14 DE FEBRERO, EL DÍA QUE NOS SALVAMOS DE LOS EFECTOS DE UNA GRAN TORMENTA SOLAR


Muchos no lo sabían (y hasta ahora no lo saben) pero el 14 de febrero de este año, cuando muchas personas en el mundo celebraban el Día de San Valentín, nuestro astro rey el Sol, realizó una de sus más grandes tormentas solares registradas en los últimos cuatro años. Sin embargo, esta tormenta solar no afectó a la Tierra ¿por qué? Por pura suerte.

Aquel "Día del amor y la amistad", la sonda SDO (Solar Dynamics Observatory) de la NASA, fue testigo de un potente erupción solar que apuntaba directamente a la Tierra, esta llamarada masiva de clase X (la más potente que puede emitir el Sol) se produjo pero no tuvo los efectos negativos que muchos científicos esperaban sobre el planeta, sobre todo en las comunicaciones y la electricidad.

La razón, es que según los expertos fue una cuestión del azar, pues toda la energía enviada por el SOl se desvió hacia los polos de la Tierra y no la golpeó de manera directa. Los científicos aún no saben cómo determinar la dirección del campo magnético del plasma que suelta el Sol, y sólo pueden determinarlo una vez este impacte contra la Tierra.

Lo que sí produjo esta tormenta solar en nuestro planeta fue una serie espectacular de auroras boreales que se pudo ver en region como Alaska, Canadá o Finlandia.

GRAN TORMENTA SOLAR PARA EL 2013
No obstante, la gran tormenta solar, al parecer aún está por venir. Tanto la Agencia Espacial estadounidense (NASA) como la Unión Europea, han señalado en distintos informes que se espera un gran tormenta solar para el 2013. En el caso de la Comisión Europea, ha advertido que, de golpear a la Tierra, esta tormenta solar podría tener consecuencias catastróficas en las telecomunicaciones, la electricidad, el sistema financiero, transportes aéreos y marítimos o redes de suministros básicos para la ciudadanía.

No hay comentarios: