sorpresa de la naturaleza nos queda aún para descubrir en los próximos años?, ¿cuál será el próximo "ornitorrinco" de nuestro siglo?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

qe broma ni broma. con lo bonito que es,vamo!
mi ornitorrinco querido..
pd: tequiero perry :)

Percy Taira dijo...

Pues sí, el ornitorrinco es un animal bonito y extraordinario, qué duda cabe.