EL MISTERIOSO “11.11.11”. PROFECÍAS, COINCIDENCIAS Y SUCESOS REALES

Por: Alex Albornoz

Miedo y temor, especulaciones y sucesos ante la llegada de esta fecha. Una coincidencia en el almanaque que solo ocurre una vez cada 100 años. El 11.11.11 es pues un número capicúa envuelto en una sabana de misterio que tiene que ver básicamente con el final de nuestros días o también con el inicio de una nuera era, estrictamente en el sentido astral. Esto que parece un extracto de una novela de ficción, ha tomado ciertamente mucha fuerza con el correr de los meses, gracias a los distintos amigos defensores de las más variopintas ramas del misterio que señalan que algo va a ocurrir este viernes 11 de noviembre. 

Precisamente porque dicen que el número 11 representa, en la historia de la humanidad, momentos de extrema gravedad y peligro. Si bien el 2012 es el año del Apocalipsis, para muchos la fecha se ha adelantado y es éste será el momento final.

De hecho este tipo de premonición en torno a una misma idea (fin del mundo) que el mismo ser humano infla desmedidamente, no es inusual, bien lo dice el eminente científico Richard Dawkins quien introdujera el concepto de los “memes sociales”, que son ideas que se van formando, que la gente como grupo va inventando y creando y que luego a fuerza de repetirse tantas veces, se convierten en las denominadas falsas verdades como ha ocurrido cientos de veces a lo largo de la historia de la humanidad.

Por eso mismo el 11.11.11 trae consigo un abanico de especulaciones que tienen sus bases no solo en las profecías, sino también en simples coincidencias y sucesos o hechos reales. Precisamente porque la fecha 11 ha estado históricamente cargada de significados, es un lapso de tiempo que se encuentra fuera del marco temporal, así se lo conoce en la mayoría de las culturas señalan muchos. Cierto o no, por ejemplo se sabe que el armisticio de la Primera Guerra Mundial se firmó a las 11H00 de la mañana del 11 de noviembre de 1918. ¿Curioso?

Bueno detallemos también que el numero 11 está ligado a sucesos reales, recordando podemos citar el gran eclipse (el último del milenio) del 11 de agosto de 1999, suceso que fuera enmarcado como la gran señal profetizada, no solo por Nostradamus, sino también por los mayas y los Hopi. De hecho los mayas hablan de un periodo de 20 años que denominan “el tiempo del NO-TIEMPO”, en el cual ocurrirían grandes cambios. Es decir el eclipse del sol del día 11 de agosto de 1999, es la fecha que marco el principio del cambio y la prueba definitiva para el ser humano. Precisamente el polémico Nostradamus lo cita en una de sus famosas cuartetas. “En el año 1999 siete meses / del cielo vendrá un gran rey del terror / a resucitar al gran rey de angolmois / antes y después, Marte reinará con dicha”. 

Pero eso no es lo único, ya que otras teorías relacionan al número 11 con un simbolismo que le adjudican en la historia moderna occidental, una seguidilla de postulados y especulaciones como que la frase fin del mundo tiene 11 letras, la caída de las Torres Gemelas fue un 11 de septiembre de 2001 (9/11. 9+1+1=11), el 11 de septiembre es el día 254 del calendario (2+5+4=11); el 11 de enero del 2010 un terremoto sacudió Haití; el 11 de marzo del 2011 Japón fue sacudido por un terremoto y posterior tsunami. El atentado en Madrid se produjo el 11 de Marzo (del 03) de 2004. Si sumamos las cifras (1+1+0+3+2+0+0+4) = 11. No es todo, sigamos, también coincidentemente hay 12 horas diurnas y 12 nocturnas: de las horas diurnas la última, la número 11, es la que corresponde al ocaso; y de las nocturnas la número 11 es la que está antes del amanecer, ambas horas son las más oscuras de todas. Y por si fuera poco 11 es la diferencia entre los 365 días de nuestro calendario y los 354 días del calendario lunar.

Por otro lado sucesos astronómicos también han servido para relacionar y dar fuerza a esta fatídica fecha. El cometa Elenin, que acabo por desintegrarse fue uno de los preferidos por los apocalípticos, como el conocido predicador Harold Camping, quien anunciara que la Tierra se destruiría el pasado 21 de mayo, luego el 27 de setiembre para terminar refugiándose en este próximo 11 de noviembre. Cometa al que se le sindico apocalíptico, porque llegaría en el 2012 y destruiría el planeta al invertir los polos y su magnetismo. Cosa que no ocurrió y que ahora tiene como principal reemplazante al reciente asteroide de 400 metros de envergadura, el 2005 YU55, que pasó esta semana entre la Tierra y la Luna a unos 324.000 kilómetros de nuestro planeta y al que lo sindican como un eminente peligro, quizás a manifestarse este viernes 11.
Pero el 11 también está ligado a otras ramas y creencias, por ejemplo:

En el sentido “religioso”
El número 11 nunca se nombra en las Sagradas Escrituras cristianas por ser considerado el número del pecado (por ejemplo, son 11 los discípulos de Jesús tras la traición de Judas). Como si esto fuera poco, además, el número 11 está debajo del 12, el número perfecto, y simboliza de esa manera la imperfección. Además el 11 tiene un significado especial. El árbol de la vida indica que lo divino se desarrolla en diez emanaciones en este mundo, diez sephirot, pero hay una decimoprimera sephirá que es llamada Daat, o del Conocimiento, y que representa la fruta prohibida que comieron Adán y Eva en el paraíso. Así mismo el 10 en la teología representa una perspectiva humana, y el 12 una perspectiva cósmica y curiosamente, el capítulo once del Génesis en la Biblia es el referido a la Torre de Babel.
Mientras que en el Quoran, el libro sagrado islamita, se puede leer en la estrofa 9.11 (9+1+1=11): “Porque se ha escrito que el hijo de Arabia despertará a una terrible Águila. La fuerza del Águila se sentirá por todas las tierras de Allah, mientras algunas personas temblarán en desesperación pero en el fondo se alegrarán: porque la fuerza del Águila limpiará las tierras de Allah y abra paz.”

En el sentido “alienígena”
Los grupos llamados de “contacto” extraterrestre avisan la posibilidad de aprovechar la fecha para entrar en lo que llaman el Portal 11 11 que según creen les permitirá comunicarse con seres de otras dimensiones y elevar la frecuencia vibratoria del planeta.

Y en el sentido “esotérico”
Algunos atribuyen al número once poderes paranormales que proporcionan un canal de comunicación con el subconsciente. Otros sostienen que el once representa la dualidad del bien y del mal en la humanidad. Pero también dicen que la fecha marca todo un conjunto de señales que muchas personas en el mundo quieren aprovechar mediante ceremonias, danzas, rezos o sesiones de meditación.

Seguir citando tan polémica fecha sería interminable, lo cierto es que la ciencia ha dicho que el fin de los tiempos llegara pero en otra fecha, no precisamente este viernes 11 de noviembre, sino que se calcula que esto ocurrirá de aquí a unos cuantos billones de años como describiera de forma magistral el desaparecido astrónomo y astrofísico Carl Sagan en su obra Cosmos:

“Dentro de varios miles de millones de años habrá un día perfecto. Entonces, a partir de un período de millones de años el Sol comenzará a hincharse, la Tierra se calentará, la mayoría de las formas de vida desaparecerán, el mar se retirará dejando libres las costas, los océanos comenzarán a evaporarse y la atmósfera escapará al espacio. A medida que el Sol avance hacia una gran estrella roja y gigantesca, la Tierra se secará, quedará árida, sin aire.
Eventualmente el Sol tragará nuestro mundo y todo habrá acabado esto podría ocurrir, pero no precisamente este año 2011, ni el próximo sino posiblemente en unos cuantos millones de millones de años. Entonces ¿Qué crees que pasará este viernes 11 de noviembre?

No hay comentarios: